JULES VERNE

JULES VERNE

martes, 27 de febrero de 2018

Curiosidades sobre La vuelta al mundo en ochenta días de Julio Verne

Curiosidades sobre La vuelta al mundo en ochenta días de Julio Verne
Publicado por María Merino 12 de diciembre de 2017


Una de las novelas que se ha convertido en un gran clásico
de la literatura universal es La vuelta al mundo en
ochenta días (1872) de Julio Verne. Obra de aventuras
sobre la que se ha escrito mucho, que ha tenido adaptaciones
cinematográficas y que incluso se ha llevado a la pequeña
pantalla en formato de serie.
Sin embargo, a pesar de todo eso y de ser conocidísima, son
varias las curiosidades que existen en torno a la misma y que
no han llegado al gran público. ¿Quieres descubrir algunas?
Te las presentamos a continuación:
1.   En un primer momento no se publicó como novela
sino que lo hizo en forma de entregas en uno de los
diarios más importantes de París como era Le Temps.
Exactamente se presentó así desde el 7 de noviembre
hasta el 22 de diciembre de 1872. Hubo que esperar un
año para que finalmente se lanzara al mercado literario
en forma de libro.
2.   Generó un gran éxito desde sus primeras entregas. Tanto
es así que en la capital francesa había quienes hacían apuestas
sobre si el protagonista, Phileas Fogg, sería capaz o no de
cumplir su aventura.
3.   Una de las mayores curiosidades sobre La vuelta al mundo
en ochenta días es que se ha generalizado la publicación
de la misma teniendo como portada a su protagonista viajando
en globo. Sin embargo, en la novela jamás utiliza ese medio
de transporte. Hay dos teorías sobre ese error. Una dice que
es debido a que se confunde con una obra anterior de Verne
titulada Cinco semanas en globo. Otra establece que la culpable
es la adaptación cinematográfica del año 1956 donde sí es
utilizado como medio de transporte.
4.   Aunque se piensa que el viaje que realiza el protagonista
es por todo el mundo no es así. En concreto, salvo la
excepción de Japón, transcurre por países donde
el Imperio Británico había tenido o tenía presencia.
5.   En la creación de esta obra, su autor trabajaba hasta
16 horas al día. Hasta tal punto llegó su agotamiento que
eso le provocó una parálisis facial que tendría de por vida.
6.   Sin lugar a dudas, una de las curiosidades más
sorprendentes de esta obra fue su primera representación
teatral. Se sabe que Verne quiso probar realmente a viajar
en el elefante que iba a aparecer en escena. Sin embargo,
al hacerlo parte del escenario se hundió y el animal se asustó
tanto que salió corriendo despavorido. Su domador tuvo que
perseguirle y solo le pudo alcanzar un kilómetro después,
concretamente en la zona de Tullerías.
7.   ¿Sabías que el nombre del fiel ayudante de Fogg, Jean
Passepartout, significa “picaporte”?
8.   Julio Verne se vio metido de lleno en un proceso legal
con Édouard Cadol pues este pretendía coautor de la obra
en una adaptación teatral. Finalmente llegaron a un
acuerdo y eso hizo que el demandante obtuviera una
gran cantidad de derechos sobre el trabajo.
9.   La película citada que la llevó a la gran pantalla
no solo fue un enorme éxito sino que tuvo la particularidad
de incluir en su reparto a una larga lista de afamados actores
que quisieron realizar un cameo. Entre esos estaban
desde Frank Sinatra hasta Buster Keaton pasando por
Marlene Dietrich, por ejemplo.



Publicar un comentario