JULES VERNE

JULES VERNE

viernes, 22 de marzo de 2019

LAMINA DE DOS AÑOS DE VACACIONES


El 24 de marzo de 1905 falleció Julio Verne

El 24 de marzo de 1905 falleció Julio Verne

Jules Gabriel Verne (Nantes, 8 de febrero
de 1828 – Amiens, 24 de marzo de 1905),
conocido en los países de lengua española
como Julio Verne fue un escritor francés
de novelas de aventuras. Es considerado
junto a H. G. Wells uno de los padres
de la ciencia ficción. Es el segundo autor
más traducido de todos los tiempos,
después de Agatha Christie, con 4185 traducciones.

Licencia : Creative Commons

Verne. Hoy 24 de marzo de 1905 fallece el escritor Julio Verne, el segundo autor más traducido de todos los tiempos, después de Agatha Christie, con 4185 traducciones.

Verne. Hoy 24 de marzo de 1905 fallece
el escritor Julio Verne, el segundo
autor más traducido de todos
los tiempos, después de Agatha Christie,
con 4185 traducciones.
·          Verne. Hoy 24 de marzo de 1905 fallece el escritor
Julio Verne, el segundo autor más traducido de todos
los tiempos, después de Agatha Christie,
con 4185 traducciones.
Nació el 8 de febrero de 1828 y murió
el 24 de marzo de 1905.
Jules Gabriel Verne (Nantes, 8 de febrero
de 1828-Amiens, 24 de marzo de 1905),
conocido en los países de lengua española
como Julio Verne, fue un escritor, poeta y
dramaturgo francés célebre por sus novelas
de aventuras y por su profunda influencia
en el género literario de la ciencia ficción.
Estudió filosofía y retórica en su ciudad natal
y viajó a París para estudiar Leyes. En 1848
comenzó a escribir algunos sonetos y textos
teatrales y dos años más tarde aprobó
su tesis doctoral en Derecho.
Sus inicios literarios fueron difíciles, pues
sus piezas de teatro no tuvieron gran repercusión.
Trabajó como secretario en el Theatre Lyrique y,
tras publicar años relatos, en 1857
se hizo agente de bolsa y empezó
a viajar, visitando Inglaterra, Escocia y
Escandinavia. No dejó de escribir en esta época.
El editor Hetzel se interesó por sus textos,
y en 1863 publicó Cinco semanas en globo,
obra que gozó de gran éxito y lo estimuló
a proseguir con la temática fantástica y
de aventuras. A raíz de su colaboración regular
con Hetzel en la revista MAgasin d’education
et de recréation, en poco tiempo alcanzó gran celebridad.
Gracias a sus numerosos viajes por Europa,
África y América del Norte, adquirió conocimientos
geográficos que, unidos a su entusiasmo
por la revolución tecnológica e industrial,
le llevaron a especializarse en relatos
de aventura de corte científico. Supo combinar
una prosa ligera y amenaza con una enorme
facilidad para crear situaciones desbordantes
de imaginación e ingenio.
En la redacción de Viaje al centro de la tierra
(1864) aplicó sus conocimientos sobre geología,
mineralogía y paleontología, mostrando
su asombrosa intuición científica que maravilló
a los expertos. La publicación de su tercer
gran libro, De la Tierra a la Luna
en 1865, despertó un entusiasmo extraordinario
por los viajes espaciales. Con el mismo interés
fue recibida La vuelta al mundo
en ochenta días (1873), publicada por entregas.
De sus numerosísimos libros, Veinte mil leguas
de viaje submarino (1870) es tal vez uno
de los que mejor ha conservado su poderoso
atractivo. Su protagonista, el capitán
Nemo, comandante del submarino
Nautilus, es un misterioso y solitario
proscrito, quizá un trasunto del propio
Verne. Ambos, solos e incomprendidos,
refugiados tras el disimulo y el secreto
y de pensamiento radicalmente liberal,
luchar por la liberación de los pueblos
oprimidos, mostrando un profundo rechazo
por la sociedad convencional y adocenada.
Escribió obras de gran éxito como
Las aventuras del capitán Hatteras
(1866), Los hijos del capitán Grant y
En torno a la luna, la isla misteriosa,
Miguel Strogoff, un capitán de quince
años, las tribulaciones de un chino
en China, El faro del fin del mundo y
Los viajes del capitán Cook.
Desde 1872 se afincó en Amines hasta
su muerte, en 1905. Sus textos se popularizaron
con rapidez y quedaron entre los grandes
clásicos de la literatura infantil y juvenil
del siglo XX. De su obra póstuma
destacan El eterno Adán (1910)
o La extraordinaria aventura de la misión
Barsac (1920), en las que se muestra
un Verne más profundo y escéptico con
las consecuencias que podía acarrear el progreso.
Es el segundo autor más traducido
de todos los tiempos, después
de Agatha Christie, con 4185 traducciones.
Algunas de sus obras han sido adaptadas al cine.
Predijo con gran exactitud en sus relatos
fantásticos la aparición de algunos
de los productos generados por
el avance tecnológico del siglo XX,
como la televisión, los helicópteros,
los submarinos o las naves espaciales.
Fue condecorado con la Legión de
Honor francesa por sus aportaciones
a la educación y a la ciencia.

¿Un libro escrito hace 150 años sigue dándoles miedo?

¿Un libro escrito hace 150 años

sigue dándoles miedo?

13 marzo 2019

Gracias a «Libros Libres» sale a la venta en España

«El conde de Chanteleine», de Julio Verne


Desde Cherburgo, bella ciudad portuaria situada
en La Mancha, dentro de la Región de la
Baja Normandía, en el norte francés
mi interlocutora me formula la pregunta
con la que titulo el post: ¿Un libro escrito
hace 150 años sigue dándoles miedo?
Ninguno de los dos sabíamos de la existencia
de Le comte de Chanteleine de Julio Verne
hasta que le reenvíe el completo artículo
que publicó en nuestro medio
Carmelo López-Arias:
Y la pregunta del título del post viene por el resumen
que Magellan & Cie hace de su publicación:
«Una novela inesperada de Julio Verne. Sucede
en Francia, no habla de lejanas aventuras
ni de complejos inventos. Es una novela
histórica, que aborda las guerras de Vendée
y las horas oscuras de la Primera República
durante la Revolución Francesa. Seguimos
las aventuras del Conde de Chanteleine,
del lado de los vencidos, las fuerzas monárquicas.
Perseguido por los "bleus", perdió a su esposa,
su castillo, y fue en busca de su hija
desaparecida. Pero todo el interés del libro
es precisamente no limitar a Bretaña
al papel de una tierra de resistencia
conservadora. Un homenaje al Finisterre.
Las páginas dedicadas a la descripción
de la región son de verdadera precisión
y belleza. El lector tiene la impresión
de acompañar a los personajes en sus
expediciones y paseos por la costa. El libro
refleja no solo el apego del autor a su
Bretaña original, sino también el potencial
épico de una región marítima elegida
por su entorno donde se desatan los elementos».
Nuestra lectora apuntilla "al leerla [la reseña]
me pareció que yo no había leído el mismo
libro. La ficha no dice cosas falsas, pero
faltan cosas. Y entre nosotros
¿por  qué leer este libro si su interés
es esencialmente geográfico, sobre
todo en el siglo XXI cuando con Google,
Internet, etc. o con su coche se puede
ir a visitar Bretaña... Pero, pero, buena
táctica de venta, ya que Jules Verne
fue considerado como el arquetipo
de la literatura  republicana, el “scientisme”,
contra el oscurantismo, etc. la enseñanza
pública para todos contra la de los curas
para sólo las familias acomodadas, bueno,
la propaganda de siempre. ¿Un libro escrito
hace 150 años sigue dándoles miedo?
¿O sólo piensan que hablar de religión
no va a ser vendedor en el siglo XXI?
LIBROSLIBRES
LibrosLibres es una editorial líder en su nicho
de mercado, especializada en el libro
de actualidad e impacto, el ensayo
político, la divulgación histórica y la narrativa
de tipo “best seller”. Algunos de nuestros
títulos han figurado en el Top Ten de los más
vendidos en España.
Ahora llega esta genialidad:

El conde de Chanteleine de Julio Verne es
una novela casi inédita tras vetarla su editor
por atacar la Revolución Francesa. Fue publicada
en tres entregas, de octubre a diciembre
de 1864, en el mensual literario parisino
Musée des familles, justo cuando arrancaba
la carrera triunfal de Julio Verne, quien ya había
dado a la imprenta su primer gran éxito, Cinco semanas el globo.
Años después, siendo ya una celebridad, Verne
quiso editarlo como libro. Su editor, Pierre-Jules Hetzel,
no quiso hacerlo. Esta decisión tuvo efectos
duraderos, pues la obra continuó inédita en
francés en forma de libro hasta 1971, y como
volumen separado hasta 1994. En España
se editó en 1870 y posteriormente hubo alguna
edición reducida o como opúsculo en los años 40.
El veto de Hetzel había tenido razones
ideológicas, pues él era un activo militante
de la ideología revolucionaria y la novela
reivindicaba el alzamiento católico y monárquico
de la región de La Vendée, en 1793, contra
el régimen de Terror de la Revolución Francesa.
Fue una rebelión básicamente campesina,
apoyada por la aristocracia local. El Comité
de Salud Pública se vengó poniendo en marcha
el primer genocidio sistemático de la era
moderna. Estos acontecimientos fueron silenciados
durante dos siglos por la historiografía oficial francesa.
Más allá de esos condicionantes, El conde de
Chanteleine es una excelente novela
de acción y aventuras, con todos los ingredientes
propios del sello inconfundible de su autor.
Se puede comprar aquí:
Mi opinión...
...escribe nuestra lectora desde Francia (y la mía,
después de leerlo):
1. En mi opinión, sería bueno tener cerca
un mapa con detalles del Oeste de Francia,
ya que se dan muchos nombres de ciudades
y municipios, que no es fácil seguir geográficamente
hablando, si no se conocen muy bien
las regiones evocadas... para tratar de entender
donde sucede la escena, a dónde van los héroes, etc.
2. Se habla bastante sucinta pero suficientemente
de la guerra civil con Charette y otros jefes
contra-revolucionarios años 1793-94, es sobre
todo el prólogo a lo que viene después.
- Después, Julio Verne habla, ya que la guerra
resulta perdida, del conde y su hermano de leche
que tratan de regresar al castillo de Chanteleine
que se encuentra en la península sur de Bretaña.
- Los siguientes capítulos hablan de la supervivencia
de los diferentes héroes, entre los bretones
católicos y fieles a la Fe de sus antepasados, y los demás.
Mi visión de la historia: el autor da una importancia
muy significativa a las figuras de los sacerdotes
que son fieles o “jureurs” (juramentados).
Julio Verne muestra también muy bien que,
en la Bretaña considerada como muy católica, hubo
una parte muy importante de la población
que fue partidaria de la revolución y que
luchó contra los católicos. Un detalle interesante
que explica bastante cosas de las épocas post-revolución.
En conclusión sobre “El conde de Chanteleine”,
es un libro muy interesante, libro de “aventura”
con los buenos y los malos, las peripecias
dramáticas y más de novela, y un libro de
"historia” con cronología. Es también un libro
de un católico que nos muestra bien
muy bien el verdadero objetivo de la revolución,
había que destruir la religión católica y en particular
a los sacerdotes (el autor no lo dice directamente,
sino que nos lo hacer pensar al dar tanta
importancia a los sacerdotes en la historia).
¡Y se explica muy bien que el editor Hetzel
no aceptó una nueva edición del libro durante
la Tercera República francesa tan anticlerical
y masónica (pleonasmo)!
Ánimo y a leerla. Un último apunte: la tumba de Verne
Escribe Cristian Tello que «la tumba de Julio Verne
se halla en el cementerio La Madeleine
en Amiens (Francia). En ella se aprecia
el monumento del escultor Albert-Dominique
Roze (1861-1952), amigo de Julio Verne,
quien la había esculpido a petición del propio
escritor que ya presagiaba su muerte.
En ella se observa a Verne emergiendo
de su tumba y levantando su brazo derecho
con la mirada al cielo. CREO EN LA VIDA
ETERNA. La escultura fue bautizada
con el título Hacia la inmortalidad
y la eterna juventud.