JULES VERNE

JULES VERNE

domingo, 16 de julio de 2017

Macron sella su amistad con Trump en el día de la fiesta nacional francesa



Macron sella su amistad con Trump en el día de la fiesta nacional francesa
Julio 14, 2017 12:01
TIEMPO DE LECTURA: 4 MINUTOS
El estadounidense le dio otro de sus apretones de mano eternos


AFP / CHRTrump y Macron conversan durante el desfile militar del Día de la Bastilla


El presidente estadounidense Donald Trump y el francés Emmanuel Macron asistieron juntos este viernes en París al tradicional desfile militar del 14 de julio, poniendo el broche final a una visita que selló una alianza que "nada separará jamás", según dijo el mandatario galo.
Trump fue el invitado de honor de las celebraciones por la fiesta nacional francesa en recuerdo a la toma de la Bastilla, que este año conmemoraro también el centenario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.
Macron dijo que Francia encontró a lo largo de su historia "aliados sólidos, amigos que vinieron a auxiliarnos" y "Estados Unidos figura entre ellos. "Es por eso que nada nos separará jamás", declaró el presidente francés junto a Trump en un discurso al cierre del desfile.
"Fue un gran honor representar a Estados Unidos en el magnífico desfile de #BastilleDay", escribió por su parte Trump en Twitter al cierre de una visita a Francia de dos días. "Felicidades Presidente @EmmanuelMacron!", añadió, antes de tomar un avión de regreso a Washington.
El encuentro por momentos pareció un extravagante despliegue de amistad entre ambos jefes de estado, en un momento en el que Trump y Estados Unidos parecen alejarse del resto de Europa y Occidente. Muchas de las cosas que pasaron en la visita de 48 horas sirvieron para alimentar durante todo el día a las redes sociales, incluidos los elogios de Trump a Brigitte Macron, un desfile militar con música de Daft Punk y uno de los clásicos apretones de manos extraños y prolongados que ya son una marca registrada de Trum.
En honor a este aniversario, los "Sammies" -el nombre con el que se designaba a los soldados estadounidenses en referencia al 'Tío Sam'- abrieron el desfile en el que participaron 3.720 militares, 211 vehículos, 241 caballos, 63 aviones y 29 helicópteros.
Pero las celebraciones estuvieron también teñidas de duelo, un año después de una masacre yihadista en la ciudad mediterránea de Niza, donde el pasado 14 de julio un hombre embistió con un camión a una multitud, matando a 86 personas.
La prensa también recuerda que muchos parisinos no estaban de acuerdo con la visita de Trump a las festividades.
En momentos en que Trump se encuentra aislado en la escena internacional, Macron extendió la alfombra roja al magnate inmobiliario, con quien espera mejorar las relaciones e incluso convencerlo de que cambie de opinión sobre su retiro del acuerdo de París sobre el clima.
Trump, que quiere renegociar el acuerdo, dijo el jueves tras conversar con Macron que "algo podría pasar respecto al acuerdo de París", sin dar más detalles. "Veamos qué pasa", agregó.
Trump reconoció en su Twitter que tuvo "importantes conversaciones" con Macron en temas como los acuerdos comerciales, militares y de seguridad.
Ambos mandatarios disfrutaron de una "cena entre amigos" el jueves en el mítico restaurante gastronómico de la Torre Eiffel, Le Jules Verne, junto a sus esposas, Melania Trump y Brigitte Macron, desde donde pudieron admirar desde lo alto la Ciudad Luz.
Trump calificó sus relaciones de "inquebrantables". A pesar de sus diferencias sobre la lucha contra el cambio climático y el comercio, los dos líderes se centraron en su estrecha cooperación en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak durante su encuentro.
Asimismo, la prensa internacional lo observó como un matiz en la estrategia confrontativa de Macron ante países como Estados Unidos y Rusia. "Cómo ganar un amigo e influenciar a un presidente", tituló la CNN en una nota sobre el amistoso encuentro entre ambos matrimonios presidenciales.
Macron parece decidido a lograr que Estados Unidos no se separe tanto del resto del bloque occidental y la cálida recepción llena de guiños entre ambos presidentes parece apuntar en ese sentido.
Heridas abiertas en Niza
Tras las celebraciones en París, Macron viajaba a la ciudad de Niza para las conmemoraciones del primer aniversario del atentado en el que un extremista tunecino embistió a personas que celebraban en familia la fiesta nacional.
En menos de tres minutos, 86 personas, incluidos 15 niños, murieron arrollados y otras 450 resultaron heridas.
Este año, en lugar del tradicional espectáculo de fuegos artificiales en el Paseo de los Ingleses, la célebre avenida marítima de Niza donde se produjo el sangriento ataque, habrá velas, un libro de oro y un discurso solemne del presidente Macron.

http://www.dw.com/es/trump-en-par%C3%ADs/av-39682866




Publicar un comentario