JULES VERNE

JULES VERNE

lunes, 29 de mayo de 2017

Julio Verne: cuando la literatura se anticipa a la ciencia

Julio Verne: cuando la literatura se anticipa a la ciencia
0
Lo más sorprendente de Julio Verne es que no solamente desplegó una increíble imaginación en sus textos, sino que con sus argumentos se anticipó varios años a grandes inventos y descubrimientos del hombre.
Biografía de Julio Verne en biografiasyvidas.com
El escritor francés Julio Gabriel Verne nació en 1828 y murió en 1905. Vio cambiar el mundo delante de sus ojos y quedó deslumbrado ante los conocimientos que el hombre adquiría gracias a la ciencia. Todo esto quedó plasmado en sus muchas novelas, con las cuales dio nacimiento a un género literario: la ciencia ficción. Se lo considera el padre del género, junto con el inglés H. G. Wells, y es uno de los autores más traducidos de todos los tiempos.
Entre sus novelas más conocidas podemos destacar Viaje al centro de la Tierra, De la Tierra a la Luna, Veinte mil leguas de viaje submarino, La vuelta al mundo en 80 días y La isla misteriosa, todas las cuales fueron escritas entre 1864 y 1875.
Los grandes viajes
Verne escribió sobre viajes al espacio, aeronavegación y viaje submarino mucho antes de que se pusieran en práctica. Veinte mil leguas de viaje submarino describe el recorrido del Nautilus, un barco submarino bajo el mando del Capitán Nemo. Si bien este tipo de embarcaciones ya habían sido planteadas teóricamente y se había experimentado con ellas, sólo se los utilizó de manera extensiva a partir de la Primera Guerra Mundial, más de cuarenta años después de la publicación de la novela de Verne.
Asimismo ocurrió con De la Tierra a la Luna. En la novela, tres tripulantes son literalmente arrojados hacia la Luna en un cañón. Verne se las ingenió para hacer algunos cálculos que resultaron muy acertados cuando, más de un siglo después, el hombre se posó sobre la superficie lunar. La tripulación de la nave fue de tres personas, tanto en el libro como en la realidad. Las dimensiones de ambos proyectiles eran muy cercanas y tanto en la imaginación de Verne como en 1969, los lanzamientos salieron de Florida. Un detalle muy curioso es que el cañón del libro se llama el Columbiad, y Columbia se llamó el módulo de comando del Apolo XI.
Otras predicciones
Las novelas de Julio Verne, en general, se caracterizaron por anticipar con bastante precisión los tiempos modernos. Por ejemplo, en su novela París en el siglo XX –una “novela perdida”, escrita en 1863 y publicada solamente hace unos veinte años, cuando el bisnieto del autor encontró el manuscrito- Verne anticipa muchos electrodomésticos y descubrimientos científicos, tales como el aire acondicionado, los rascacielos, los automóviles a gasolina, las calculadoras, los elevadores, la televisión y hasta Internet (como una red mundial de comunicación “telegráfica”).


Publicar un comentario