JULES VERNE

JULES VERNE

lunes, 3 de abril de 2017

De la Tierra a la Luna, de Julio Verne

·         CIENCIA FICCIÓN,
·         LIBROS GRATIS,
·         NOVELA
De la Tierra a la Luna, de Julio Verne
De la Tierra a la Luna es una de las obras más populares de Julio Verne, tanto por su atrapante trama como por el enorme halo visionario del que está dotada, adelantándose en el tiempo a sucesos que luego se dieron de forma muy similar a la relatada.
Jorge Sahores 09 MAY 08
·         18Comentar

Puedes leer aquí De la Tierra a la Luna, una de las obras más populares de Jules Verne.
Se trata de una novela que combina el espíritu científico con la sátira, publicada en 1865, tendría su continuación, Alrededor de la Luna, en 1870.
La obra aborda el ambicioso proyecto de enviar un objeto a la Luna, exponiendo todos los pormenores con una detallada base científica.
Con el fin de la fraticida Guerra de Secesión estadounidense, los miembros del Gun Club, constructores de cañones, descubren que no tienen una misión a la cual abocarse. Impey Barbicane, presidente de la asociación decide ocupar a los miembros en la fabricación de un cañón gigante para enviar un proyectil a la Luna. Con la ayuda del secretario, J. T. Maston, y el apoyo del observatorio astronómico de Cambridge, comienzan a diseñar las características del cañón, la forma y tamaño del proyectil, la clase y cantidad de pólvora, la ubicación del sitio de lanzamiento, y la financiación del proyecto.

Nicholl, enemigo declarado de Barbicane, y una eminencia en la construcción de proyectiles, objeta la idea desde un comienzo. Obtenidos los fondos, y forjado el gigantesco cañón en Florida, el francés Michel Ardan, se suma para viajar en el proyectil, y convence a Barbicane y Nicholl, de poner a un lado sus disputas y viajar con él a la Luna.
Jules Gabriel Verne nació el 8 de febrero de la unión de Pierre Verne, un abogado, y Sophie-Henriette Allotte de la Fuÿe, en la pujante ciudad portuaria de Nantes, al oeste de Francia. El menor de cinco hijos, pasó sus primeros años con sus padres en su casa. La familia solía vacacionar en una quinta a las afueras de la ciudad, en lo bancos del río Loire. Jules y su hermano Paul, con quien tenía una relación muy afectuosa, usualmente rentaban un bote. El avistamiento de numerosos barcos navegando el río disparó la imaginación de Jules, como describe en la historia corta autobiográfica Souvenirs d’Enfance et de Jeunesse (Recuerdos de la Infancia y Juventud). Cuando Jules contaba con nueve años, él y Paul fueron enviados al internado Saint Donatien. Como niño, desarrolló un gran interés en viajes y exploraciones, una pasión que exhibió como escritor de historias de aventuras y ciencia ficción.

En el internado, Verne estudió latín, el cual usaría en su historia breve Le Mariage de Monsieur Anselme des Tilleuls (El Casamiento del Señor Anselme de Tilleuls) a mediados de los ‘50. Uno de sus maestros puede haber sido el inventor francés Brutus de Villeroi, profesor de dibujo y matemáticas en Saint Donatien en 1842, y que luego cobró fama mundial por crear el primer submarino de la marina estadounidense, el USS Alligator. De Villeroi puede haber inspirado el diseño conceptual del Nautilus en 20.000 Leguas de Viaje Submarino, si bien no hay registro acerca de intercambios directos entre ambos.

NEMO
Luego de completar sus estudios en el liceo, Jules Verne se trasladó a Paris para estudiar derecho. Cerca de 1848, conjuntamente con Michel Carré, comenzó a escribir libretos para operetas. Durante algunos años su atención se dividió entre el teatro y el trabajo, pero algunas historias de viajes que escribió para el Musée des Familles le reveló su verdadero talento: el relato de apasionantes y extraños viajes y aventuras, a los cuales una hábil y detallada base científica y geográfica les daba una pátina de verosimilitud.
Cuando el padre de Verne descubrió que éste escribía en ligar de estudiar derecho, inmediatamente le retiró su ayuda financiera. Verne se vio forzado a mantenerse a sí mismo oficiando como corredor de bolsa, algo que odiaba, pero lo cual, de alguna manera, hacía con gran éxito. Durante este período conoció a Alejandro Dumas padre, y Víctor Hugo, los cuales le ofrecieron consejos literarios. Dumas se transformaría en amigo íntimo de Verne.
Verne también conoció a Honorine de Viane Morel, una viuda con dos hijas. Contrajeron matrimonio el 10 de enero, 1857. Con su apoyo, continuó escribiendo y buscando activamente un editor. El 3 de agosto de 1861 nació su hijo, Michel Jean Verne. Joven indisciplinado, con el tiempo, a los 15 años sería enviado a la colonia penal Mettray, para luego casarse con una actriz (a pesar de las objeciones de su padre), con la que tuvo dos hijos, y contrajo enormes deudas. La relación entre padre e hijo mejoró cuando Michel creció.
La situación de Verne mejoró cuando conoció a Pierre-Jules Hetzel, uno de los editores más importantes de Francia en el siglo 19, y que también publicara a autores como Victor Hugo, Georges Sand, y Erckmann-Chatrian, entre otros.
Conformaron un excelente equipo de escritor-editor hasta su muerte. Hetzel ayudó a mejorar el estilo de Verne, el cual hasta ese momento había sido rechazado repetidamente por otros editores.
Hetzel leyó un borrador de Verne acerca de una exploración al África en globo aerostático, la cual había sido descartada por otros editores tildándola de “demasiado científica”.
Con la ayuda de Hetzel, Verne reescribió la historia, la cual fue publicada en 1863 en forma de libro bajo el nombre de Cinq semaines en ballon (Cinco Semanas en Globo). Siguiendo los consejos de su editor, Verne añadió guiños cómicas a sus novelas, cambió los finales tristes por felices, y aminoró los mensajes políticos subyacentes.
Desde ese momento hasta la muerte de Verne, Hetzel publicó uno o más volúmenes por año. Los más exitosos de estos comprenden: Voyage au centre de la terre (Viaje al Centro de la Tierra, 1864); el presente De la terre à la lune (De la Tierra a la Luna, 1865); Vingt mille lieues sous les mers (Veinte mil Leguas de Viaje Submarino, 1869); y Le tour du monde en quatre-vingts jours (La Vuelta al Mundo en 80 Días, 1873).
Las series son conocidas colectivamente como “Les voyages extraordinaires” (Los Viajes Extraordinarios). Verne comenzó a vivir de sus escritos, pero la mayor parte de su fortuna provino de las adaptaciones teatrales de La Vuelta al Mundo en 80 Días (1874) y Miguel Strogoff (1876), que escribió junto a Adolphe d’Ennery.
En 1867 Verne compró un pequeño velero, el Saint-Michel, el cual reemplazó sucesivamente con el Saint-Michel II y el Saint-Michel III, a medida que su situación financiera mejoraba. A bordo del Saint-Michel III navegó alrededor de Europa. En 1870, fue nombrado Caballero de la Legión de Honor.
Tras su primer novela, la mayor parte de sus historias fueron serializadas en la Revista de Educación y Recreación, una publicación bisemanal de Hetzel, antes de ser publicadas en forma de libros. Su hermano Paul contribuyó con el ascenso francés número 40 al Mont-Blanc, y una colección de historias cortas, Doctor Ox (1874).
En marzo de 1886, cuando Verne arribaba a su casa, su sobrino Gaston, de 25 años, y que sufría paranoia, le disparó con un arma. La primer bala falló, pero la segunda ingresó en la pierna izquierda de Verne, derivando en una renguera permanente. Gaston pasó el resto de su vida en un asilo mental.
Luego de las muertes de Hetzel y su madre en 1887, Verne comenzó a escribir obras de un tono más sombrío. Esto puede deberse en parte a cambios en su personalidad, pero un factor importante fue que el hijo de Hetzel, que se hizo cargo del negocio paterno, no era tan riguroso en sus ediciones y correcciones como lo había sido su padre.
En 1888, Jules Verne se volcó a la política y fue elegido concejal del pueblo de Amiens, liderando varias mejoras y sirviendo por 15 años.
En 1905, enfermo de diabetes, Verne murió en su casa, 44 Boulevard Longueville (actualmente Boulevard Jules-Verne). Su hijo Michel supervisó la publicación de sus últimas novelas, La Invasión del Mar, y El Faro del Fin del Mundo. La serie “Voyages extraordinaires” continuó durante muchos años en el mismo ritmo de dos volúmenes al año. Posteriormente se descubrió que Michel Verne había hecho amplios cambios en estas historias, y las versiones originales fueron publicadas sobre el final del siglo 20.
En 1863, Jules Verne escribió Paris en el Siglo 20, una novela acerca de un joven que vive en un mundo de rascacielos de vidrio, trenes de alta velocidad, automóviles propulsados a gas, calculadores y una red de comunicaciones mundial, pero sin embargo no puede encontrar la felicidad y sufre un final trágico.
Hetzel pensó que el pesimismo de la novela podía dañar la por entonces emergente carrera de Verne, y le sugirió que esperase 20 años para publicarla. Verne colocó el manuscrito en una caja de seguridad, donde fue descubierto por su bisnieto en 1989. Fue publicada en 1994.
Mientras Verne es considerado en Francia y los países de habla hispana como un autor de libros de calidad para todas las edades, con un excelente dominio de las áreas que toca, incluyendo tecnología y política, su reputación en los países de habla inglesa sufrió por largo tiempo como resultado de las pobres traducciones de las que fueron objeto sus obras.
Algunos críticos sintieron que 20.000 Leguas de Viaje Submarino reflejaba al Imperio Británico desde una óptica negativa, y el primer traductor al inglés, el Reverendo Lewis Page Mercier, trabajando bajo un pseudónimo, removió muchos pasajes ofensivos, tales como aquellos que describían las acciones políticas del Capitán Nemo en su interpretación de un noble indio. Tales mensajes negativos no fueron una constante en los trabajos de Verne; por ejemplo, Ante la Bandera, presenta en el personaje del teniente Devon, un heroico mártir de la Marina Real, a la altura de cualquier otro creado por autores británicos.
En el propio 20.000 Leguas de Viaje Submarino, el Capitán Nemo, indio, es equilibrado con Ned Land, un canadiense. Algunos de los héroes más famosos de Verne fueron británicos (Phileas Fogg en La Vuelta al Mundo en 80 Días).
Mercier y los subsiguientes traductores británicos también tuvieron problemas con el sistema métrico que empleaba Verne, algunas veces dejando de lado importantes datos, y otras cambiando a una medida Imperial sin trasladar el valor correspondiente. Es por ello que los cálculos de Verne, generalmente de una exactitud asombrosa, fueron convertidos a un jeroglífico matemático. También, pasajes artísticos, y en ocasiones capítulos completos, fueron suprimidos para acomodarlos al espacio disponible en la publicación.
Por estas razones, el trabajo de Verne inicialmente adquirió reputación en los países de habla inglesa como no adecuado para lectores adultos. Esto implicó que no se lo tomara suficientemente en serio como para ser objeto de otras traducciones, y la de Mercier y otras de semejante calidad fueron reimpresas década tras década. Sólo a partir de 1965 algunas de sus novelas recibieron traducciones más precisas, pero aún hoy en día la obra de Verne no ha sido completamente rehabilitada en el mundo de habla inglesa.
Los trabajos de Verne también pueden reflejar la amargura que Francia sintió tras su derrota en la Guerra Franco-Prusiana (1870–71), y la consecuente pérdida de Alsacia y Lorena. Los Quinientos Millones de la Begún, de 1879, da una altamente estereotipada descripción de los alemanes como unos militaristas monstruosamente crueles. En contraste, casi todos los protagonistas en sus trabajos previos a 1871, como el afable narrador en primera persona de Viaje al Centro de la Tierra, son alemanes.
Hetzel influyó substancialmente en la obra de Verne, quien estaba tan contento de finalmente encontrar un editor voluntarioso que accedió a casi todos los cambios que Hetzel sugirió. Hetzel rechazó al menos una novela (Paris en el Siglo 20), y pidió a Verne que realizara cambios significativos en otras. Uno de los cambios más importantes que Hetzel impuso a Verne fue la adopción de un tono más optimista. De hecho, Verne no era un entusiasta del progreso humano y tecnológico, como puede ser visto en sus escritos antes de conocer a Hetzel, y luego de su muerte. La insistencia del editor en textos más optimistas probó ser acertada. Por ejemplo, La Isla Misteriosa originalmente finalizaba con los sobrevivientes regresando al continente con una nostalgia permanente por la isla. Hetzel decidió que los héroes debían vivir felices, de manera que en el texto corregido usan sus fortunas para construir una réplica de la isla.
También, con el fin de no ofender al por entonces aliado de Francia, Rusia, el famoso Capitán Nemo fue transformado de un refugiado polaco opositor a la divisiones de Polonia que venga el asesinato de su familia durante las represalias al levantamiento de enero, a un príncipe indio que enfrenta el Imperio Británico luego de la Guerra Sij.
Las novelas de Jules Verne se han caracterizado por ser asombrosas anticipaciones de los tiempos modernos. Paris en el Siglo 20 es frecuentemente citada como un ejemplo de esto por sus precisas descripciones del aire acondicionado, automóviles, internet, televisión, y otras comodidades modernas muy similar con sus contrapartes en el mundo real.
Otro ejemplo es el presente De la Tierra a la Luna, el cual es increíblemente similar al Programa Apollo verdadero, ya que tres astronautas son lanzados desde la península de Florida y recuperados a través de un aterrizaje marino. En el libro, la nave espacial es lanzada desde “Tampa Town”; Tampa, Florida se encuentra aproximadamente a 265 kilómetros del actual punto de lanzamiento de la NASA, Cabo Cañaveral.
En otros trabajos, Verne predijo la invención de helicópteros, submarinos, proyectores, tocadiscos, y otros dispositivos posteriores.
También predijo la existencia de fisuras hidrotermales submarinas, las cuales no fueron descubiertas sino varios años después que escribió acerca de ellas.
Verne, que poseía un amplio archivo, y siempre se mantenía al día sobre los progresos científicos y tecnológicos, en ocasiones parecía bromear con los lectores, apelando a las denominadas bromas escolares (una clase de broma que sólo un científico podía reconocer).
Por ejemplo, en Dick Sand, Un Capitán de 15 Años, un escarabajo Manticora ayuda al Primo Bénédict a escapar de sus captores cuando Bénédict, sin pretenderlo, sigue al escarabajo al jardín. Dado que el escarabajo escapa del Primo Bénédict volando, cuando en realidad no posee tal capacidad, se cree que se trata una de dichas bromas.
Otro ejemplo se da en La Isla Misteriosa, cuando el perro del protagonista es atacado por un dugongo, aún cuando el dugongo, como su primo norteamericano el manatí, es un mamífero herbívoro.

Publicar un comentario