JULES VERNE

JULES VERNE

lunes, 27 de febrero de 2017

La vuelta al mundo en globo

La vuelta al mundo en globo
Autor: Ana Alonso Montes/El País

Henry Miller decía que nuestro destino no es un lugar, “sino una nueva forma de ver las cosas”. De Capadocia, en Turquía, al francés valle del Loira, estos son 10 paisajes contemplados desde otra perspectiva.

“La naturaleza se toma la molestia de desfilar por debajo de nuestra barquilla”, decía el doctor Samuel Ferguson en Cinco semanas en globo, obra escrita por Julio Verne en 1863. Hablaba de la experiencia del viaje en globo. La mirada desde el cielo adquiere otro ritmo y el paisaje queda expuesto a nuestro deleite, como si el tiempo se detuviera. “La sensación es que flotas, porque así es debido al principio de Arquímedes. La brisa te mece, y no siempre lo hace en la misma dirección”, explica el periodista Jesús González Green, licencia número uno de piloto de globo aerostático en España.
Junto a Tomás Feliu, este reportero singular hizo historia al cruzar el Atlántico de este a oeste, aprovechando los mismos vientos que impulsaron a las carabelas de Cristóbal Colón. En esta travesía batieron 16 récords mundiales. Uno de sus hijos, Jesús, fundó una empresa que ofrece vuelos turísticos en Sevilla (Green Aerostación), y el otro, Sancho, es piloto de globos.
Los viajes en globo aerostático comenzaron siendo una experiencia de científicos y luego de aventureros. Van a cumplirse 233 años del primer viaje en globo que realizó el científico Jean-François Pilâtre de Rozier. Los creadores del invento fueron los hermanos Montgolfier. Antes que el ser humano, viajaron un gallo, una oveja y un pato. Hoy lo que se precisa para viajar en globo es liberarse del miedo a perder pie por una hora y también de la pereza, porque lo ideal es madrugar y ver amanecer en plena travesía. Seleccionamos 10 destinos en los cinco continentes para sumergirnos en las delicias de una travesía inolvidable.


1 – Capadocia (Turquía)
Esta meseta se ubica en la región de Anatolia. Contemplar las llamadas “chimeneas de hadas” desde el cielo es un espectáculo singular. Son formaciones rocosas creadas por erupciones volcánicas que han sido moldeadas por el efecto de la lluvia y el viento durante miles de años. Algunos de estos espacios en la roca caliza han sido viviendas y también templos. Es uno de los lugares del mundo donde hay una oferta más variada con pilotos experimentados. Suelen adentrarse cerca de las estructuras rocosas por los valles para contemplar estas chimeneas en primer plano. Jesús González Green es el primer destino que nos recomienda.



2 – Valle de los Reyes (Lúxor, Egipto)

Hay que adelantarse al alba y cruzar el Nilo en una falúa mientras se toma un desayuno ligero. Al llegar al espacio donde se concentran los globos los pilotos dan instrucciones sencillas sobre cómo reaccionar cuando se vaya a tomar tierra, cómo subir a la barquilla y cómo situarse en el puesto. El ascenso es suave y a partir de ahí nos deslizamos flotando como por arte de magia. Magia física, pero magia. Y a nuestros pies aparece el espléndido Valle de los Reyes, el lugar elegido por los faraones para que reposaran sus restos mortales. Si antes se ha visitado a pie, la panorámica nos sorprenderá aún más. Los vuelos cuestan unos 90 euros por persona y los grupos suelen ser de una decena o más pasajeros. En silencio es una experiencia que vence el paso del tiempo.


3 – Serengueti (Tanzania)

Floating along the Serengeti
Un safari en África es el sueño de muchos. Si queremos disfrutar aún más contemplando ñus, gacelas, cebras, leones, jirafas o elefantes, es una opción excelente sobrevolarlos. En el Serengueti, y hasta la reserva nacional de Masai Mara, en Kenia, se concentra la mayor migración de mamíferos del mundo. Las mejores empresas en la zona usan quemadores más silenciosos para evitar molestar a la fauna. Seremos testigos de escenas inolvidables de vida salvaje con una perspectiva diferente.


4 – Bagan (Myanmar)

Entre noviembre y marzo, cuando los vientos no exceden los 24 kilómetros por hora, el viajero puede pasear por encima de los miles de templos, pagodas y estupas de Bagan. La ciudad dorada, en palabras de Marco Polo, fue la capital del primer imperio birmano hasta el siglo XIII. Hubo hasta 13.000 templos en el siglo XI. El más famoso, por sus agujas de oro, es el de Ananda.


5 – Angkor Wat (Camboya)

Está considerado el monumento religioso más grande del planeta. Construido en el siglo XII, es un ejemplo de arquitectura clásica jemer. Cuando el tiempo lo permite (especialmente el viento), uno puede sobrevolar el parque arqueológico durante unos diez minutos y sumergirse en la serenidad del lugar.


6 – Valle del Yarra (Australia)

El valle Yarra, a una hora de Melbourne, es un paraíso para los amantes del vino. Es popular el paseo por el cielo divisando los viñedos y luego culminarlo con una degustación en las bodegas locales.


7 – Teotihuacán (México)
Para los aztecas fue la ciudad de los dioses y desde el globo veremos este enclave con una mirada dotada de cierta divinidad. A 50 kilómetros de la capital federal, las pirámides de Teotihuacán son los restos arqueológicas de la que fuera urbe más grande de América del Norte. En la travesía podrán disfrutar de las vistas de las pirámides del Sol y de la Luna, y también del templo de Quetzalpapálotl y la Avenida de los Muertos.



8 – Albuquerque (Estados Unidos)

Es en Estados Unidos donde hay más tradición de pilotar globos y también de disfrutar de la experiencia. Hay numerosas empresas en el sector. Para los adictos hay un cónclave que no pueden perderse. Se trata del Festival Internacional de Globos de Albuquerque, que se celebra tres fines de semana del mes de octubre. Participan unos 500 globos cada año. Es la mayor exhibición de globos aerostáticos del mundo. De noche los pilotos iluminan sus naves para mostrarlas a los espectadores.


9 – Valle del Loira (Francia)
En Europa los experimentados viajeros recomiendan especialmente este destino. Los castillos que sortean el valle del río Loira desde la barquilla del globo parecen emplazados para nuestro disfrute, como si fueran parte de un juego de niños. Conviene llevar cámara de fotos, ropa cómoda en varias capas por el frío y gafas de sol. “El globo es un viaje a cambio de nada”, señala González Green. En Europa suele rondar unos 150 euros por persona.


10 – Segovia (España)

Varias empresas ofrecen viajes en España con destinos diversos, desde Segovia a Sevilla o Barcelona. Isabel ha sobrevolado recientemente varios pueblos de Segovia con Globos Viento Zero. “Es una sensación muy placentera. Ves muy bien lo que está a ras de suelo y a la vez lo que hay en el cielo. También sientes cómo te lleva el viento”, explica. En su travesía pasó por pueblos segovianos como Zamarramala o Bernuy de Porreros. Iba con un grupo pequeño de siete pasajeros más el piloto. Es lo ideal, según los expertos. Volvería a repetir en cualquier destino. Decía el novelista Henry Miller que nuestro destino de viaje “nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. Desde el cielo, a merced del viento y sin prisa, el mundo es un lugar más placentero.

Publicar un comentario