JULES VERNE

JULES VERNE

martes, 31 de enero de 2017

¿Los reyes magos no se llevan con Julio Verne?

¿Los reyes magos no se llevan con Julio Verne?
Escrito por  Vladia Rubio / CubaSí
Valora este artículo



·                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  
(6 votos)
Quien regala libros, regala llaves para abrir muchas puertas. Foto: Roberto Morejón
Por estos tiempos, lamentablemente, parece ser tendencia no regalar libros a niños y adolescentes. El pasado seis de enero, Día de Reyes, no supe de ningún padre que regalara libros a sus hijos.
Al menos, este seis de enero, que va llevando el cuño de Día de Reyes, no supe de ningún padre que regalara libros a sus hijos.

A  cuanto niño me tropecé ese día le pregunté qué le habían regalado, y aunque la lista fue larga y diversa, ni uno solo me dijo que entre las sorpresas estaba un libro,  un solo librito.



Quien regala libros, regala llaves para abrir muchas puertas

No voy a hablar aquí del Día de Reyes ni de cómo ha ido haciéndose sitio aquí, ese sería otro trabajo. Resultaría  largo y complejo, porque habría que comentar  desde los orígenes de tal celebración, la cantidad, diversidad y calidad de los juguetes que importamos, las tristes diferencias que ese día salen a relucir, los juegos a que hoy dedican su tiempo nuestros hijos así como sus encuentros y desencuentros con la identidad nacional, entre muchos otros tópicos.

No olvido que la hija de una vecina, con quien tengo buena amistad, casi me acusó cuando le pregunté si no le habían regalado algún libro: ¡Mi’ja, eso ya no se usa, eso es de cuando tú eras niña!”

Aunque lo dijo en son de broma, riéndose, en el fondo estaba convencida de que le asistía la razón.  Le sonreí por cortesía, pero una extraña apretazón se me trepó a la garganta.

¿Regalar y leer libros ya no se usa?

Es imposible responder de una manera categórica a esta interrogante, pero un informe sobre bibliotecas, hábitos de lectura y uso de la lengua materna presentado en julio último, hace menos de seis meses, por la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología y medio ambiente de la Asamblea Nacional  ofrece muy atendibles pistas sobre el tema.

Luego de consultar varios estudios e investigaciones, ese grupo parlamentario coincide al asegurar que cerca de un  40% de la población reconoce leer libros, y un 50 % revistas y periódicos.

Pero se leen,  como promedio, según dicho informe, dos libros al año. No parece ser mucho considerando cuánto de valioso, necesario  y enriquecedor atesora el acervo literario de la humanidad.

Esa cantidad de libros leídos anualmente, solo  un par de textos,  pudiera estar en correspondencia con que las prácticas culturales fundamentales para el 60 % de los cubanos se concretan a ver televisión, oír radio y ver películas.
No puede menos que fruncirse el entrecejo al encontrar en el aludido informe parlamentario que no supera el 15 % la cantidad de estudiantes universitarios que se ha leído más de un libro en un año.

Al menos, así indica un estudio de hábitos y consumo de la lectura en las universidades cubanas, basado en una encuesta a 8 248 alumnos aplicada en 34 universidades de todo el país, que cita la comisión parlamentaria.



Los libros en formato digital ganan cada vez más espacio en la preferencia de los lectores

No obstante tan exigua cantidad, la encuesta evidencia cierta preferencia por el consumo de literatura en formato digital, al punto que “más del 60% de los estudiantes universitarios lee de este modo. Los libros descargados de Internet superan el 22% del total leídos por este sector de la comunidad universitaria y se incrementará su presencia en la medida que la accesibilidad a Internet crezca”, apunta el informe de los diputados.

El papel de la familia, de la escuela, de los medios de comunicación, los precios de los textos en librerías, así como el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas, conforman importantes caras del prisma que pudiera ser el hábito de lectura.

No por gusto  el funcionamiento y estado de las bibliotecas es también uno de los centros de atención del informe de la Comisión de la Asamblea Nacional.

Creado en 1963, el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas cuenta hoy, entre provinciales, municipales y sucursales,  con 399 de esas instituciones, las cuales reúnen un total de 10 millones de volúmenes pertenecientes al patrimonio bibliográfico y a la memoria histórica, consigna la fuente ya citada.

De los casi 900 mil usuarios inscritos en las bibliotecas, la mayoría de los que a ellas asisten son estudiantes de Secundaria Básica, seguidos de los de primaria y técnico medio, fundamentalmente para la realización de tareas docentes.

De acuerdo con el documento que sirve de apoyo a estas líneas, las bibliotecas no parecen resultar muy atractivas, al menos si se tiene en cuenta que solo el 20% de ellas muestra un inmueble que puede ser evaluado de bueno. A ello se agrega que en la mayoría el mobiliario anda entre regular o mal, y falta espacio en algunas  bibliotecas para conservar sus colecciones y ofrecer mejores servicios.

Lo dicho en el párrafo anterior para nada constituye la revelación de un secreto. Todas esas problemáticas han sido identificadas por el Programa de Desarrollo de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas, del Ministerio de Cultura, y, en consecuencia, existen estrategias a cinco años vista para irles buscando gradualmente  solución.

De hecho, en el bienio 2015-2016 recibieron mantenimiento y reparación 8 bibliotecas provinciales y 43 municipales, y se prevé para este 2017 que unas 28 bibliotecas –entre provinciales, municipales y  sucursales-  reciban esos beneficios.

Es innegable que existen en el país prioridades constructivas de primer orden, entre ellas, las referidas a la vivienda. Sin olvidar los estragos que en ese orden causan en la Isla los ciclones. Tan solo el más reciente, Matthew dejó más del 90 por ciento de las casas muy dañadas o destruidas en los territorios orientales por donde pasó.

De todas maneras, aunque las bibliotecas no sean el más hermoso de los sitios, aunque los precios de los libros no los sitúen al alcance de todos los bolsillos y las demandas del público lector no siempre encuentren respuestas en los anaqueles de las librerías, hay caminos que pueden seguir recorriéndose para alimentar el hábito por la lectura, esa manera de crecer como humanos.

Conozco muchos adultos que no dejan de agradecer a sus padres por haberles regalado, cierto día de Reyes lejano ya en el tiempo, un hermoso libro de cuentos, de esos que abren insospechadas puertas a la imaginación;  y tan maravilloso mundo les fue revelado con aquel regalo, que aún lo conservan, aunque sus páginas ya estén amarillentas.

Sé también de quienes hoy son abuelos y aún recuerdan con inmensa satisfacción cómo de adolescentes, su familia acostumbraba a regalarles, por el cumpleaños o en premio por buenas notas, o simplemente porque sí, novelas de Julio Verne,  de Dora Alonso, de Alejandro Dumas  o de Mark Twain, con las que empezaron a armar su hoy voluminosas bibliotecas personales.  


No solo las bienvenidas Ferias del Libro, cualquier momento del año es bueno para comprar y regalar un libro

Es verdad que en estos tiempos la literatura en formato digital parece estar ganando espacio en las preferencias de muchos, pero lo que más abunda en la memoria de teléfonos, tablets, computadoras y otros soportes  tecnológicos no son libros, sino juegos.

Entonces, qué bueno sería que el venidero Día de Reyes – o cualquier día, mañana-, el niño descubriera entre sus regalos un libro, uno de esos libros maravillosos y de todos los tiempos, dedicado por mamá y papá.

Sería una hermosa prueba de amor, aunque el vecinito haga alarde por el carrito con mando a distancia que le trajeron o por el tablet repleto de jueguitos, y aunque los Reyes Magos parezcan no llevarse del todo bien con Julio Verne y otros tantísimos excelentes escritores para niños y adolescentes.

CALAMAR GIGANTE ESPERANDO PARA EL ATAQUE




O Nautilus e a Lula Gigante!
El Nautilus y el calamar gigante!

ILUSTRACIÓN DE CINCO SEMANAS EN GLOBO


viernes, 27 de enero de 2017

"VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA"

"VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA"





Autor: Verne, Julio
Editorial: TRILLAS
Edición: 1, 2007





Pedro Paulet: el hombre que inventó el futuro

Pedro Paulet: el hombre que inventó el futuro
Escrito por: Javier Coria
Publicado el 3 enero, 2017


Caregoría:
·         Artículos
·         Sociedad
Pedro Paulet fue un pionero peruano de la astronáutica y la retropropulsión moderna, anticipándose a los trabajos de Werner von Braun. Ingeniero, químico, artista, diplomático y arquitecto. Como arquitecto proyectó rascacielos que parecen sacados de una película de ciencia-ficción. Esta es la historia de un sabio olvidado.
Conocí hace años de la existencia de Pedro Paulet Mostajo a través de mi amigo peruano Álvaro Mejía. Con él me unía el interés, no sólo por recuperar la memoria olvidada de científicos, escritores, héroes, etc., sino también por la obra literaria de Jules Verne, con la que Paulet tiene muchos puntos en común, ya que se asemeja a uno de esos ingenieros vernianos que plagan las novelas del escritor galo. Mejía lleva años reivindicando la memoria científica de su compatriota y, como cineasta, hizo una película documental con el título “En busca de Ordway”, donde mezcla realidad, con reconstrucciones dramáticas con actores. Frederic Ordway era un científico de la NASA que escribió una ponencia en 1969 para desacreditar a Pedro Paulet. No quería reconocer a Paulet como precursor de los diseños del Apolo XI, que llevaría al hombre a hollar el suelo lunar. En el texto de presentación del documental se decía:
“Pedro Paulet (Perú, 1874 – Argentina, 1945) inventó los motores de las naves espaciales a fines del siglo XIX en París. Su proyecto del Avión Torpedo (1902), precursor de los jets que romperían la barrera del sonido en 1947, no fue comprendido en su país. Pero, desde 1927, él sería reconocido como pionero de los viajes espaciales, principalmente por Max Valier, de la Sociedad Astronáutica Alemana. Wernher von Braun, miembro de ese grupo, emplearía motores como el suyo en los misiles V2 del Tercer Reich en la Segunda Guerra Mundial y en el Programa Apollo, de la NASA. Paulet supo de los V2 en la Argentina de Juan Domingo Perón, donde intentaba fundar una industria aeronáutica sudamericana. Pero no alcanzó a ver al Hombre en la Luna. Hoy la NASA produce motores como el suyo para los viajes espaciales futuros: Paulet se había adelantado dos siglos. Este documental es un tributo al pionero latinoamericano del espacio.”
Pero esta historia merecería una película, ya que hay espías por medio. En la presentación del documental –que podrán ver en Youtube-, Álvaro Mejía declaró a la agencia EFE:
“La llegada de Adolf Hitler al poder en Alemania supuso el comienzo de una serie de intereses y verdades a medias por apropiarse del invento de Paulet, cuyos documentos y planos en Alemania puede que pasaran a la Unión Soviética a través de un espía llamado Alexander Boris Scherchevsky“.
Y en otro momento declaró:
“Esto ocurrió porque Hitler secuestró los archivos de la Sociedad Astronómica Alemana y ahora los alemanes reivindican al austríaco Max Valier como padre de la astronáutica, pero no quieren reconocer que fue Valier quien previamente había reconocido como pionero a Paulet”… “Un reconocimiento a Paulet por parte de la NASA implicaba en ese momento recordar su influencia en Alemania y exponer de nuevo el pasado nazi de Von Braun, cuando ya era una figura pública en los Estados Unidos”.
En fin, les dejo con este artículo de Mejía, pero en su sitio web podrán encontrar más información sobre el ingeniero araquipeño, un verdadero sabio olvidado.
Por: Álvaro Mejía (*)
Paulet: el sabio que el mundo olvidó
En época de entreguerras fue reconocido en Europa como pionero aeroespacial, arquitecto futurista y visionario de la economía mundial. Pedro Paulet era un sabio versátil, como los hombres del Renacimiento. Rechazó una oferta millonaria de Henry Ford y otra del ejército alemán para hacer misiles. Debido a su idealismo, su nombre cayó en el olvido, incluso en su país, el Perú. Hoy un compatriota suyo reconstruye su vida y en setiembre próximo irá a un congreso astronáutico en Praga a decir por qué Paulet merece, como otros pioneros de los viajes al espacio, que su nombre figure en la Luna y más. Prepara un libro y una película sobre él.
PIONERO DE LA ERA ESPACIAL
Era julio de 1927. Los científicos Hermann Oberth y Max Valier encabezaban la fundación de la Sociedad Astronáutica Alemana (Verein für Raumschiffahrt o VfR). Buscaban construir un motor de combustible líquido, tan ligero que permitiese a una nave tripulada viajar al espacio exterior. La sorpresa fue mayúscula cuando, tres meses después, un científico peruano, en una carta a un diario de su país, afirmaba que desde hacía tres décadas tenía el diseño de una nave espacial que funcionaba con motores como el que ellos buscaban.
Pedro Paulet (1874-1945) nació en Arequipa, ciudad del sur andino del Perú. Un sacerdote francés lo educó en el amor a Dios y a la Patria. En la adolescencia conoció el importante observatorio astronómico que la Universidad de Harvard instaló Arequipa. A los 20 años, con el encargo de volver y modernizar su país, fue becado por su gobierno para estudiar Ingeniería y Arquitectura en Francia mientras Julio Verne vivía su ocaso. En París, en 1897, hizo funcionar el motor a reacción con un combustible basado en la melinita -explosivo descubierto por Eugene Turpin y del que Verne se ocupa en una de sus novelas, Ante la bandera-. En 1902, Georges Méliès estrenaba Viaje a la Luna y Paulet diseñaba el Avión Torpedo, nave reutilizable que emplearía un ala delta pivotante con motores-cohete en la base.
En 1904, volvió al Perú pero no fue bien acogido. Su carácter germánico contradecía el de los peruanos, simpatizantes de la cultura francesa, la que predominaba desde mediados del siglo XIX. Su formación en Europa lo había convencido de que debía sustituirse la educación técnica francesa por la alemana para modernizar el Perú. La Misión Militar Francesa en el país no lo veía con buenos ojos. Él quería fabricar su nave; los franceses sugerían importar aeroplanos de Francia.
Al final, otro peruano, Jorge Chávez, fue el primer hombre en el mundo en sobrevolar los Alpes en avión (1910). El Perú entonces prefirió el aeroplano en vez del jet. La hélice en lugar del motor a reacción. Paulet se fue a vivir a Europa. En 1927, siendo Cónsul en Rotterdam, se formó la Sociedad Astronáutica Alemana y él salió a ofrecer detalles técnicos de su motor y de su nave, poniéndolos al servicio del Perú. Una vez más fue desoído.
Pero su carta se tradujo a varios idiomas. En 1928, un libro de Max Valier y otras publicaciones germanas le otorgaban el título de precursor de la era espacial, mientras él se vinculaba con los científicos de la VfR durante las celebraciones del Centenario de la Sociedad Geográfica de Berlín. Por esos días, Valier y el Barón Fritz von Opel hacían una demostración de autos de carrera con cohetes de pólvora. Paulet los asombró con su motor de combustible líquido.
Más tarde, según la revista Science et Vie (agosto de 1931), Oberth y Opel (alejados de Valier) intentaron sin éxito llevar a la práctica los estudios del peruano. Pero Valier, el más entusiasta defensor de Paulet fue el primero en fabricar un motor con esas características (aunque murió en 1930, tratando de perfeccionarlo). 1931, sin embargo, fue el año del despegue. Johannes Winkler, Presidente de la VfR y editor de su boletín, lanzó el primer cohete con un motor como el de Paulet. Y Arthur Rudolph, asistente de Valier cuando murió, perfeccionó el motor de éste.
Se dice que Paulet rechazó la oferta de Henry Ford, una personalidad cercana a la VfR, para aplicar su motor en autos de carrera y hacerse norteamericano. También otra del ejército alemán para usarlo en misiles. ¿Tuvo que ver esto con qué Valier buscó a Hitler en 1929 y le pidió financiar su fabricación? En todo caso, la muerte de Valier truncó el proyecto. Un miembro de la VfR desde 1929, Wernher von Braun, sería años después el artífice de los misiles con ese motor, para lo que reclutó a Rudolph y a otros en su equipo. Los V2 asolaron Europa en la Segunda Guerra Mundial.
Paulet quería, por el contrario, llegar al espacio y que su nave fuese peruana. En 1928, luego de expresar el deseo de poner fin a la estadía de Misiones Militares Francesas en el Perú propuso la inmigración de científicos alemanes, los más capaces de colaborar con él en la fabricación del Avión Torpedo. Tampoco fue escuchado.


Rascacielos proyectado por Paulet
ARQUITECTO DEL FUTURO
Desarrolló varios proyectos arquitectónicos. El más reconocido es la capilla del Hospital Goyeneche, en Arequipa, su ciudad. Alguien la calificó como una delicada joya, una pequeña Capilla Sixtina. Sin embargo, el más ambicioso fue uno de 1933, que hubiese convertido al Perú en un país de ciencia ficción.
Constaba de tres partes: una laguna para hidroaviones en Lima; al lado, una Basílica a Santa Rosa de Lima, Patrona de América y las Filipinas –que proyectaba como el monumento más grande del mundo para ser visto desde aire, mar y tierra, a la manera de la Estatua de la Libertad-; y tres carreteras: una hacia el puerto para recibir a los inmigrantes, otra hacia el Cusco y la última para penetrar la Amazonía, la que extendiéndose por Brasil haría realidad la Carretera Interoceánica.
Esta última serviría para poblar la Selva peruana por colonos europeos, para lo que había diseñado modernos rascacielos que debían satisfacer todas las necesidades de sus habitantes: “la ciudad contenida en una Torre de Babel gigantesca que Pedro Paulet proyectó en medio de los bosques del Amazonas”, según el abogado y periodista francés Georges Benoît-Lévy (revista L’Ilustration, 1929). Estos rascacielos debían construirse cada 100,000 kilómetros en dirección a la Amazonía y se cree incluso que también en dirección a Argentina.
VISIONARIO DE LA ECONOMÍA MUNDIAL
Hay que decir que todo lo anterior eran sólo partes del verdadero proyecto de Paulet: hacer del Perú un país desarrollado. Aun sin el título de economista desempeñó el oficio como el mejor, como testimonia Alfred Weiler (Annales de Géographie, 1932): “Un muy importante informe del señor Pedro Paulet, Cónsul General del Perú en Rotterdam, sobre “la importancia del turismo en la balanza comercial internacional” ha atraído la atención de los economistas sobre un asunto relativamente poco estudiado en Francia”.
Precisamente en 1932, Paulet dejó Europa y se instaló como Cónsul en el puerto de Yokohama, Japón. Luego de tres años ahí, publicó “El Japón Moderno y sus bases económicas” (1935), libro que anticiparía lo que son la economía japonesa actual y las relaciones comerciales entre los países de la Cuenca del Pacifico. El Emperador japonés lo distinguió con la espada imperial.
La última etapa de su vida fue en Argentina. Establecido en el Perú desde 1935, Paulet escribió en 1940 un artículo donde tomaba distancia del nazismo pero reafirmaba que el modelo a seguir era Alemania, país que se había reconstruido más de una vez sin dinero. Proponía además que el socio ideal para el Perú debía ser Argentina, donde soplaban vientos industrialistas. En 1941, partió como diplomático hacia allá, donde fundó la Cámara de Comercio Peruano-Argentina.
En realidad, lo que Paulet proyectaba era una suerte de Unión Sudamericana. Una de las vías de integración hubiera sido el ferrocarril sobre la Diagonal Buenos Aires–Lima, un viejo camino inca olvidado durante la Colonia y que unía buena parte de Sudamérica (Perú, Bolivia, Argentina, Chile, y se dice que ofrecería una salida al Atlántico por Uruguay). Es la ruta que se puede apreciar en el filme Diarios de Motocicleta y que Paulet conocía desde su infancia en Arequipa.
Con todos, eran tiempos convulsos en el país platense. En 1943, se instaló una dictadura militar de la que emergería la figura de Juan Domingo Perón. Falta estudiar a fondo las actividades de Paulet en Argentina. Por ejemplo, cuál fue su postura ante los ensayos nucleares de entonces, tema que había demostrado conocer en su carta de 1927. Murió en enero de 1945 en Buenos Aires. Meses después, Von Braun iría prisionero a los EEUU, para luego erigirse en director de la NASA. En 1966, éste no pudo dejar de mencionarlo en su libro Historia Mundial de la Astronáutica. En 1969, sin embargo, cuando el Hombre pisó la Luna, pocos se acordaron de él.
(*) Álvaro Mejía es Licenciado en Comunicación e ingeniero. En el 2008, fue incorporado como Miembro Correspondiente del Instituto de Estudios Históricos de la Fuerza Aérea Peruana gracias a su investigación sobre Paulet.



SEMANA LIBRO 2015/16 JULIO VERNE- LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DÍAS

SEMANA LIBRO 2015/16 JULIO VERNE

LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DÍAS
martes, 19 de abril de 2016

Un año más, llega a nuestro cole la semana más especial del año, La Semana del libro.
Este año estará dedicada a Julio  Verne y a conocer algunos de sus libros.
En el día de hoy, nos ha tocado realizar un viaje muy especial. Hemos acompañado a Fileas Fogg y a su criado a dar una vuelta completa alrededor del mundo en tan sólo 80 días. Si éramos capaces de conseguirlo, ganaríamos la apuesta que habíamos hecho con el Director del Banco de Londres.
Así, hemos viajado a China, a EEUU, a la India, a Francia, a Italia y a Egipto, y en todos ellos hemos aprendido cosas de su cultura y su forma de vida.
Aquí os dejamos las fotos de un día que ha sido maravilloso.



La Vuelta al Mundo en 80 días


Publicado por Cristian en 5:00

Pues todavía no he leído esta novela de Julio Verne, la tengo ahí aparta pero ya la leeré tiene que estar muy bien. Esa es la razón de que no pueda opinar mucho sobre ella. Hombre todos conocemos de qué va la cosa, pero solo en parte o al menos yo. Todos hemos visto películas o alguna serie de dibujos animados en la infancia y sino al menos hemos oído hablar de la historia de la vuelta al mundo. Bueno  a pesar de no haberla leído os hablaré un poquito más sobre ella:


Novela escrita por el francés Julio Verne publicada en Le Temps del 6 de noviembre. Esta novela es una de las obras más espectaculares creadas y una joya literaria de todos los tiempos.


En ella se nos cuenta la historia de Phileas Foog y su ayudante Jean Passpartout, los cuales abandonan sus vidas normales para cumplir con una apuesta en la que arriesgan la mitad de su fortuna. Comprometiendose a dar la vuelta al mundo en solo 80 días. En la aventura tendrá que lidiar con todo tipos de problemas y contratiempos que se hará aún más difícil la apuesta.
Julio Verne tuvo una serie de problemas con Edoaur Cadol, este después de poner en escena la novela quiso consolidarse como coautor de obra y al final conseguí tantos derechos sobre está como Julio Verne.


De la novela han surgido varias películas y también alguna que otra serie de televisión.

http://creadoresdehistorias.blogspot.com/2011/01/la-vuelta-al-mundo-en-80-dias.html

jueves, 26 de enero de 2017

EL VOLCÁN DE ORO

Los primos Ben Raddle y Summy Skim viven en Montreal, Canadá, y viajan al Yukón para conocer la última voluntad de su fallecido tío Josías Lacoste. Una vez en Dawson City, un terremoto sepulta sus esperanzas. Entristecidos, los dos primos descubren - gracias al francés Jacques Laurier - la existencia de una mina de oro que, casualmente, está en el cráter de un volcán.



POSTER DE LA VUELTA AL MUNDO EN OCHENTA DÍAS


POSTER DE LA ESTRELLA DEL SUR

Otra historia de Verne ambientada en el continente africano



PORTADAS DE CINCO SEMANAS EN GLOBO



"CINCO SEMANAS EN GLOBO"


Autor: Verne, Julio
Editorial: ED JUVENTUD (ES)
Edición: 1, 2005




"Cinco semanas en globo"



Autor: Verne, Julio
Editorial: Editorial Porrúa México
Edición: 10, 2006
Reimpresión: 2, 2016