JULES VERNE

JULES VERNE

viernes, 16 de diciembre de 2016

Julio Verne ¿Precursor o Adivino? 20 curiosidades sobre su vida

Julio Verne ¿Precursor o Adivino? 20 curiosidades sobre su vida
14 diciembre, 2016  —  Por José Carlos Bermejo


Biografía de Julio Verne
Julio Verne: Escritor de masas
Julio Verne tuvo muchos lectores en el momento en que publicó su obra, lo que se tradujo también en que fuera la encarnación de lo que hoy consideraríamos Best Seller.
De “La Vuelta al Mundo en 80 Días” se vendieron más de cien mil ejemplares mientras en autor vivía, de “5 Semanas en Globo”, unos 75.000 ejemplares y entre los cuarenta y cincuenta mil de “Viaje al Centro de la Tierra” y “La Isla Misteriosa”.
Su éxito y máximo auge se prolongó desde 1863 hasta alcanzar 1904. Y desde entonces, se mantiene constante como referencia de la ciencia ficción, que con el tiempo se convierte en realidad.
Estudio matemático
Verne fue un estudioso del mundo que le rodeaba, cuando no existían submarinos o el viaje del hombre a la luna se reservaba más para la poesía que para la realidad: era inimaginable en su época que el hombre reuniera la tecnología necesaria como para llegar al satélite de la Tierra.
El trabajo de Verne se compuso del estudio y la investigación, añadiéndole una parte de sentido común o raciocinio lógico para avanzar sobre lo que el futuro depararía al hombre.
A través de los recortes de las revistas científicas y las noticias del periódico, que ensamblaba y relacionaba, planteaba hipótesis de trabajo.
“Lo que cualquier hombre es capaz de imaginar, otro lo podrá hacer”, dijo en cierta ocasión. Lo que significa que él imaginaba cómo podía ser el futuro y lo novelaba.
Escribía una ficción y le añadía datos científicos de los que estaba realmente orgulloso, ya que estaban perfectamente contrastados, así como los datos geográficos que aportaba en sus relatos.
Era un maniático de la corrección y la revisión de todas esas referencias, quizás porque no quería que ningún dato tuviera enmienda.
Sus conclusiones eran innegables y el acierto constante de lo que muchos pensaban eran profecías, ha llevado a tenerle en alta consideración.
Todas las novelas de Julio Verne
boletín Sociedad Julio Verne
A comienzos del siglo XIX era corriente que las novelas se publicaran en los periódicos. Era habitual que en base a entregas por fascículos, los lectores pudieran seguir el desarrollo de una larga historia.
Así se comenzó a publicar un 1 de enero de 1874 en el “Magazín”, “La Isla Misteriosa” y, mucho antes, en 1865, en el diario “Journal des Débats”, “De la Tierra a la Luna”.
Incluso, sobre esta obra, se cuenta que en el diario se recibieron cientos de cartas de los lectores solicitando instrucciones para conseguir una plaza en el obús que debería subir hasta alcanzar la luna, según la ficción de Verne.
En sus comienzos, escribió varias tragedias para el teatro y, posteriormente, un libreto para un músico, vecino suyo.
Julio Verne se graduó en Derecho y Leyes por imperativo paterno, algo que fue contra su voluntad y carrera que jamás ejerció.
Había elegido el camino de la literatura, algo poco comprensible para la mentalidad del padre que pretendía tuviera una profesión segura que le proporcionara ingresos estables.
Su actividad narrativa fue frenética, llegó a publicar sesenta y cuatro grandes novelas, empujado por su editor y por lo que la época demandaba: escritos ideados para los más jóvenes.
Cada año sorprendía con más de una obra nueva que asombraba tanto como las anteriores: dar la vuelta en ochenta días, leer las tribulaciones de un chino en China, recorrer 20.000 leguas de viaje submarino, acompañar las aventuras de tres rusos y de tres ingleses o acompañar al correo del Zar y, así, un largo etcétera.
Además de correr aventuras imposibles de olvidar con Miguel Strogoff o con los hijos del Capitán Grant.
El atentado contra Julio Verne
En su vida privada, sufrió el atentado de uno de sus sobrinos, al parecer desequilibrado, que disparó contra Verne y lo que, si bien no acabó con su vida, le ocasionó una salud minada y quebradiza.
Uno de los disparos le alcanzó la pierna y los daños fueron considerables, hasta arrastrar el dolor para siempre.
CURIOSIDADES SOBRE LA FIGURA DE JULIO VERNE
Obras de Julio Verne
>> Fue acusado de plagio por “Viaje al Centro de la Tierra”, pero pudo demostrar que la escritura de la obra era anterior a la obra “La Cabeza de Minerva” de Delmas, un autor cuya novela no ha trascendido en el tiempo.
>> El astronauta espacial Frank Borman, que viajó en el Apolo 8 en 1968 dando diez vueltas a la luna, afirmó que no podía tratarse de simples coincidencias al referirse a la exactitud con que Verne diseñó su novela “Viaje a la Luna”.
>> Coinciden tanto el lugar del despegue elegido por Verne para ese viaje espacial, como el de aterrizaje del primer viaje tripulado a la luna.
>> El aterrizaje ideado por Verne solo varió en 4 kilómetros de distancia respecto del lugar donde cayó la cápsula espacial: en el océano Pacífico.
La única diferencia notable se debe a que Verne lanzaba a los astronautas en su nave desde un cañón.
>> Verne se anticipó a la Teoría de Einstein al decir, referida a la “materia”, “que por mucho que se descompongan en moléculas, átomos y partículas, siempre quedará una última fracción por la que se replanteará el problema. Hasta que se admita un primer principio que no será la materia, sino la energía”.
>> Julio Verne también dibujó escenarios o situaciones que con el tiempo se han convertido en reales, como una forma de gobierno totalitaria como el nazismo, el auge como potencia de Estados Unidos y la existencia de computadoras y artilugios muy similares a la televisión.
>> “Viaje a la Luna http://www.actuallynotes.com/los-inicios-del-cine-de-ciencia-ficcion-htm/” era para Verne un experimento científico, un lugar donde poder realizar ensayos y no, como hasta la época, donde era ni siquiera imaginable alcanzarla. Algo del todo impensable para la común literatura de la época.
>> Julio Verne situó en el mismo lugar su “gran telescopio”, en el Monte Palomar, donde hoy se alza al sur de California y que comenzaron a tomar observaciones a finales de los años cuarenta.
La razón se encuentra en que es un lugar idóneo, por su posición geográfica, para observar las estrellas.
>> El submarino era ya una realidad cuando Julio Verne ideó el suyo para la novela “20.000 Leguas de Viaje Submarino”.
Pero, eso sí, Verne añadió a su imaginería la posibilidad de navegar por debajo de los Polos Norte y Sur. Algo que la técnica no permitía. 50 años después de la novela de Julio Verne, el hombre fue capaz de navegar por las frías aguas de los polos.
>> En en su vida privada, Verne fue amante del mar. Tuvo 4 yates y viajó surcando los mares frente a las costas del Mediterráneo, de Europa y América.
Verne nos propone un juego en su epitafio
Fue tan dado al misterio y al estudio de la matemática que Verne ideó una especie de mensaje en su epitafio, escrito sobre su tumba se podía leer, de forma resumida, lo siguiente:
Hacia la inmortalidad y la eterna juventud mandé construir mi tumba (…) En su eslabón está el camino que conduce a la inmortalidad, a través del secreto de la eterna juventud. El número de los días que excederán a los millares de los días de mi vida, será el de las centenas de los días de mi muerte. El número de los días que excederán al de las centenas de los días de mi muerte, será el de los millares de los días de mi vida.
El número de los días de mi vida y el número de los días de mi muerte tendrán, como veréis, el mismo número secreto”.
Verne con esta adivinanza –casi un trabalenguas–, pretendía retar a su público futuro a que desentrañara un acertijo que resulta ser más un vaticinio que otra cosa y que estimula al lector hacia el milagro de la eternidad.
Al final, cabe la posibilidad de preguntarse si lo que Verne poseía era una forma de arte adivinatorio o que, ciertamente, era capaz de explicar de algún modo cierto todo lo que rodea nuestro mundo.
Las principales obras de Julio Verne son:
Viajes Extraordinarios
Viaje al centro de la tierra
La vuelta al mundo en ochenta días
Viajes extraordinarios
El desierto de hielo
Los hijos del capitán Grant
Veinte mil leguas de viaje submarino
De la tierra a la luna
La isla misteriosa
Miguel Strogoff
Un capitán de quince años
Las tribulaciones de un chino en China
El castillo de los Cárpatos
El soberbio Orinoco
El pueblo aéreo
El amo del mundo
El faro del fin del mundo
París en el siglo XX
El viaje hacia atrás en Inglaterra y Escocia
Un viaje a la luna


Publicar un comentario