JULES VERNE

JULES VERNE

lunes, 11 de abril de 2016

De la tierra a la luna

Rocío Arango Giraldo
COLUMNISTA

ROCÍO ARANGO GIRALDO

PUBLICADO HACE 21 HORAS

De la tierra a la luna

Mi abuelo paterno nació en los años 20 y su escritor favorito fue Julio Verne. Me lo imagino cuando era adolescente en Yolombó y luego en Amalfi, volando con su imaginación en las fantasías de “De la tierra a la luna”. Él como muchos de sus contemporáneos alcanzaron a ver el alunizaje, pero hoy cuando ya llevan algunos años con los tiempos o con la tierra encima, con orgullo les podremos decir al viento (esperando que nos escuchen) en 2016 exploraremos nuestros nuevos horizontes. Durante el 2015 y en este año nuevo, la carrera espacial ha modificado nuestro conocimiento del espacio.
Pero, ¿Cómo impactan estos viajes astronómicos nuestra vida misma? Para responder esa pregunta les invito a pensar en los norcoreanos quienes en un 60 % ignoran que el hombre llegó a la luna. ¡Qué horror desconocer que nuestra capacidad como humanos es tan grande como para poner un hombre en la luna!
Después de un viaje de nueve años y medio, en julio del año pasado, la sonda New Horizons de la NASA se convirtió en la primera en visitar Plutón. A partir de ese momento la sonda espacial está explorando los horizontes del sistema solar a una velocidad de 50.000 kilómetros por hora, en el cinturón de Kuiper, una zona llena de cuerpos de hielo, más allá de Neptuno.
En julio de 2016 se espera que la sonda de la NASA Juno llegue a Júpiter y termine el viaje que inició en el 2011, con el propósito de comenzar la segunda misión en la historia dedicada al estudio del planeta más grande del Sistema Solar. Juno nos dará luces para comprender la incidencia de los planetas gigantes en la formación del sistema solar. ¡El papel de los gigantes en establecer el camino que seguirán los objetos pequeños!
Constatar los resultados de nuestras capacidades como especie, nos permite comprender nuestras infinitas herramientas para lograrlo, así que dejemos de ponernos limitaciones inexistentes.
Publicar un comentario