JULES VERNE

JULES VERNE

viernes, 1 de abril de 2016

Acapulco a la hora francesa

Acapulco a la hora francesa

Por 

Acapulco a la hora francesa
 
Exposición 'Nautilus, quimeras del mar' en el Fuerte de San Diego. ©Patrick John Buffe

Del 10 al 13 de marzo, la cultura francesa invadió nuevamente el puerto de Acapulco, gracias a su ya tradicional Festival Francés. Una cita anual cuya meta es fomentar los intercambios culturales entre Francia y México, y en particular el estado de Guerrero y el puerto de Acapulco, a través de la música, la gastronomía, la moda y la danza.

Inspiradas por el libro de Julio Verne Veinte mil leguas de viaje submarino, criaturas marinas fantásticas invadieron el Fuerte de San Diego que domina el puerto de Acapulco. Conocidos en México como alebrijes, los animales gigantescos de papel mâché conformaban la exposición “Nautilus, quimeras del mar”, punto de encuentro entre la literatura francesa y el arte popular mexicano.
El Fuerte de San Diego ha sido también el marco de un espectáculo de danza contemporánea mezclada con hip-hop, presentado por Giovanni Martinat. Para este joven bailarín y coreógrafo francés, de la compañía Hervé Koubi, esta experiencia resultó ser un intercambio enriquecedor con el público y jóvenes bailarines de hip-hop de Acapulco: “Es cierto que puedo aportarles algo. Pero también es posible que ellos me aporten algo porque en la calle no se aprenden las mismas cosas. Y de todas maneras, un bailarín no puede ser completo. Siempre se puede perfeccionar. Entonces, puede ser que tengan trucos que yo no logro hacer”.
Durante los tres días que duró ese festival, un acento particular ha sido puesto sobre la gastronomía, en particular la del estado de Guerrero. Si aún está poco conocida, esta cocina es históricamente muy rica por la importancia estratégica que siempre tuvo el puerto de Acapulco.
Para clausurar ese festival cultural, un desfilé de moda puso en relieve las ropas exclusivas de Paulina y Malinali. Dos creadoras mexicanas quienes integran en sus vestidos los textiles tradicionales de los indígenas de México. En esta oportunidad, recurrieron a los tejidos de los amuzgos del sur de Guerrero.
Al finalizar este festival, un aire de valse musette, tocado por la acordeonista Alexandra Beugnet, sobrevoló el puerto de Acapulco, donde dos culturas, la francesa y la mexicana, pudieron tejer nuevamente vínculos siempre más fuertes.
Entrevistados: Víctor Hugo Jasso, director del museo Fuerte de San Diego, Giovanni Martinat, bailarín y coreógrafo francés, Susana Palazuelos, chef mexicana, y Malinali, creadora mexicana.
http://es.rfi.fr/cultura/20160328-acapulco-la-hora-francesa
Publicar un comentario