JULES VERNE

JULES VERNE

sábado, 31 de octubre de 2015

10 bibliotecas del mundo bajo la lupa virtual del canadiense Robert Lepage y el argentino Alberto Manguel


Robert Lepage et Alberto Manguel
Crédito de la foto: Radio-Canada/Tanya Lapointe

10 bibliotecas del mundo bajo la lupa virtual del canadiense Robert Lepage y el argentino Alberto Manguel

FacebookTwitterGoogle+PinterestEmailPrint
La Gran Biblioteca de Montreal presentará a partir de la semana próxima una exposición virtual de 10 de las más fascinantes bibliotecas en el mundo, creada por el quebequense Robert Lepage.
Ex Machina y su director Robert Lepage diseñaron la exposición La biblioteca la noche inspirándose de un libro del escritor canadiense de origen argentino Alberto Manguel, quien también participó en la exposición.
null
Gafas de realidad virtual © IQ / Getty / AFP / Robyn Beck
A través de lentes de realidad virtual, los visitantes viajarán al corazón de cada una de las 10 bibliotecas, comenzando por la de Alberto Manguel. Luego podrán pasear virtualmente en la biblioteca del Parlamento de Canadá en Ottawa, en la del Congreso en Washington y en la biblioteca del Nautilus, un  lugar imaginario basado en el libro de Julio Verne Veinte mil leguas de viaje submarino.
“Este proyecto es una maravillosa manera de viajar en el tiempo y en el espacio, ya que muchas bibliotecas que presentamos en nuestra exposición  no son accesibles al público por los organismos que las gestionan o, peor aún, simplemente no existen más “, dijo Robert Lepage.
Lepage es un director de teatro, escenógrafo, autor teatral, actor y cineasta quebequense reconocido por la crítica internacional.
En 1994, fundó su propia compañía de creación multidisciplinar, Ex Machina en Quebec, un proyecto que fusiona las artes escénicas, y confronta a los artistas de diferentes disciplinas, a científicos, autores y creadores
null
La biblioteca de Sainte-Geneviève en París © Marie-Lan Nguyen
“El universo es caótico, la injusticia de este mundo difícil de soportar. Las bibliotecas, que desde Alejandría nos protegen de los daños del tiempo, nos pueden ayudar a saber quiénes somos y lo que hemos hecho mal, y las pocas cosas que hemos hecho bien. Las bibliotecas son nuestra memoria. “
– Alberto Manguel

viernes, 30 de octubre de 2015

Orson Welles y el pánico de “La guerra de los mundos”

Orson Welles y el pánico de “La guerra de los mundos”


Hace 77 años el joven director puso en jaque a la ciudad de Nueva York, con la dramatización del libro de H.G Wells, que escucharon… y se creyeron más de 12 mil personas
En 2002, Orson Welles fue elegido por el British Film Institute como el mejor director de la historia del cine

(ABC.com),

Un día como hay, hace 77 años Orson Welles, un joven de 23 años, ponía a EE.UU. al borde de una crisis, al provocar el pánico entre miles de personas, convencidas de que la nación estaba siendo invadida por un ejército de alienígenas.
Alrededor de las ocho de la noche, el Estudio Uno de la Columbia Broadcasting en Nueva York se convertía en el escenario donde Welles iba a interpretar, acompañado de la compañía teatral Mercury que el mismo dirigía, la novela del escritor británico H.G. Wells, «La guerra de los mundos».
A pesar de que la CBS y sus estaciones asociadas habían presentando al inicio del programa tanto a Orson Welles como al Mercury Theatre en la adaptación de «La guerra de los mundos» de H. G. Wells, muchos radioyentes sintonizaron más tarde la emisión o, simplemente, no prestaron la suficiente atención a una simple introducción de lo que parecía un programa cualquiera.
Así, en plena víspera de Halloween, tan solo tuvo que prender la mecha con un comienzo espeluznante: «Señoras y señores, interrumpimos nuestro programa de baile para comunicarles una noticia de último minuto procedente de la agencia Intercontinental Radio. El profesor Farrel del Observatorio de Mount Jennings de Chicago reporta que se ha observado en el planeta Marte algunas explosiones que se dirigen a la Tierra con enorme rapidez… Continuaremos informando».
Tras el primer corte y para darle aún mayor veracidad a la noticia, Welles retomaba la supuesta emisión de una orquesta desde el Hotel Meridian Plaza para volver a parar a medida que la ficticia invasión extraterrestre se iba desarrollando, «damas y caballeros, tengo que anunciarles una grave noticia. Por increíble que parezca, tanto las observaciones científicas como la más palpable realidad nos obligan a creer que los extraños seres que han aterrizado esta noche en una zona rural de Jersey son la vanguardia de un ejército invasor procedente del planeta Marte…»
Las interrupciones eran cada vez más frecuentes y con un mayor tono de alarmismo, como prueba la secuencia del personaje Carl Philips desde Grovers Mill, en el Estado de Nueva Jersey, donde supuestamente se estaba sucediendo el aterrizaje.
Los datos de audiencia estiman que cerca de 12 millones de personas escucharon la transmisión y otras tantas cayeron presa del pánico abandonando sus casas y colapsando carreteras, estaciones o comisarías de policía. Los teléfonos de emergencia echaron humo durante varias horas recibiendo multitud de mensajes que decían haber visto a los extraterrestres.
El polémico acontecimiento, que terminaba con la «muerte» del propio Orson Welles a causa de los gases que emanaban los invasores, pudo ser el fin de su fulgurante carrera, pero visto en perspectiva, aquello, en realidad, no fue más que el inicio de su leyenda.
La Comisión Federal de Comunicaciones investigó el caso, pero no encontró ninguna ley que hubiera sido quebrantada.
En contra de sus propios pronósticos, (Welles pensaba que este hecho iba a significar el final de su carrera) el joven director fue contratado por un estudio de Hollywood y unos años después, en 1941, dirigió, escribió, produjo y protagonizó “Ciudadano Kane”, considerada por muchos como la mejor película estadounidense de todos los tiempos.
En 2002, Welles fue elegido por el British Film Institute como el mejor director de la historia del cine.
Archivado en:  |  | 
----------------------------------------------------------------------------------------------------

Nuestro Insólito Universo 30 de octubre de 2015

http://exitosfm.com/visornota.aspx?id=21627
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El día que La Guerra de los Mundos sembró el pánico en EE.UU.

teleSUR TV - ‎hace 21 horas‎
Un 30 de octubre, pero de hace 77 años, el célebre Orson Welles entraba en el Estudio Uno de la Columbia Broadcasting en Nueva York (CBS) para narrar en directo la adaptación de la novela de H.G. Wells, «La Guerra de los Mundos» y poner el planeta a ...

http://www.telesurtv.net/news/El-dia-que-La-Guerra-de-los-Mundos-sembro-el-panico-en-EE.UU.-20151030-0048.html

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Guerra de los mundos: suicidios en Estados Unidos

El 30 de octubre de 1938 se produjo la famosa   radiofónica de “La guerra de los mundos”, obra de H.G. Wells, realizada por Orson Welles, provoca el pánico en EUU.
La Guerra de los Mundos.
La Guerra de los Mundos.
El 30 de octubre de 1938, Orson Welles con su magnífica voz aterrorizó a los Estados Unidos con su inquietante emisión radiofónica de ‘La Guerra de los Mundos’ de Herbert George Wells, una emisión radiofónica que describía una invasión de marcianos que amenazaba a toda nuestra civilización.
Era un domingo por la tarde y muchas familias regresaban a sus casas después del fin de semana. Los oyentes creyeron a pies juntillas la veracidad del relato y provocaron el caos.

Algunos huyeron precipitadamente de sus hogares, otros se armaron con lo que tenían a su alcance. También hubo accidentes o ataques de pánico y de nada sirvió que, algunos minutos más tarde, Welles desde el ‘Mercury Theatre on the Air’ anunciase que se trataba de una adaptación de la novela de H.G. Wells que él mismo había seleccionado para conmemorar la noche de Halloween. Una noche de terror que pudo haberle costado muy caro a Welles.
El día que La Guerra de los Mundos sembró el pánico en EE.UU.
 
Hace 75 años, Orson Welles entraba en el Estudio Uno de la CBS para narrar en directo la adaptación de la novela de H.G. Wells y poner el planeta a merced de "los alienígenas". | Foto: EFE
Previous
Next
Publicado 30 octubre 2015 (Hace 21 horas 43 minutos)
0
Comentarios
19165
Te Recomendamos

El polémico acontecimiento, que terminaba con la «muerte» del propio Orson Welles a causa de los gases que emanaban los invasores, pudo ser el fin de su fulgurante carrera, pero visto en perspectiva, aquello, en realidad, no fue más que el inicio de su leyenda. 
Un 30 de octubre, pero de hace 77 años, el célebre Orson Welles  entraba en el Estudio Uno de la Columbia Broadcasting en Nueva York (CBS) para narrar en directo la adaptación de la novela de H.G. Wells, «La Guerra de los Mundos» y poner el planeta a merced de los alienígenas. 

Welles dejó los 59 minutos de radio más famosos de la historia

Alrededor de las ocho de la tarde de un domingo, Welles acompañado de la compañía teatral Mercury que el mismo dirigía, ponía el mundo patas arriba al provocar el pánico entre miles de personas, convencidas de que EE.UU. estaba siendo invadida por seres de "otro planeta".

El mundo celebra el centenario del nacimiento de Orson Welles

Unos meses después que la popular emisora CBS le concedió un programa semanal basado en la dramatización de obras literarias, Welles lograba dejar los 59 minutos de radio más famosos de la historia. 


El afamado director Martin Scorsese dijo "Orson Welles es el hombre que más vocaciones de director ha despertado en la historia del cine".
 

En un contexto marcado por la Gran Depresión, el locutor norteamericano pensó que tal adaptación contada en forma de noticiario de última hora calaría en el seno de la audiencia.  

La confusión se dio, pese a que  «la Columbia Broadcasting System (C.B.S.) y sus estaciones asociadas» habían presentando al inicio del programa tanto a Orson Welles como al Mercury Theatre en la adaptación de «La guerra de los mundos» de H. G. Wells. 

Lea aquí: Cineasta francés Bertrand Tavernier recibirá León de Oro

Muchos radioyentes sintonizaron más tarde la emisión o, simplemente, no prestaron la suficiente atención a una simple introducción de lo que parecía un programa cualquiera.

Así, en plena víspera de Halloween, tan solo tuvo que prender la mecha con un comienzo espeluznante: 
«Señoras y señores, interrumpimos nuestro programa de baile para comunicarles una noticia de último minuto procedente de la agencia Intercontinental Radio. El profesor Farrel del Observatorio de Mount Jennings de Chicago reporta que se ha observado en el planeta Marte algunas explosiones que se dirigen a la Tierra con enorme rapidez... Continuaremos informando».

Otro de los personajes decía: «Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado... ¡Espera un minuto! Alguien está avanzando desde el fondo del hoyo. Alguien... o algo. Puedo ver escudriñando desde ese hoyo negro dos discos luminosos... ¿Son ojos? Puede que sean una cara. Puede que sea...»


La cinta Ciudadano Kane, estrenada en 1941, consolidó a Orson Welles como uno de los personajes más importantes en la historia del cine.
 

Los datos de audiencia estiman que cerca de 12 millones de personas escucharon la transmisión y otras tantas cayeron presa del pánico abandonando sus casas y colapsando carreteras, estaciones o comisarías de policía. 

Los teléfonos de emergencia sonaron varias horas recibiendo multitud de mensajes que decían haber visto a los extraterrestres.

El polémico acontecimiento, que terminaba con la «muerte» del propio Orson Welles a causa de los gases que emanaban los invasores, pudo ser el fin de su fulgurante carrera, pero visto en perspectiva, aquello, en realidad, no fue más que el inicio de su leyenda.

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/news/El-dia-que-La-Guerra-de-los-Mundos-sembro-el-panico-en-EE.UU.-20151030-0048.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
Noticias > Cultura
El día que La Guerra de los Mundos sembró el pánico en EE.UU.
 
Hace 75 años, Orson Welles entraba en el Estudio Uno de la CBS para narrar en directo la adaptación de la novela de H.G. Wells y poner el planeta a merced de "los alienígenas". | Foto: EFE
Previous
Next
Publicado 30 octubre 2015 (Hace 21 horas 43 minutos)
0
Comentarios
19165
Te Recomendamos

El polémico acontecimiento, que terminaba con la «muerte» del propio Orson Welles a causa de los gases que emanaban los invasores, pudo ser el fin de su fulgurante carrera, pero visto en perspectiva, aquello, en realidad, no fue más que el inicio de su leyenda. 
Un 30 de octubre, pero de hace 77 años, el célebre Orson Welles  entraba en el Estudio Uno de la Columbia Broadcasting en Nueva York (CBS) para narrar en directo la adaptación de la novela de H.G. Wells, «La Guerra de los Mundos» y poner el planeta a merced de los alienígenas. 

Welles dejó los 59 minutos de radio más famosos de la historia

Alrededor de las ocho de la tarde de un domingo, Welles acompañado de la compañía teatral Mercury que el mismo dirigía, ponía el mundo patas arriba al provocar el pánico entre miles de personas, convencidas de que EE.UU. estaba siendo invadida por seres de "otro planeta".

El mundo celebra el centenario del nacimiento de Orson Welles

Unos meses después que la popular emisora CBS le concedió un programa semanal basado en la dramatización de obras literarias, Welles lograba dejar los 59 minutos de radio más famosos de la historia. 


El afamado director Martin Scorsese dijo "Orson Welles es el hombre que más vocaciones de director ha despertado en la historia del cine".
 

En un contexto marcado por la Gran Depresión, el locutor norteamericano pensó que tal adaptación contada en forma de noticiario de última hora calaría en el seno de la audiencia.  

La confusión se dio, pese a que  «la Columbia Broadcasting System (C.B.S.) y sus estaciones asociadas» habían presentando al inicio del programa tanto a Orson Welles como al Mercury Theatre en la adaptación de «La guerra de los mundos» de H. G. Wells. 

Lea aquí: Cineasta francés Bertrand Tavernier recibirá León de Oro

Muchos radioyentes sintonizaron más tarde la emisión o, simplemente, no prestaron la suficiente atención a una simple introducción de lo que parecía un programa cualquiera.

Así, en plena víspera de Halloween, tan solo tuvo que prender la mecha con un comienzo espeluznante: 
«Señoras y señores, interrumpimos nuestro programa de baile para comunicarles una noticia de último minuto procedente de la agencia Intercontinental Radio. El profesor Farrel del Observatorio de Mount Jennings de Chicago reporta que se ha observado en el planeta Marte algunas explosiones que se dirigen a la Tierra con enorme rapidez... Continuaremos informando».

Otro de los personajes decía: «Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado... ¡Espera un minuto! Alguien está avanzando desde el fondo del hoyo. Alguien... o algo. Puedo ver escudriñando desde ese hoyo negro dos discos luminosos... ¿Son ojos? Puede que sean una cara. Puede que sea...»


La cinta Ciudadano Kane, estrenada en 1941, consolidó a Orson Welles como uno de los personajes más importantes en la historia del cine.
 

Los datos de audiencia estiman que cerca de 12 millones de personas escucharon la transmisión y otras tantas cayeron presa del pánico abandonando sus casas y colapsando carreteras, estaciones o comisarías de policía. 

Los teléfonos de emergencia sonaron varias horas recibiendo multitud de mensajes que decían haber visto a los extraterrestres.

El polémico acontecimiento, que terminaba con la «muerte» del propio Orson Welles a causa de los gases que emanaban los invasores, pudo ser el fin de su fulgurante carrera, pero visto en perspectiva, aquello, en realidad, no fue más que el inicio de su leyenda.

Leer más: Filme latinoamericano abre festival de cine de Venecia

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/news/El-dia-que-La-Guerra-de-los-Mundos-sembro-el-panico-en-EE.UU.-20151030-0048.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

H.G.Wells lo impuso: la imaginación al poder

EL PLACER DE LA LECTURA

H.G.Wells lo impuso: la imaginación al poder

Prolífico, casi inagotable, el escritor británico fue mucho más allá de la ciencia ficción. El modelo de un pacifista.
 
Compartir   

"Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado..." afirmó el periodista Carl Philips. Sí, los marcianos hacían pie en la Tierra y la radio transmitía en directo la invasión. La historia es conocida: fue una adaptación que Orson Welleshizo de "La guerra de los mundos" y los oyentes se creyeron el cuento. Tanto que se produjeron pánico, suicidios, abortos e infartos en Nueva York y su área de influencia. 

La semana que viene (el 30) se cumplirán 75 años de aquella histórica emisión de la CBS, carne de decenas de miles de tesis acerca de la influencia de los medios de comunicación sobre el comportamiento de las masas. Vale subrayar que detrás de toda esa historia hay una novela, muy buena por cierto. Por eso dejemos a Orson Welles para meternos en la obra deH.G. (Herbert George) Wells. Él fue, a fin de cuentas, quien imaginó por primera vez el aterrizaje de los letales marcianos. 

Imaginó muchas cosas Wells. Muchísimas, como Julio Verne. Y todas y cada una de esas ideas locas se inmortalizaron en el papel por medio de una producción extraordinaria. Wells fue un escritor incesante, abrumador, de ritmo endemoniado. Vivió 79 años (1866-1946) y dejó una obra equivalente a varias décadas más. Más de 50 novelas y una treintena de colecciones de cuentos en el rubro ficción. Un sinfín de libros de historia, ensayos y artículos sobre los más diversos temas. 

Wells era un pacifista, un humanista interesado por la vida en los márgenes. Es cierto que sus novelas costumbristas no alcanzaron el éxito de sus repetidas e imprescindibles incursiones en la ciencia ficción. Pero cuando abordó el género fantástico lo hizo con un ojo en la aventura y el otro en la denuncia. Es fácil seguir las huellas del imperialismo en "La guerra de los mundos", "La máquina del tiempo" o "Los primeros hombres en la Luna". 

Un tópico en la obra de Wells es la ética de la ciencia, la responsabilidad que le cabe al científico, los límites y los riesgos de la experimentación. Advierte lo que puede ocurrir cuando todo se desmadra. A veces con humor ("El alimento de los dioses"), a veces desde el terror ("La isla del doctor Moreau"). O, simplemente, desde la locura ("El hombre invisible"). 

Durante años Wells rankeó muy bien en las apuestas del Nobel. Nunca recibió el premio. No es necesario acudir a la academia sueca por una explicación porque él mismo lo tenía muy claro. "Yo hago honradamente lo que puedo por evitar repeticiones en mi prosa y cosas así -explicó-. Pero, quitando un pasaje de altura, no veo el interés de escribir por la belleza del lenguaje sin más". 

A Wells le interesaba contar sus historias sin plantearse rodeos. Rápido, al hueso. Tenía mucho que decir y el cine se lo agradeció. Las adaptaciones de sus novelas repiquetean en la pantalla desde principios del siglo XX y no hay signos de que vayan a detenerse. 

El enorme James Whale rodó en 1936 "El hombre invisible". El rol protagónico fue para Claude Rains, identificado para siempre con el personaje. Pero la joya insuperable que le aportó el universo Wells al cine es "La isla de las almas perdidas" (1932). Charles Laughton está sencillamente extraordinario como el doctor Moreau, amo y señor de una isla habitada por toda clase de seres monstruosos. Kathleen Burke hace de Lota, la mujer pantera, y Bela Lugosi es el Recitador de la Ley. Dirigió Erle Kenton y cuenta la leyenda que a Wells no le gustó la película. Y que lo hizo saber. 

En la década del 30 Wells se animó a sentarse en la silla del guionista y adaptó para la London Film Productions su novela "La forma de las cosas que vendrán". El filme se llamó "Lo que vendrá", fue dirigido por Cameron Menzies y -más allá de sus discutibles elementos formales- constituyó un poderoso alegato antibelicista. Mucho caso no le hicieron a Wells, porque poco después la guerra consumió al mundo y dejó 40 millones de muertos. En "Lo que vendrá" Wells expuso con trazo grueso su ideal: un futuro sin tensiones sociales, en el que la humanidad es capaz de convivir en plena armonía. 

En ese sentido la obra de Wells está plagada de advertencias. Sus monstruos son didácticos porque se explican, hasta se justifican. Toman al lector de los hombros y lo previenen sobre males mayores. Son libros veloces, sorprendentes, frescos y absolutamente originales. La imaginación es bella en sí misma cuando se le da el hilo suficiente como para matar minotauros y retornar al punto de partida.

Foto AmpliadaFoto AmpliadaFoto Ampliada

¿Alguien más en el espacio?

La Jornada Semanal,   domingo 17 de julio  de 2005        núm. 541
 

Norma Ávila Jiménez¿Alguien más en el espacio?


El 30 de octubre de 1938, la estación de radio de la CBS de Nueva York transmitió una adaptación del libro de H.G. Wells, La guerra de los mundos, protagonizada, entre otros, por el famoso actor Orson Welles. Los encargados de este programa no imaginaron la locura que desatarían entre los radioescuchas, quienes creyeron que era una transmisión en vivo de la llegada a la Tierra de los marcianos. El New York Times recibió más de ochocientas llamadas de personas angustiadas. Algunas preguntaban cómo podían ser voluntarios para ayudar a atacar a los extraterrestres, y otros se arrodillaban para orar.
¿Por qué este programa radiofónico causó tanto revuelo? Porque a la mayoría, aun con temor, le gustaría toparse con un extraterrestre; de allí el éxito de algunos programas televisivos con imágenes de platillos voladores Made in Earth y alucinantes anécdotas de abducciones.
Alejados de la charlatanería, científicos de diversos países hacen intentos serios por encontrar vida extraterrestre. Entre éstos, muchos dedican esfuerzos a una ciencia relativamente nueva que estudia el origen, evolución y destino de la vida en el Universo: la astrobiología. Un ejemplo de estas investigaciones es la que lleva a cabo la doctora Leticia Carigi, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM y miembro de la Sociedad Mexicana de Astrobiología.
Junto con investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias, la especialista se sumerge en la Vía Láctea —la galaxia o conglomerado de estrellas al que pertenece nuestro Sistema Solar—, para encontrar lugares donde posiblemente haya planetas como la Tierra, o sea, con enormes bloques continentales y agua líquida y que orbiten alrededor de una estrella como nuestro Sol, esto es, con temperatura adecuada para el surgimiento de la vida. "Lo que observamos a través de telescopios es el estado actual de nuestra galaxia; a partir de ese punto y con ayuda de programas computacionales, nos vamos hacia atrás en el tiempo, para ver cómo era la Vía Láctea en el pasado y conocer qué tantos elementos químicos básicos para la vida, como el carbono, el calcio y el oxígeno, conformaban las nubes dentro de las cuales se crearon las estrellas madres y sus planetas. Con esta informacion podremos decirles a los especialistas del proyecto SETI (siglas en inglés del programa Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre): ‘Dirijan sus radiotelescopios a tal punto, tal vez encuentren vida.’" Asimismo, los astrónomos observan, sin irse al pasado, las maternidades de estrellas, como lo es la Nebulosa de Orión, en donde hay sistemas planetarios en gestación que contienen los elementos químicos fundamentales."Dentro de millones de años, probablemente se desarrolle la vida en alguno de esos planetas en formación, y tal vez una mayor evolución dé lugar a la vida inteligente."
¿Qué formas vivientes encontraremos? Desde hace unos treinta años la imaginación popular plasma a los extraterrestres con torso, cuello y dedos alargados, y ojos grandes. Pero tal vez sean como los europanos que Arthur C. Clarke —astrónomo y novelista— describe en 3001:Odisea final: una especie de masas blandas que semejan robles con muchas ramificaciones. Aunque su planeta sea semejante a la Tierra, pueden ser muy diferentes.
El presidente de la Sociedad Mexicana de Astrobiología, el doctor Rafael Navarro, participa en proyectos que involucran a nuestro vecino, el planeta rojo. "Uno de los más importantes —que realiza en colaboración con especialistas de la Universidad de Louisiana y de la NASA— se refiere a la búsqueda de ambientes análogos a Marte en la Tierra", y lo han encontrado en Yungay, en el desierto de Atacama —de diez a quince millones de años de antigüedad—, ubicado en Chile. Es una zona de 10 mil kilómetros cuadrados catalogada como la más árida del planeta, con una precipitación pluvial de 1 a 2 milímetros cada diez años, en donde, consecuentemente, no hay vida, ni siquiera bacterias u otro tipo de microorganismos, asegura el doctor Navarro, también investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM. Si en este lugar encuentran evidencias químicas de que sí la hubo hace millones de años, la experiencia de este trabajo —que efectúan con la ayuda de un robot— les será de gran utilidad para trabajar en su detección en suelo marciano.
El efecto de los relámpagos en las atmósferas planetarias de Marte, Venus y Titán —el satélite más grande de Saturno—, es otra de sus investigaciones, ya que éstos juegan un papel importante en el origen de la vida. "Los relámpagos generan nutrientes que dan lugar a la vida, además de volver reactivo al nitrógeno de la atmósfera, que a su vez produce biomoléculas."
Otro proyecto lo lleva a cabo en el Pico de Orizaba, la montaña más alta de México —5 mil 610 metros—, y la tercera en Norteamérica. No está lejos el tiempo en que los primeros terrícolas lleguen al planeta rojo e inicien la colonización: lo primero, explica, será llevar gases superinvernadero que provoquen el aumento de temperatura y ello detone que el agua de los polos y subsuelo se derrita; esto originará lagunas y ríos en los cuales se introducirán bacterias capaces de liberar oxígeno a la atmósfera, hasta hacerla adecuada para las especies terrestres. El hombre de Ray Bradbury, que llegará con sus instrumentos, pinzas y martillos, ya no será únicamente un fragmento de las Crónicas marcianas. "Cuando Marte alcance una temperatura similar a la del Pico de Orizaba, será el momento de llevar árboles; de allí la importancia de estudiar las condiciones en las que se desarrollan los fríos bosques de esa montaña", subraya el especialista. ¿Convivirán con los marcianos, si es que están allí? ¿Conversarán con alguien más que su propia especie?
Y mientras encuentran a nuestros vecinos planetarios, tomemos en cuenta las palabras que Orson Welles dijera al finalizar el programa de radio citado: "Y recuerden mañana la terrible lección que aprendieron hoy: no hay marcianos, es Halloween."

Nautilus and Julio Verne in 2015

Nautilus and Julio Verne in 2015

10/25/15 23:00 - Last Updated 23:04
The plot is based on three important characters (Photo: Courtesy)
Nautilus is the continuation of Twenty Thousand Leagues Under the Sea, Classic French writer Jules Verne reaching the stage of the Teatro José Maria Santos, from October 21 to November 1, from Wednesday to Friday at 20 hours, Saturday at 16 hours and 20 hours and Sunday at 18 hours. The show asks the gears of the current power struggles. The plot is based on three characters, including Nemo himself, Verne. The story starts from the dispatch of Brazilian geologist Selena Theo to Antarctica. Mission entrusted by an oil company to investigate oil exploration on a glacier, a place that served as a Russian military base in the mid-1950s Directed by Paul Biscay Son, the piece is starring Michelle Rodriguez, Rubia Romani, Ed Canedo skin Captain Nemo and voice Angela Stadler for the Nautilus.

jueves, 29 de octubre de 2015

Cuando el futuro y el presente colisionan

Comparte este artículo utilizando los íconos que aparecen en la página. La reproducción de este contenido sin autorización previa está prohibida

Cuando el futuro y el presente colisionan

NorteDigital.mx - ‎20 oct. 2015‎

En esta ocasión es importante destacar que en este clásico de la Ciencia Ficción, el creador del capacitador de flujo y la máquina del tiempo, el “Doc” Emmett Brown, es un ferviente admirador del novelista francés, Julio Verne, por lo que nos dimos a ...

 Para saber mas hacer click en este link

http://nortedigital.mx/cuando-el-futuro-y-el-presente-colisionan/


PORTADAS EN ESPAÑOL DE VEINTE MIL LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO

BlogJulioVerne643.jpg (1152×1600):

jose pelaez
 
• Hace 1 año

BlogJulioVerne643.jpg (1152×1600)

20_000_leguas_de_viaje_submarino__julio_verne_57625_t0.jpg (386×500):

20_000_leguas_de_viaje_submarino__julio_verne_57625_t0.jpg (386×500)