JULES VERNE

JULES VERNE

martes, 30 de noviembre de 2010

Ilustraciones Julio Verne

Ilustraciones Julio Verne

http://jv.gilead.org.il/rpaul/
Podemos encontrar, en esta completísima web dedicada a Julio Verne, las más de 4000 imágenes que ilustraron la serie “Voyages Extraordinaires”…No son necesarios más comentarios, creo.

Publicado en Fondo de DocumentaciónLibrosLinkson Marzo 2, 2008 at 8:55 am Dejar un comentario

Tags: estilo steampunk, Ilustraciones, julio verne, retrofuturo, steampunk, Viaje extraordinarios, Voyages Extraordinaries

Colección Julio Verne

Colección Julio Verne


La editorial RBA edita la serie Viajes Extraordinarios, famosa colección que recogió -en forma de libros ilustrados- las obras de Julio Verne. Esta serie incluyó 60 novelas y relatos cortos ilustrados por 16 artistas diferentes: Émile-Antoine Ballard, Léon Bennett, George Roux…

Esta edición (compuesta por 58 libros) reproduce la colección original incluidos los frontispicios…Por cierto, para los amantes de los mapas: en “The maps from the Voyages Extraordinaries” se pueden encontrar todos los mapas de la serie en muy buena resolución..


Por último, dos estupendas páginas (en castellano) sobre el escritor: Viaje al centro del Verne desconocido y Julio Verne, el más desconocido de los hombres (esta página incluye la revista electrónica Mundo Verne).

Grabado ilustrativo de la novela “De la Tierra a la Luna”, de Julio Verne

http://www.caosyciencia.com/visual/imagen.php?id_img=411  ilustracion de la tierra a la luna
Grabado ilustrativo de la novela “De la Tierra a la Luna”, de Julio Verne, en la versión para la colección “Viajes extraordinarios”, publicada por las Ediciones Hetzel.

Créditos: Ediciones Hetzel

Imagen aparecida en el artículo Juegos gravitatorios: de la Tierra a la Luna… dando un rodeo

domingo, 28 de noviembre de 2010

De la tierra a la luna



Livre-audio : De la Terre à la Lune, avec Michel Galabru
http://julesvernenews.blogspot.com/2010/11/espagne-une-nouvelle-adaptation-au.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+JulesVerneNews+%28Jules+Verne+News%29







Amiens : embarquement sur le Great-Eastern avec Jules Verne


"Quelle île ! Quel échantillon de l'industrie humaine ! Jamais le génie industriel de l'homme n'a été poussé plus loin. J'espère bien peindre tout cela dans Une traversée à bord du Great-Eastern, et apprendre au public des choses qu'il faut savoir. C'est une huitième merveille du monde que ce navire !"

Jules Verne

à bord du Great-Eastern,

le 9 avril 1867.





Dans le cadre des Jeudis du patrimoine écrit, et à l’occasion de l’exposition Jules Verne : "Savoir rêver, savoirs rêvés", Les Bibliothèques d’Amiens Métropole proposent une conférence au cours de laquelle sera présenté le carnet de voyage manuscrit que Jules Verne tenait lors de son voyage à bord du Great-Eastern.

Ce "Carnet de voyage en Amérique", conservé à Amiens, a été intégralement numérisé en 2007 et on peut le consulter sur une borne à la Bibliothèque Louis Aragon. Jules Verne y a consigné une formidable réserve d'impressions et d'observations qu'il utilisera par la suite pour son roman "Une ville flottante". Comme on peut le voir dans l'extrait de sa lettre à Hetzel ci-dessus, le jeune romancier à succès (39 ans à l'époque) avait dès le départ l'intention de parachever ce voyage transatlantique par un roman qu'il avait initialement intitulé Une traversée à bord du Great-Eastern. Cette conférence, quant à elle, est intitulée "A bord du Great-Eastern, Notes de voyage, notes d'écrivain". Elle aura lieu demain jeudi 25 novembre à la Bibliothèque Louis Aragon, à 18 h. Elle sera proposée par Philippe Scheinhardt, qui est enseignant en Ile-de-France, et qui mène des recherches sur les processus de création chez Jules Verne. Il a consacré sa thèse aux manuscrits des Voyages extraordinaires en s’appuyant notamment sur la relation entre ce carnet de 1867 et le roman Une Ville flottante.PS : l'entrée est li



viernes, 26 de noviembre de 2010

MercadoLibre: Obras De Julio Verne. Novela. Literatura. - BsF 10.00

MercadoLibre: Obras De Julio Verne. Novela. Literatura. - BsF 10.00- esto es interesante,porque es una colección completa,pero la calidad del papel no debe ser muy buena, y no se sabe si es versión íntegra

miércoles, 24 de noviembre de 2010

El Paraíso no está en la otra esquina

Opinión

El Paraíso no está en la otra esquina

Por: Orlando López-Selva


Fue memorable ver y escuchar a Vargas Llosa hablar de literatura, la tarde en que el presidente Bolaños lo condecoró.

Escritores como él han construido universos de palabras y símbolos que hoy nos atrapan. Borges, García Márquez, Faulkner, Kundera o Kafka —y todos los escritores trascendentes— han reinventado la vida con la literatura. Es un cosmos en que cada escritor es un planeta, cuyas fuerzas gravitatorias nos capturan con una contundencia inmedible y feliz para nuestros sentidos y el espíritu.

El escritor peruano recibió la Orden Rubén Darío. Y para agradecer la honra, urdió un ameno discurso en el que esbozó su visión de la democracia en América Latina. Pero, como escritor, elogió a la literatura como “necesidad básica o como algo indispensable que no sólo es entretenimiento, sino que es algo que nos recuerda que la vida puede ser mejorada…”

Claro, a don Mario le faltó tiempo para convenceros de más razones para enamorarse de la literatura.

Pero soy un convencido fiel que en la literatura también hay importancia práctica.

Los primeros libros que leí fueron de Verne, Wells, Salgari, Asimov. Sin ellos nunca habría, tal vez, disfrutado del mundo de la ciencia.

Sin Julio Verne, el viajar al espacio habría sido menos tentador. La construcción del submarino, las locomotoras, los comunicadores inalámbricos, las naves, la exploración de otros mundos necesitaban no únicamente de la necesidad práctica sino de la imaginación.

Sin Wells habríamos visto el tiempo como dimensión dual y determinista. Pero su imaginación abordó todo lo que ayer era irreal y hoy nos es cotidiano. Y creo que entre él, Verne, Da Vinci, Buonarotti y los griegos, bastaría para construir todo el presente que ayer parecía absurdo.

No se pierde el tiempo al imbuirnos del mundo artístico o literario. ¡Tal vez en el arte yazga la mayor fuente de utilidad del futuro! ¡Cuánto se pierden aquellos que no ven las cosas así, pues ignoran el vasto disfrute de la imaginación!

Con Salgari la fantasía no era menos fecunda. Sus héroes y paisajes exceden cualquier frontera, misterio, aventura y exotismo. ¡Incluso un cuento relata los ritos practicados por nuestros antepasados en el volcán Masaya!

Con Asimov se siguen las rutas humanas hasta alcanzar la química, la física, la biología o la astronomía que siempre cautivan. Él lo abarca todo —lo real, lo pasado y lo futuro— con visión y asombro indescriptibles.

El filósofo húngaro Arthur Koestler bien lo dice: “Los artistas emplean los hechos como estímulos para la imaginación, en tanto que los científicos utilizan la imaginación para coordinar los hechos”. O, ¿Quién dice que arte y ciencia son incompatibles?

El mundo científico o tecnológico tendría menor imaginación sin las mentes que escribieron la literatura fantástica.

Acaso, ¿no podríamos pensar que el mundo real de hoy sólo habría sido visto como una fantasía hace uno o varios siglos?

La literatura y el arte también tienen un sentido útil, pues se anteponen a la realidad del futuro que todavía no vemos, pero que leemos en los libros. No es mera creación estética o placentera palabrería.

Mientras unas almas están dedicadas a lo artístico sin aprovechar o disfrutar las magníficas creaciones tecnológicas o inventos científicos, otros se enceguecen con sus obras prácticas, sin ver el lado estético de toda la producción humana.

Vargas Llosa no sólo es un gran narrador-ensayista. Es también un artista capaz de llegar a la verdad por medio de la lente estética. El artista también es un vidente. Y en su discurso de aceptación de la Orden Rubén Darío (¡El primer globalizador-profeta de nuestra América ingenua!), apenas pudo esbozar una de las múltiples dimensiones de la literatura.

¿Cuántas dimensiones más restan por descubrirle a la múltiple cosmovisión del arte o la literatura?

Tanto en Argentina, Nicaragua, Ecuador como Venezuela, la asfixia económica suele tener desvergonzadas intenciones extorsivas. Los propios gobiernos están al acecho de los medios privados que desbaratan o crean nuevos con recursos públicos.

DDC - Julio Verne

domingo, 21 de noviembre de 2010

Jules Verne News: Colloque d'Amiens : aujourd'hui, Jules Verne dans le monde

Jules Verne News: Colloque d'Amiens : aujourd'hui, Jules Verne dans le monde

http://3.bp.blogspot.com/_0B9BnL5Lq_c/TOVckJ5uiBI/AAAAAAAAGzk/8Gf_8idcoQI/s1600/Gr%25C3%25A8ce4.jpg

http://1.bp.blogspot.com/_0B9BnL5Lq_c/TOVdImXB2lI/AAAAAAAAGzo/oo6i2eKLlVs/s1600/Espagne42.jpg

http://3.bp.blogspot.com/_0B9BnL5Lq_c/TOVeCmyjm4I/AAAAAAAAGzs/fxE811yvoyo/s1600/Hongrie5.jpg

http://3.bp.blogspot.com/_0B9BnL5Lq_c/TOVfdMwUUdI/AAAAAAAAGzw/lMxfq9UUTpY/s1600/Pologne11.jpg

viernes, 19 de noviembre de 2010

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/c4/From_the_Earth_to_the_Moon_Jules_Verne.jpg

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/c4/From_the_Earth_to_the_Moon_Jules_Verne.jpg
http://www.taller54.com/verne50.htm- hay una biografia grabada,oirla,recomnedado


Julio Verne una excelente biografía por Juan Antonio Cebrián -recomendado

DIFICIL DE CREER -JULIO VERNE

http://www.youtube.com/watch?v=U0kROnFA0uQ  -dificil de creer, video interesante

DE LA TIERRA A LA LUNA

De la tierra a la Luna ( Resumen )


De la Tierra a la Luna es una novela «científica» y «satírica» de Julio Verne, publicada en 1865. Su continuación, Alrededor de la Luna, aparecería en 1870.

La obra, que comienza como una sátira del estereotipo estadounidense de la época, es un intento de describir, por primera vez, con minuciosidad científica los problemas que hay que resolver para lograr enviar un objeto a la Luna.

Tras terminar la Guerra de Secesión estadounidense, los miembros del Gun Club, constructores de cañones, se encuentran sin nada que hacer. Impey Barbicane, presidente de la asociación tiene una idea para levantarles el ánimo: propone la fabricación de un cañón gigante para enviar un proyectil a la Luna. Junto con el secretario, J. T. Maston, y tras ser informados de los detalles astronómicos por el observatorio de Cambridge, deben resolver una serie de cuestiones: características del cañón, forma y tamaño del proyectil, clase y cantidad de pólvora, ubicación del sitio de lanzamiento, financiación de la empresa, etc.

La factibilidad del proyecto es cuestionado por el capitán Nicholl, enemigo acérrimo de Barbicane (si el segundo es constructor de proyectiles, el primero lo es de corazas y escudos).

Tras conseguir el dinero necesario en una suscripción internacional, el gigantesco cañón es forjado en el suelo de la Florida. De pronto, aparece un francés, Michel Ardan, con el deseo de viajar en el proyectil.

Tras un dramático duelo entre Barbicane y Nicholl, Ardan los convence de que olviden sus rencillas y viajen con él a la Luna. El proyectil es modificado para permitir que los pasajeros puedan soportar el viaje.

Finalmente, el proyectil es lanzado. J. T. Maston, en el observatorio construido en las montañas Rocosas para la ocasión, intenta ubicarlo con el telescopio y cuando lo logra sufre una desilusión: el proyectil no ha llegado a destino sino que se ha convertido en satélite de la Luna.


Alrededor de la Luna ( 1870 )


Julio Verne, escritor que creó Alrededor de la Luna.Alrededor de la Luna es una obra de Julio Verne donde el autor continúa el relato iniciado en De la Tierra a la Luna. Fue publicada en 1870.


Argumento

Verne narra con lujo de detalles cómo sería el viaje de dos norteamericanos y un francés dentro de una bala gigante hacia la Luna. Mientras en De la Tierra a la Luna Verne se dedica a explicar minusiosamente como unos emprendedores planean y ejecutan todos los preparativos para un viaje hacia la Luna en una bala de cañón, en Alrededor de la Luna el autor describe el transcurso de ese viaje.

El viaje se realiza durante la Luna llena y, aunque la idea del los tripulantes era aterrizar en el satélite, pronto se dan cuenta que están atrapados orbitando alrededor de ella. Especulan sobre la posibilidad de vida selenita y después de comprobar que del lado de la Luna que siempre mira hacia la Tierra, ampliamente explorado por los telescopios de la época, no hay ningún indicio de vida, se internan en el otro lado. Como todo esto transcurre durante la Luna llena, el lado oculto se encuentra absolutamente oscuro. Sin embargo un bólido estalla, permitiendo, apenas por unos instantes, ver bien de cerca la superficie lunar y así el autor deja que los personajes den su parecer sobre la posibilidad de vida en la Luna.

Comentario

Los conocimientos científicos de la época permitían saber teóricamente cómo podría ser este viaje y efectivamente Verne no deja pasar ningún detalle. El hecho de que los objetos arrojados fuera de la nave la persiguen indefinidamente, la importancia del Sol a la hora de calentar la nave, la falta de gravedad, o la hiperventilación que se produce por un descuido y lleva a todos a tener un ataque de euforia debido al exceso de oxígeno, etc. reflejan el empeño del autor en crear un historia verosímil o hasta incluso premonitorio.

En la época, según se puede apreciar por los comentarios de los personajes, se especulaba con la posibilidad de existencia de atmósfera atrapada en el la cara oculta de la Luna (del lado visible era claro que no, por la falta de refracción).

Curiosamente, la obra se publicó 99 años antes de que el hombre pisara la Luna, en 1969.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Alrededor_de_la_Luna"




Aquí una muestra de los primeros 5 capitulos grabados por Francisco Calzado. Los otros 36 capitulos están en su página Web cuya dirección es : http://www.fcalzado.net/blog/?q=taxonomy/term/23&page=6



20.000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO



Capítulo 1. Un escollo huidizo. Un misterioso objeto flotante amenaza la seguridad de las rutas marítimas transoceánicas del mundo entero...

Capítulo 2. El pro y el contra. Se intensifica la preocupación por los ataques del misterioso monstruo marino, y Pierre Aronnax toma una importante decisión.

Capítulo 3. Como el señor guste. Conocemos a Conseil, el sirviente de Pierre Aronnax, y los preparativos para el viaje de la fragata Abraham Lincoln.

Capítulo 4. Ned Land. Una de las mejores armas de que dispone la fragata Abraham Lincoln es una persona: el arponero canadiense Ned Land.

Capítulo 5. A la aventura. El Abraham Lincoln recorre medio océano Atlántico y Pacífico en busca del misterioso narval que amenaza la seguridad de las rutas transoceánicas, y por fin encuentra algo...



DE LA TIERRA A LA LUNA



Tomado de la excelente pagina de Lamberto Alvarez



Capítulo I. El Gun-Club. En el transcurso de la guerra de Secesión de los Estados Unidos, en Baltimore, ciudad del Estado de Maryland, se creó una nueva sociedad de mucha influencia.

De la Tierra a la Luna: Capítulo II

Comunicación del presidente Barbicane

El 5 de octubre, llegadas las 8 p.m. una multitud se aglomeraba en los salones del Gun-Club, 21, Union Square. Todos los miembros de la sociedad residentes en Baltimore habían acudido a la cita de su presidente.



De la Tierra a la Luna: Capítulo III

Efectos de la comunicación de Barbicane

Es imposible describir el efecto producido por las últimas palabras del ilustre presidente. ¡Qué gritos! ¡Qué vociferaciones! ¡Qué sucesión de vítores, de hurras, de ¡hip, hip! y de todas las onomatopeyas con que el entusiasmo condimenta la lengua americana!

De la Tierra a la Luna: Capítulo IV

Respuesta del observatorio de Cambridge

Prontamente, Barbicane no perdió tiempo en medio de las ovaciones de que era objeto. Lo primero que hizo fue reunir a sus colegas en el salón de conferencias del Gun-Club, donde después de una concienzuda discusión, se convino en consultar a los astrónomos sobre la parte astronómica de la empresa. Conocida la respuesta, se debían discutir los medios mecánicos, no descuidando ni el detalle más insignificante para asegurar el buen éxito de tan gran experimento.



De la Tierra a la Luna: Capítulo V

La novela de la Luna

Si alguien mirara con una vista infinitamente penetrante y colocado en este centro desconocido a cuyo alrededor gravita el mundo, habría visto en la época caótica del Universo miríadas de átomos que poblaban el espacio. Pero poco a poco, pasando siglos y siglos, se produjo una variación, manifestándose una ley de atracción, a la cual se subordinaron los átomos hasta entonces errantes.

1865- JULIO VERNE ADELANTA EL VIAJE A LA LUNA A SUS LECTORES

1865- JULIO VERNE ADELANTA EL VIAJE A LA LUNA A SUS LECTORES

Consolidando lo que será en adelante su estilo introduce a sus lectores en una aventura inédita apoyándose con rigor en los conocimientos balísticos y astronómicos de la época. Obra emblemática de la serie que se conocerá como la de los Viajes Extraordinarios y también de sorprendentes anticipos sobre sucesos científicos y sociales del siglo XX.

"De la tierra a la Luna" - El himno al proyectil




"En su insigne misiva del 7 de octubre, el observatorio de Cambridge había tratado la cuestión bajo el punto de vista astronómico, pero era preciso resolverla mecánicamente. En este concepto las dificultades prácticas hubieran parecido insuperables a cualquier otro país que no hubiese sido América. En los Estados Unidos pareció cosa de juego. El presidente Barbicane había nombrado, sin pérdida de tiempo, en el seno del Gun-Club, una comisión ejecutiva. Esta comisión debía en tres sesiones dilucidar las tres grandes cuestiones del cañón, del proyectil y de las pólvoras. Se componía de cuatro miembros muy conocedores de estas materias. Barbicane, con voto preponderante en caso de empate, el general Morgan, el mayor Elphiston y el inevitable J. T. Maston, a quien se confiaron las funciones de secretario."



¡Fuego!

(Varios meses mas tarde) " Llegó el día clave, el primero de diciembre, porque si el lanzamiento del proyectil no se efectuaba aquella misma noche, a las diez y cuarenta y seis minutos y cuarenta segundos, más de dieciocho años tendrían que transcurrir antes de que la Luna se volviese a presentar en las mismas condiciones simultáneas de cenit y perigeo. [...]

Durante el día corrió entre aquella multitud ansiosa una agitación sorda, sin gritos, como la que precede a las grandes catástrofes. Un malestar indescriptible reinaba en los ánimos, un entorpecimiento penoso, un sentimiento indefinible que oprimía el corazón. Todos hubieran querido que el suceso hubiese ya terminado. [...]





Ilustración original de edición de la época
    foto



    ... el francés y los dos americanos habían entrado en el recinto reservado, a cuyo alrededor se agolpaba la inmensa muchedumbre. Les acompañaban los miembros del Gun-Club y delegaciones enviadas por los observatorios europeos. [...] Apenas faltaban cuarenta segundos para el momento de la partida, y cada uno de ellos duraba un siglo. Hubo al vigésimo un estremecimiento universal, y no hubo uno solo en la multitud que no pensase que los audaces viajeros encerrados en el proyectil contaban también aquellos terribles segundos. Se escaparon gritos aislados. [...]

    Una detonación espantosa, inaudita, sobrehumana, de la que no hay estruendo alguno que pueda dar la más débil idea, ni los estallidos del rayo, ni el estrépito de las erupciones, se produjo instantáneamente. Un haz inmenso de fuego salió de las entrañas de la tierra como de un cráter. El suelo se levantó, y apenas hubo uno que otro espectador que pudiera entrever un instante el proyectil hendiendo victoriosamente el aire en medio de inflamados vapores. [...] El inmenso penacho de fuego se percibió desde 100 millas en el mar, lo mismo en el golfo que en el Atlántico, y más de un capitán anotó en su diario de a bordo la aparición de aquel gigantesco meteoro. La detonación del columbiad fue acompañada de un verdadero terremoto. "


    (Fragmentos de la siguiente fuente bibliografica).

    Libro: De la tierra a la Luna - Julio Verne (1865)

    Alrededor de la Luna

    Cinco años mas tarde la saga continua. En 1870 Verne publica, con este titulo, la continuacion de su obra relatando la aventura de los exploradores Impey Barbicane, Michel Ardan y del Capitan Nicholl circunvolando la Luna, las causas de la trayectoria fallida, las particularidades de la superficie lunar y su eventual rescate.


    Apolo: cien años más tarde

    Frank Borman, tripulante de la nave espacial Apolo 8 conjuntamente con los astronautas James Lovell y William Anders expresan su reconociento histórico a Julio Verne como "adelantado" de la exploración espacial. La saga espacial de Verne tiene similitudes que sugieren mas que una simple coincidencia.

    En 1968 Apolo 8 ha sido la primera nave espacial tripulada en abandonar la órbita terrestre con destino a la Luna y circunvolarla. Ha despegado desde el sur de Florida en los EE.UU. al igual que el ingenio de Barbicane, también durante un mes de diciembre y con tres tripulantes, los que serán rescatados a su retorno en el océano Pacifico en la misma área elegida por Verne en la segunda parte de su historia. La extraordinaria intuición de Verne ha cosechado otro logro más: el gigantesco observatorio situado por Verne en las montañas rocosas dotado de un espejo de casi 5 metros de diámetro para seguir su nave-proyectil se hará también realidad en 1949 al instalarse en ese lugar el telescopio de Monte Palomar el mas grande en su tipo durante décadas con un espejo de esas mismas características.


    La última obra (¿profética?) de Verne

    Antes de morir, Verne preparaba una obra, que era en sentido apocalíptica, el libro titulado La invasión del mar (1905) cuenta que Europa sería cubierta por las aguas, las mismas que llegarían desde los polos producto de un deshielo a consecuencia del cambio climático lo que provocaba que el hombre volviera a su forma primitiva. En este sentido también se publicó El eterno Adán, libro que se sitúa la acción en México y en donde el protagonista descubre y traduce un diario que narra la destrucción de toda la humanidad y la sobrevivencia del ser humano.

    Otras profecías

    Las más comentadas son, sin embargo, las que realiza en su libro “París en el siglo XX”, en esta obra, el autor francés describe una París de 1960, y dice sobre ella los siguientes enunciados:

    - "Los ferrocarriles pasarán de las manos de los particulares a las del Estado".

    - "Aunque ya nadie leía, todo el mundo sabía leer".

    - "El latín y el griego no sólo eran lenguas muertas, sino enterradas".

    -"La mayor parte de los innumerables coches que surcaban la calzada de los bulevares lo hacían sin caballos; se movían por una fuerza invisible, mediante un motor de aire dilatado por la combustión del gas".

    -"Serás mayor de edad a los dieciocho".

    -"Se comprende que en esa época de negocios el consumo de papel aumentase en proporciones inesperadas (...); los bosques ya no servían para calefacción, sino para la impresión".

    -"...ya no hay mujeres (...) se han pasado al género masculino y ya no merecen la mirada de un artista ni la atención de un amante".



    Cabe destacar que A pesar de que Verne terminó la obra en 1863, no obstante, su editor, Jules Hetzel, se negó a publicarla porque la consideraba demasiado negativa.



    ¿Profecías o concidencias?

    Son pocos los datos que existen verdaderamente sobre las bases de estas cavilaciones proféticas sobre Verne, así también como su pertenencia a alguna secta religiosa o masónica son imposibles (acaso fácilmente negables) de verificar o confirmar. Por otro lado, muchos observan que las “visiones” proféticas de Verne en torno del Apolo 11 o sobre otros temas, no son más que meras coincidencias posiblemente lógicas si a uno se le ocurre divagar por lo que el hombre puede ser capaz de realizar. Por ejemplo, ¿si el hombre lograra viajar a través de las estrellas (lo que seguramente ocurrirá dentro de miles de años) será suficiente motivo para calificar a George Lucas como vidente o profético? No lo creo.

    Poemas de Julio Verne

    Poemas de Julio Verne


                                                                Vacilación


                                              Esa que amo tiene grandes ojos

                                              bajo las castañas pupilas;

                                              Esa que amo bajo los Cielos

                                              es bella entre las bellas.

                                             Ella brilla, embellece mis días,

                                            ¡Oh! si estuviera allá,

                                            mi Dios, me gustaría verla siempre

                                           Esa que amo.



                                        Esa que amo, es muy dulce verla,

                                        es dulce escucharla;

                                        Su mirada fija en el corazón la esperanza

                                        que su voz hace comprender.

                                       ¿Será para mi todo su amor,

                                        para mi solo, para mi mismo?

                                        Si amo, es que la veo

                                        esa que amo.



                                   
                                     Cerca de ella, ¡ay! siento

                                      una dulce emoción

                                      Ausente, hacia ella en mis sentidos

                                      algo me empuja.

                                     Para mi en el fondo de su corazón

                                      si fuese de la misma manera

                                    ¿Le daría una mirada extraviada?

                                    Esa que amo



                                   Esa que amo, ¡ay! ¡ay!

                                  cuando sea su turno, ¿me amará?

                                  No lo sé; no le he dicho

                                  que su ojo brilla.

                               ¿Es para mi que brilla así?

                               ¡Felicidad suprema!...

                               Además, ¿lo enciende ella también?

                                Esa que amo

                              si burlando mi inocencia

                              por su hipocresía,

                             ¡Se sirve de su belleza

                             Para quitarme mi vida!

                            ¿Su corazón podrá ser así de negro?

                            ¡Oh! ¡no, esa es una blasfemia!

                          ¡Un blasfemo!... no hace falta más que ver

                           Esa que amo.



                            No, no, amor, amor en nosotros

                             porque al hacerte mujer,

                            Dios, le doy mi agradecimiento de rodillas,

                           te di mi alma.

                          ¡Corre! me uno a tus pasos

                           En mi extremo ardor...

                          Quizás, no me ame,

                          Esa que amo.


                                                   Traducido: © Ariel Pérez

                                                            La espera

                                                   











                                                         Estoy en la dulce espera

                                                           en la cita nocturna
                                                          observo a mi bella amante




                                                             La Luna amorosa argenta
                                                             el césped flexible y dulce
                                                             Estoy en la dulce espera.





                                                            La sombra tibia y temblorosa
                                                           se prepara para nosotros
                                                           observo a mi bella amante.







    De su belleza encantadora
    ya me siento celoso
    Estoy en la dulce espera.

    ¡Será necesario abandonar a tía,
    padre, madre, hermana, esposo!
    Observo a mi bella amante.



    Bien cubierta con su manta,
    debe engañarlos a todos
    Estoy en la dulce espera.










    En este bosquecillo de amaranto,
    ¡No hace falta cerrojos!
    Observo a mi bella amante.






    ¡Ella llega diligente!...

    ¡La contemplo de rodillas!

    En una bien dulce espera


    ¡He observado a mi bella amante!











    Traducido: © Ariel Pérez

    FIN

    Tempestad y calma

    La sombra

    sigue

    sombría

    noche;

    una

    luna

    clara

    destella.

    Tranquila

    el aire puro

    destila

    el azul celeste;

    el sabio

    alquila

    viaje

    ¡Por supuesto!

    La atmósfera

    de la flor

    regenera

    el olor,

    se incorpora,

    evapora

    para la aurora

    su olor.

    En ocasiones la brisa

    De los verdes olmos

    Pasa y se estrella

    En las dulces ramas

    En el fondo del alma

    Que la reclama

    ¡Es un remedio

    Para todos los males!



    Un punto se declara

    Lejos de la casa

    Se convierte en una vara;

    Es una confusión;

    Larga, negra, rápida

    Nada más la doma

    Ella se agranda, sube,

    Cubre el horizonte.



    La oscuridad avanza

    Y dobla su negrura;

    ¡Su funesta apariencia

    Toma y sobrecoge el corazón!

    Y temblando presagia

    Que esa oscura nube

    Encierra una gran tormenta

    En su enorme horror.



    En el cielo, no hay más estrellas

    La nube cubre todo

    Con sus glaciales velas

    Esta allí, solo y de pie.

    El viento lo empuja, lo excita,

    Su inmensidad se irrita;

    ¡Al ver su flanco que se agita,

    Se comprende que esta en el límite!



    Se repliega y se agrupa,

    Aprieta sus vastos harapos;

    Apenas contiene los centelleos

    Que le vienen de sus vientos norteños;

    La nube en fin se dilata,

    Se entreabre, se rasga, explota,

    Como un matiz escarlata

    Las corrientes de sus negros torbellinos.



    El relámpago resplandece; luz brillante

    Que os ciega y os quema los ojos,

    No se desvanece, la tormenta silbante

    Lo hace brillar, encenderse mucho mejor;

    Vuela; en su curso mudo y rápido

    El horrible viento lo conduce y lo aviva;

    El rápido relámpago, en su fugitiva marcha

    Por sus zigzags une la Tierra a los Cielos.



    El rayo parte instantáneamente; tempestea, truena

    Y el aire se llena de sus largo ruido;

    En el fondo de los ecos, el inmenso ruido zumba,

    Envuelve, presiona todos de sus resquebrajados crujidos.

    Triplica sus esfuerzos; el relámpago como la bomba,

    Se lanza y rebota sobre el tejado que sucumbe,

    Y el trueno estalla, y se repite, y cae,

    Prolonga hasta los Cielos sus aterramientos.



    Un poco más lejos, pero tembloroso todavía

    En el negro cielo la tormenta continúa,

    Y de sus fuegos ensombrece y colorea

    La oscuridad de la silbante noche.

    Entonces por instantes los vientos del norte la mueven

    Se calma un poco, el trueno se esparce,

    Y después se acalla, y en la lejanía rueda

    Como un eco solamente que fue.



    El relámpago también es cada vez más raro

    De vez en cuando muestra sus fuegos

    No es más la cruenta lucha

    Donde los vientos combatían entre ellos;

    Llevando a otras partes su sombría cabeza,

    El horror, el estampido de la tempestad

    Un poco más tarde, se detiene,

    Finalmente huyen sus bulliciosos juegos.



    En el cielo la última nube

    Es barrida por el viento;

    En el horizonte esa gran tempestad

    Ha cambiado muy rápidamente;

    No se ve a lo lejos en la sombra

    Más que una espesura larga, sombría,

    Que se va, se tiñe de negro, oscuridad

    Toda en su desplazamiento.



    La naturaleza está tranquila,

    Ha perdido su miedo;

    Es dulce y dócil

    Y se regocija el corazón;

    Si el trueno ruge

    Y con su profunda voz

    Allá preocupa al mundo,

    Aquí no se le teme más.



    En el cielo la estrella

    Con un luz más pura

    Brilla y se devela

    En el seno del azul celeste;

    La noche en la tregua,

    Que toma y sueña,

    Y que se levanta,

    No tiene más oscuridad.



    El agradable aliento

    Del dulce hálito

    Que camina

    Como un suspiro,

    silenciosamente,

    la hoja inclina,

    la zalamería,

    y provoca placer.



    La naturaleza

    es aún

    mucho más pura,

    y se duerme;

    en la embriaguez

    la señora,

    así junta

    una cama de oro.



    Toda alegre,

    La flor

    Se calma;

    Su corazón

    Tranquilo

    Destila

    El útil

    Olor.



    Ella

    Huye,

    Bella

    Noche;

    Una

    Luna

    Clara

    Destella.


    FIN

    Traducido: © Ariel Pérez

    jueves, 18 de noviembre de 2010

    UNA CARICATURA O UN RETRATO

    Carta autografiada



    Cher Monsieur,


    Au moment où je vous écris ces quelques lignes, je me trouve précisément à Kansas-City,

    - en imagination -, et à propos d'un prochain roman qui aura

    tout le territoire des Etats-Unis pour théâtre.

    Recevez les compliments de nouvelle année de votre... Jules Verne.

    Malheureusement, on ne connaît pas le destinataire de cette belle carte de visite. En revanche, elle est très clairement datée du 29 décembre 1897. Quant au roman auquel Jules Verne travaille, chacun l'aura bien sûr reconnu, il s'agit du Testament d'un Excentrique, l'un de ses romans les plus originaux, qui paraîtra en 1899, et dont l'action se déroule exclusivement aux Etats-Unis. Il s'agit en fait d'une gigantesque partie de jeu de l'oie, qui a pour enjeu la fortune colossale du testateur (l'excentrique), dont les pions sont des personnages bien réels, et dont les cases sont constituées de chacun des états des USA. Du pur génie vernien !

    Quant à notre émouvant et précieux document, il sera soumis au feu des enchères lundi 22 novembre prochain, par la Maison Pierre Bergé et Associés, en la salle n° 16 de l'Hôtel Drouot à Paris, à partir de 14 h. Il s'agit du lot n° 242, et il est estimé entre 1.000 et 1.200 €.

    VIAJES EXTRAORDINARIOS

    lunes, 15 de noviembre de 2010

    NECROLÓGICA EN LA ISLA MISTERIOSA

    viernes 12 de noviembre de 2010

    NECROLÓGICA EN LA ISLA MISTERIOSA

    Javier Coria

    Siempre que muere un librero los libros lloran. Este es el caso de los volúmenes de la entrañable librería parisina La Isla Misteriosa: Librería de Julio Verne. El señor Michael Roethel, dueño de la librería, acaba de morir a los 84 años de edad. Gran experto en las ediciones de Hetzel, era el perito que los juzgados parisinos consultaban cuando había alguna duda sobre la autenticidad de viejas ediciones. Era un hombre de gran cultura y temible contrincante en el ajedrez, como nos cuentan en Jules Verne News. Sirvan estas apresuradas líneas de condolencia para su familia y amigos.





    Tortilla a la Nantesina(PARTE DERECHA)

    ALGUNAS ILUSTRACIONES, FOTO DE LA TUMBA JULES VERNE

     









     
     

     
     

    JULIO VERNE ¿LISTO PARA OTROS CIEN AÑOS?

    http://www.taller54.com/verne50.htm  Aqui hay unos poemas de JV, les recomiendo leer todo el documento es muy interesante,algo largo,pero vale la pena

    ENSAYO




    La obra literaria del francés sigue generando polémica. Roberto de Sousa Causo



    JULIO VERNE

    ¿LISTO PARA OTROS CIEN AÑOS?





    De http://www.samizdat.com.ar/indice%20de%20articulos.htm



    Cuando todo parece indicar que el tema Julio Verne está agotado, este ensayo nos permite reflexionar sobre todo aquello que en la obra del francés no es transparente. Y más allá de su aporte al desarrollo de la ciencia-ficción dura parece haber muchas otras cosas dignas de estudio.



    Julio Verne nació en 1828 en Nantes, ciudad portuaria que fuera hogar de los duques de Bretaña y que sería severamente bombardeada en la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día, la ciudad mantiene un museo Julio Verne y realiza anualmente el Festival Utopiales, uno de los principales eventos europeos de ciencia-ficción.



    Verne falleció en 1905 como uno de los autores más leídos del mundo. Sin embargo, en el final de su vida parecía frustrado, especialmente por la negativa de la Academia Francesa de Letras de acogerlo en su seno. Cien años después, su fama e influencia todavía se hacen sentir, mientras que a duras penas recordamos a otros escritores de su tiempo, como presentía Raymond Roussel: «Verne seguirá existiendo cuando todos los demás autores de nuestra época ya hayan sido olvidados hace mucho tiempo.»



    Varios de sus 60 libros de la colección Viajes Extraordinarios son incluidos en la actualidad dentro de la ciencia-ficción, en virtud de nuestra mirada retrospectiva, y el nombre mismo de la colección bautizó la manera principal de hacer CF en la Francia del siglo XIX (en Inglaterra, el género era conocido como «romance científico»). Su propuesta de «resumir todos los conocimientos geográficos, geológicos, físicos y astronómicos recolectados por la ciencia moderna, y rehacer, bajo la forma atrayente y pintoresca que le es propia, la historia del universo» parece surgir tanto de sus propias ambiciones como de la figura de su editor, Pierre Hetzel. De hecho, fue Hetzel quien lo contrató para su publicación Magasin d’éducation et de récréation, ya que anteriormente Verne escribía comedias y operetas para los teatros de París.



    En Viaje al centro de la Tierra (1864), en De la Tierra a la Luna (1865) o en Veinte mil leguas de viaje submarino (1869), Verne exploró la ciencia de su época de manera cuidadosa y didáctica. Difundió las ideas de Darwin en el primer libro, anticipó la necesidad de una posición ecuatorial para las bases de lanzamiento de cohetes (el Cabo Kennedy) y el «amarizaje» de las naves que reingresan a la atmósfera, en el segundo; y el submarino como arma estratégica en el tercero. Defendiendo su método, criticó la fantasía científica de H. G. Wells Los primeros hombres en la Luna (1901), que comparte la misma temática de la novela verniana de 1865. Allí nace el eterno debate de la ciencia-ficción en torno al rigor científico.



    De hecho, Verne no previó o descubrió el dirigible, el submarino, el cohete o el autómata, como muchos piensan. Simplemente extrapoló –imaginando un desarrollo posible– las ideas que ya circulaban. Su mérito, quizás, estaba más en darle una forma tan concreta y apasionante a sus visiones, haciéndolas ver más reales que la propia realidad. Cuando Santos Dumont, un fanático de Verne, viajó a Europa para empaparse con los últimos desarrollos del globo dirigible, se sorprendió con el hecho de que todavía no habían sido inventados, en clara oposición a lo que sostenían los escritos del novelista. Y fiel al espíritu verniano, Dumont regresó para inventar el dirigible y mucho más.



    Verne comenzó a ser imitado incluso cuando todavía vivía. El visionario artista Albert Robida pobló el futuro con imágenes de dirigibles, buzos y submarinos en obras como Le XXe siècle (1883), La vie électrique (1890) y La guerre au XXe siècle (1887), además de ilustrar los fascicules escritos por Pierre Giffard, La guerre infernale, explorando un costado mucho más pesimista.



    Los fascicules fueron publicaciones populares –las dime novels francesas– que circularon especialmente entre 1907 y 1959, muchas veces explorando el romance y la ciencia ficción de influencia verniana, como en las novelas publicadas en Voyages lointains, aventures étrages, o en los seriales Aventures fantastiques d’un jeune parisien, de Arnauld Galopin, y Les voyages aériens d’un petit parisien à travers lê monde, un auténtico best-seller escrito por Marcel Priollet. El incansable pequeño parisino también estuvo en el espacio con Les aventuriers du ciel, de R. M. De Nizerolles. Otras series de aventuras baratas fueron Les Robinsons de l’île volante, del propio Nizerolles, y Les gangsters de l’air, de José Moselli.



    La mayoría de estos autores fueron olvidados, pero bien pueden haber contribuido a llevar la influencia de Verne dentro del siglo XX, del mismo modo en que lo hizo Hugo Gernsback, editor natural de Luxemburgo. Creador de la frase science fiction, Gernsback fue el responsable de la formación de un mercado especializado para la CF a través de su trevista Amazing Stories, en 1926. Para señalar a los autores norteamericanos el tipo de historia que deseaba incluir en su revista, reeditó historias de Verne (como así también de Poe y de Wells).



    En el Brasil, O Doutor Benignus (1875), de Augusto Emílio Zaluar, tenía la influencia de Verne claramente marcada en ese viaje extraordinario por el interior del país, de la misma manera que A Filha do Inca (1927), de Menotti Del Picchia, y una novela tan tardía como O Homem que Viu o Disco Voador (1958), de Rubens Teixeira Scavone. El propio Verne «anduvo por aquí» con una novela amazónica de 1881, La Jangada, aunque de hecho nunca puso un pie en Brasil. Como en muchos de sus viajes extraordinarios, su travesía era a través de la imaginación, inspirada en relatos ajenos: basta hablar de la aldea flotante bajando por el Amazonas, que sugiere la imagen de la fábrica flotante del malhadado Proyecto Jari.



    Si bien Verne fue imitado, él mismo también imitó. Es el caso del helicóptero gigante de Robur, el conquistador (1886), que Verne habría «aprovechado» de la obra de uno de sus imitadores, el norteamericano Luis Senarens, que escribió una serie de dime novels protagonizadas por el héroe Frank Reade (entre 1876 y 1913). Pierre Versins, creador de la notable Encyclopédie de l’Utopie et de la SF (1972), realiza una extensa lista de los temas que Verne habría tomado de autores franceses e ingleses de los siglos XVIII y XIX. Incluso la «estrategia» de resumir los conocimientos científicos de la época habría sido intentada con anterioridad (aunque sin éxito, al contrario que Verne), de acuerdo con Versins.



    Es bueno recordar que esta «polinización cruzada» es propia de los géneros populares, y tal vez uno de los méritos de Verne haya sido estar posicionado como figura central de ese proceso. No obstante, numerosos investigadores se preguntan qué lo hace único para la ciencia-ficción. De hecho, otros autores –muchos de los cuales tenían imaginación y capacidad literaria superiores– ya escribían viajes extraordinarios con anterioridad. Verne escribía ciencia-ficción dura de su tiempo: «Soy un escritor cuyo trabajo es registrar cosas que parecen imposibles, pero que sin embargo son absolutamente reales», dice el profesor Aronnax, el narrador de Veinte mil leguas de viaje submarino. La CF dura representa para muchos el «núcleo alrededor del cual gira la ciencia ficción» (en palabras del editor norteamericano David Hartwell). Pese a que Verne no siempre acertaba: el tema de la tierra hueca, que heredó de una sus principales influencias, Edgar Allan Poe, es una imposibilidad, de la misma manera que es imposible la superviviencia de los tripulantes de una cápsula espacial disparada por un cañón. Lo que cuenta es la intención de extrapolar estrictamente a partir del saber científico de su tiempo.



    Su didactismo esconde, por ejemplo, un aspecto poco reconocido por los críticos: su ficción estaba anclada en el presente. Aunque haya tratado sobre temas del pasado histórico y prehistórico, y haya escrito algunas narraciones ambientadas en el futuro, Verne se refería siempre al ahora, al conocimiento actual del hombre del siglo XIX. No importaba que hablase de dinosaurios o de la Atlántida sumergida, su ficción exudaba una fuerte sensación de contemporaneidad, integrándose al contexto de las publicaciones populares en las que aparecían sus novelas. Los intereses cotidianos de las personas del siglo XIX –viajes, descubrimientos y hechos científico-aventurescos– eran incrementados y transformados en maravillosos en sus viajes extraordinarios. Así, la ciencia y la tecnología impregnaban la experiencia del hombre de ese entonces.



    Para trazar un paralelo contemporáneo, su método y su anclaje en el presente estarían vivos en un Michael Crichton, que comparte otra característica con Verne: el hecho de ser un creador de best-sellers. De hecho, Crichton fue el primer «más vendido» de ciencia-ficción, a nivel nacional en la posguerra, con La amenaza de Andrómeda (1971), y sigue estando en gran forma, aunque su utilización cínica de los temores contemporáneos respecto de la ciencia y la tecnología son una estrategia que Verne no aprobaría.



    El cyberpunk, el movimiento surgido dentro de la ciencia ficción que más la ha trascendido, tiene como ideólogo a Bruce Sterling, un declarado fanático de Verne que admite: «Comparto la tendencia verniana de escribir viajes fantásticos en los que la gente aparece rápidamente en los rincones más extraños del mundo. Es una buena manera de aportar una serie de datos en un texto, sin perder el interés del lector.» Sterling define al cyberpunk como una clase de CF dura. Como hacía Verne, el cyberpunk extrapola desarrollos inmediatos de la tecnología actual, ubicados en un futuro próximo. Y de la misma manera en que el escritor francés utilizaba muchos personajes norteamericanos o ingleses –países en la vanguardia de la producción científica del siglo XIX–, los autores globalistas del cyberpunk fueron a buscar la vanguardia de las nuevas tecnologías y de los comportamientos en Japón y en los «tigres asiáticos».



    La influencia verniana está más presente en el steampunk, subgénero que Sterling creó con otro gurú del cyberpunk, William Gibson, a través de la publicación de la novela The Difference Engine (1992). Se trata de una ciencia-ficción retro, que regresa a las raíces del género en el siglo XIX. Según Sterling: «Nuestro plan original presentaba a Verne como personaje en The Difference Engine. Por suerte, recuperamos el juicio y no lo utilizamos. Desde entonces, ya escribí dos introducciones para reediciones de novelas de Verne, La vuelta al mundo en 80 días y La isla misteriosa.» El steampunk estuvo muy en boga en los ’90, antes de transformarse en un formato particularmente popular en las historietas y en el cine (The League of the Extraordinary Gentlemen y La liga extraordinaria, respectivamente).



    Frente al «Problema Verne» –en palabras del respetado investigador Thomas Clareson– algunos dirán que la influencia del escritor en los siglos XX y XXI es apenas residual, y que su contemporaneidad es más que nada una curiosidad sobre una determinada época, el siglo XIX, en la que se construía la primera ciencia-ficción (y podríamos agregar, también el mundo tecnológico en el que vivimos). ¿Traerá el futuro próximo el olvido de su duradera fama?



    No creemos. Simplemente, el Problema Verne será más profundo. Marcel Moré ha señalado las semejanzas entre sus escritos y las ideas de Nietzsche, en particular la posición del capitán Nemo, de Veinte mil leguas de viaje submarino, una especie de súperhombre nietzschiano, misántropo y dispuesto a perseguir sus objetivos más allá de la humanidad mediocre y vil. «¡Dí tu palabra y hazte pedazos!» (Así habló Zaratustra) podría ser el lema del aventurero submarino, un guerrero de origen indio que ha perdido todo a manos del colonialismo inglés (odiado por Verne), y que aspiraba a colectar el conocimiento de todos los océanos del mundo para entonces liberarlo en un arca sellada –como una especie de mensaje en una botella– el día de su muerte. Nemo financiaba movimientos de liberación con el oro recuperado de galeones naufragados, y atacaba al poderío naval de las potencias coloniales. El súperhombre nietzschiano fue repetido por el francés con Robur y su nave aérea. Verne, que proyectaba una imagen de burgués y positivista convencido, tenía tendencias de izquierda. De acuerdo con Moré: «En 1889 se presenta en las elecciones municipales de Amiens en una lista ultra ‘roja’.» París en el siglo XX, un inédito publicado póstumamente en 1994, sugiere temas sociales y el cuestionamiento del rumbo de la sociedad occidental, tópicos presentes en Verne desde el principio (el texto fue rechazado por Hetzel en el inicio mismo de la carrera del escritor). Para John Clute, uno de los principales críticos contemporáneos de la ciencia-ficción, «su último libro, La misión Barsac, es un salvaje ataque a la pretensión del Progreso Occidental de ser capaz de construir algo que se asemeje a una sociedad ideal», sugiriendo un arco argumental en la obra de Verne, a partir del cual el escritor habría regresado a sus convicciones iniciales. Por su parte, Michel Foucault, haciendo un análisis del discurso verniano detecta una tensión entre cierta inmovilidad del discurso del saber científico y su deseo de aventuras, en una frustrada búsqueda por el conocimiento del Yo.



    El Problema Verne traería consigo, enmascarado con el deslumbramiento tecnológico, ese lacerante dilema entre el conocimiento del universo y el conocimiento de lo humano. Una cuestión que hoy en día está más viva que nunca. Viva, tal vez, por los próximos cien años.







    Traducido por Horacio Moreno

    Tortilla a la Nantesina

    La anécdota de la tortilla que unió a dos genios (Parí­s 1848)

    La anécdota de la tortilla que unió a dos genios (Parí­s 1848)


    Escrito por Javier Sanz
    Marzo 2nd, 2009
    Categorías Colaboración, Enigmas y Anécdotas, Guillermo

    Aquella noche de 1848 el joven Jules llevaba puesto su único traje, aquel que cuidadosamente se turnaba con su amigo Eduoard Bonamy para frecuentar alguna que otra tertulia de ambiente literario e intelectual de Parí­s.



    Trataba que su vestimenta no delatara frente a los tertulianos su origen provinciano nantesino, y menos aún su apretada situación económica.

    Muchos dí­as solo se alimentaba de pan y leche, y es que la escasa asignación que recibí­a de su padre la utilizaba para pagar el alquiler de una modesta habitación en el barrio latino (habitación que también compartí­a con su amigo Bonamy) y, sobre todo, para comprar libros y más libros, indispensables para quien, como Jules, pretendí­a ser un gran dramaturgo.


    Se hací­a tarde, y mientras bajaba las escaleras de la casa de Madame Barreré (un conocido y bohemio salón de tertulias), recordaba distraí­do las conversaciones literarias que acababa de mantener y que tanto le apasionaban.En ese momento, Jules tropieza con un orondo caballero que subí­a apresuradamente y resoplando por las escaleras.

    Jules no se disculpa. Le mira con altanerí­a y dice:

    -“Seguro que usted ha cenado muy bien esta noche”

    -“Perfectamente joven, nada menos que una tortilla de tocino a la nantesina y …”- responde el desconocido

    -“Las tortillas a la nantesina de Parí­s no valen nada. Hay que echarles azafrán, ¿entiende?” ““ interrumpe Jules

    -“¿Así­ que sabe usted hacer tortillas, joven?” ““ pregunta el caballero

    -“¿Que si sé hacer tortillas, señor?, sobre todo me las sé comer” – espeta nuestro joven amigo.

    -“¡Es usted un insolente! Y le exijo una satisfacción. Aquí­ tiene mi tarjeta… Vendrá el viernes a mi casa… a cocinar usted mismo una tortilla”

    Al dí­a siguiente Jules cuenta el curioso incidente a su amigo Aristide Hignard, momento en el que saca la tarjeta, la lee y grita estupefacto: “¡Alexandre Dumas!”

    Sí­, aquel orondo y voluminoso caballero de las escaleras era nada más y nada menos que Alejandro Dumas, el gran escritor y autor de novelas de gran éxito como “Los tres Mosqueteros” o “El Conde de Montecristo”

    Jules (Julio) Verne, acudió al singular “duelo” y cocinó la tortilla.

    Desde aquel momento ambos mantuvieron una gran amistad y Dumas se convirtió, hasta su muerte en 1870, en consejero literario y protector de Verne, ayudándole incluso a estrenar en Parí­s alguna que otra obra teatral, aunque con escaso éxito.

    Pero lo que el gran Alejandro Dumas no pudo siquiera sospechar en aquel momento es que, con el paso del tiempo, Julio Verne, su protegido provinciano de Nantes, llegarí­a a superarle mundialmente tanto en popularidad como en número de tiradas y ediciones.

    En 1885, quince años después de la muerte de Dumas, Verne le dedicará su novela “Matí­as Sandorf”, su propia versión de “El Conde de Montecristo”.
    _____________________________________

    Fuentes y más información:

    La anécdota de la tortilla nantesina se puede encontrar en la mayorí­a de las biografí­as de Julio Verne, entre las que recomiendo especialmente ésta, que además cuenta con una excelente galerí­a fotográfica, de donde he tomado varias fotos para este post.

    Los personajes que aparecen en el relato, como Eduoard Bonamy, Aristide Hignard, y Madame Barreré y su salón de tertulias, son reales y aparecen en las distintas biografí­as de Verne.

    Según parece, la primera referencia al peculiar encuentro entre Verne y Dumas aparece en el libro “Jules Verne et ses voyages”, escrito por Bernard Frank y publicado en Parí­s en 1941.

    No puedo dejar de recomendaros el pasaje de la historia que Juan Antonio Cebrián dedicó a Julio Verne, donde también cita esta curiosa anécdota.

    Finalmente, lo que ya no he podido encontrar, a pesar de una intensa búsqueda, ha sido la receta de la famosa tortilla de tocino a la nantesina

    Colaboración de Guillermo.

    9 Comentarios de “La anécdota de la tortilla que unió a dos genios (Parí­s 1848)”


    . fernando dice:

    2 Marzo 2009 en 15:09

    Sensacional anécdota. Nunca se sabe lo que va a pasar en la vida. De ahí­, su magia. Un abrazo.



    senovilla dice:

    3 Marzo 2009 en 8:58

    Que bonito, conectados por la tortilla, si es que los caminos se cruzan con los destinos.



    Saludos Coridlaes.



    guillermo dice:

    3 Marzo 2009 en 16:30

    Gracias Fernando y Senovilla, y gracias a Javier por publicarlo. es un placer colaborar en esta página.



    Javier Sanz dice:

    3 Marzo 2009 en 16:54

    A ti por tu colaboración y tus anécdotas.



    poemas dice:

    20 Octubre 2009 en 18:37

    Muy interesante historia, hubiera sido fabuloso que existiera una reunion de todos o la mayoria de los genios en el mundo para beneficiar de alguna manera nuestro planeta.



    Saludos!



    Javier Sanz dice:

    2 Marzo 2009 en 14:48

    La anécdota de la tortilla que unió a dos genios (París 1848) http://tinyurl.com/c83gl6



    Marty McFly dice:

    11 Septiembre 2009 en 12:40

    La tortilla que unió a dos genios http://bit.ly/WFCo7



    Vito dice:

    20 Octubre 2009 en 10:31

    La tortilla que unió a 2 genios (Dumas y Verne) http://bit.ly/lT4T3



    El día que Alejandro Dumas pilló a su mujer con un amigo
    Historias de la Historia dice:

    13 Octubre 2010 en 0:06

    [...] genial escritor francés Alejandro Dumas (1802 – 1870) se casó con la actriz Ida Ferrer en 1840. Aquella boda no fue por amor sino [...]



    http://historiasdelahistoria.com/2009/03/02/la-anecdota-de-la-tortilla-que-unio-a-dos-genios-paris-1848/comment-page-1/#comment-446840

    tertulia.jpg


    352 × 221 - La anécdota de la tortilla que unió a dos genios (París 1848)

    viernes, 12 de noviembre de 2010

    Viñetas: EDICIÓN FRANCESA DE LAS AVENTURAS DEL JOVEN VERNE

    Viñetas: EDICIÓN FRANCESA DE LAS AVENTURAS DEL JOVEN VERNE

    LAS AVENTURAS DE JULIO VERNE




    Jules Verne News: Nécrologie : Michel Roethel est décédé

    Jules Verne News: Nécrologie : Michel Roethel est décédé-libreria JULES VERNE, en Paris,sale la collecion de libros y un busto de JV,INTERESANTE

    Jules Verne News: A quand un Pont Jules Verne à Nantes ?

    Jules Verne News: A quand un Pont Jules Verne à Nantes ?

    DIA MUNDIAL DEL LIBRO

    El Día Mundial del Libro es una celebración creada en 1995 por disposición y acuerdo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés). Desde 2002, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara lo celebra, con un maratón de lectura en voz alta, cada 23 de abril. El autor cuya obra se lee durante la jornada es seleccionado mediante una votación pública. Se ha leído la obra de Juan José Arreola (2002), Julio Cortázar (2003), Pablo Neruda (2004), Julio Verne (2005), Jorge Luis Borges (2006), Gabriel García Márquez (2007), Agustín Yáñez (2008), Horacio Quiroga (2009).


    En 2010, luego de una votación pública en nuestra página web y 52 urnas distribuidas en la zona metropolitana de Guadalajara, se eligió la novela Los relámpagos de agosto, de Jorge Ibargüengoitia, que en el Día Mundial del Libro fue leída en 80 municipios de Jalisco y otras sedes fuera del estado para sumar más de diez mil voces que dieron vida a la obra del escritor guanajuatense.

    En Guadalajara, además de la lectura pública del 23 de abril se instala, en la Rambla Cataluña, un espacio de venta de libros, que este 2010 contó con la presencia de la Dirección de Publicaciones de la Secretaría de Cultura de Jalisco, las editoriales Arlequín, Santillana, Edebé, El Viaje, Universitaria, Mantis, Petra y Grupo Editorial Tomo; las librerías Educal (Conaculta), Siglo XXI, El Sótano, Gandhi, Ítaca, Jardín de Senderos, José Luis Martínez del Fondo de Cultura Económica, Porrúa, Universitaria, Cristal y Gonvill, y las revistas Luvina y Reverso.

    martes, 9 de noviembre de 2010

    Jules Verne News: Brésil : Jules Verne à nouveau mis en boîte

    Jules Verne News: Brésil : Jules Verne à nouveau mis en boîte

    Los misterios de Julio Verne en mp3 (subido 18/10 a las 12:57:00) 32:15 - iVoox

    Los misterios de Julio Verne en mp3 (subido 18/10 a las 12:57:00) 32:15 - iVoox-programa de radio, entrevista a Cristian Tello
    Descargar Archivo Audio MP3 x  http://www.elpais.com.uy/101104/predit-526376/editorial/julio-verne.

    El mismo art se puede oir,asi que tienen el texto y/o la versión para oir
    Editorial


    Julio Verne

    ¿Te interesa esta noticia?

    Ruben Loza Aguerrebere

    La esponja del tiempo, que tanto borra como pule, no ha sido impiadosa con este autor de incontables fantasías, fuertemente vinculado a los momentos inolvidables de todos los lectores. Me refiero al legendario Julio Verne, quien levantó el vuelo hace 105 años, y a quien no se puede acusar de falta de imaginación.

    Es, por cierto, uno de los escritores más creativos de la literatura, y de los más seductores, en especial en los días azules de la infancia, como decía Antonio Machado. Y es que Julio Verne no ha sufrido ni el peso del olvido, ni del silencio; y periódicamente da señales de fervor y de arraigo entre los visitantes de las nuevas generaciones a su obra, a quienes también seduce.

    Julio Verne no fue un aventurero. Nacido en Nantes en 1828, apasionado por la literatura tempranamente, escribió una pieza teatral que se estrenó en 1850, apadrinado por Alejandro Dumas. Luego redactó el cuento "Un viaje en globo", al que transformaría en la famosa novela "Cinco semanas en globo".

    A los 29 años, se casó con una señora viuda, madre de dos niñas. Desde entonces trabajó como agente de cambios, y este oficio le permitió alcanzar holgura económica como para dedicarse sólo a las letras. Y así lo hizo. Trabajó como un artesano, y fue publicando un libro tras otro, sin prisa y sin pausas.

    Sin moverse, realizó sesenta y cinco viajes imaginarios, plenos de atracciones y de aventuras. Sus libros de aventuras tienen connotaciones de orden histórico, científico y geográfico. También poseen un estilo que prevalece por encima del pánico ante lo desconocido, frente a una ciencia poblada de cacharros inolvidables, que entonces atemorizaban a todos.

    Entre sus invenciones destacan al célebre submarino "Nautilus"; un cohete que se elevo rumbo a la Luna, desde Miami, y al que imaginó cayendo en el mar, y fue a unos cuatro kilómetros del lugar donde lo hizo años después la nave Apolo, y, en fin, recordemos al "Albatros", una especie de helicóptero, entre tantos inventos.
    Julio Verne creó asimismo una galería de personajes que tampoco ha sido tocada por el tiempo: siguen vivos el Capitán Nemo, los hijos de Grant, Miguel Strogoff (el correo del zar), Phileas Fogg y Robur. Y todos ellos están integrados a la vida misma de los lectores, porque siguen viviendo en cada uno de nosotros.

    No logró ingresar en la Academia Francesa de Letras, pero lo hizo, en 1905, a la posteridad. Hombre sensitivo, supo sacar todo de su imaginación. Viajero inmóvil, sus aventuras lo pasearon por los lugares más inverosímiles. Podemos decir que se dedicó a soñar, pero sin dejar de ser un hombre provinciano, retraído, sencillo, escrupuloso, infantil e inmortal.

    NOVEDADES EDITORIALES. Con el título de "Versos de vida y muerte" (Siruela/Gussi) se ha editado la última novela del Premio Príncipe de Asturias, Amos Oz. El autor es el protagonista (sin nombre) de esta obra que no deja de inventar los personajes que encuentra en el camino. Así, vagando entre personas solitarias, entrega más allá del balcón de este libro un mundo de suma riqueza.

    lunes, 8 de noviembre de 2010

    jueves, 4 de noviembre de 2010

    Jules Verne News: Infographie : Jules Verne illustré à la manière d'Alphonse Mucha

    Jules Verne News: Infographie : Jules Verne illustré à la manière d'Alphonse Mucha

    Jules Verne News: Cartonnages Hetzel : une nouvelle adresse à retenir

    Jules Verne News: Cartonnages Hetzel : une nouvelle adresse à retenir

    Busto de Jules verne

    http://julesvernenews.blogspot.com/2010/11/france-un-buste-de-jules-verne-aux.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+JulesVerneNews+%28Jules+Verne+News%29

    CINCO SEMANAS EN GLOBO ,DUEÑO DEL MUNDO , VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA

    VERNE JULIO


    CINCO SEMANAS EN GLOBO

    Cinq semaines en ballon

    ISBN: 9789506202569

    Páginas: 204

    Encuadernación: rústica

    Cinco semanas en globo, publicada originariamente en 1863, es la primer novela de la serie “Viajes extraordinarios” —de la cual también forman parte La vuelta al mundo en ochenta días, Veinte mil leguas de viaje submarino, Viaje al centro de la Tierra, La isla misteriosa y Los quinientos millones de la Begun—. En ella Julio Verne desarrolla una historia que atrapa al lector desde sus primeras páginas, reuniendo ya la mayor parte de los elementos que han hecho de este autor un clásico indiscutible: el placer por la aventura, el descubrimiento de los mundos desconocidos y de los espacios inexplorados donde todo es posible. En Cinco semanas en globo Julio Verne mezcla hábilmente una intriga plagada de aventuras y sobresaltos de todo tipo y descripciones técnicas, geográficas e históricas. Una obra de lectura obligada para todos los amantes de la buena literatura. “La ciencia se compone de errores, que, a su vez, son los pasos hacia la verdad.” Julio Verne


    VERNE JULIO


    DUEÑO DEL MUNDO

    ISBN: 9789506202415

    Páginas: 144

    Encuadernación: rústica

    Extraños sucesos están ocurriendo en el estado de Carolina del Norte. Es por ello que el gobierno norteamericano envía a su mejor investigador, John Strock, para descubrir el misterio del fenómeno. Al mismo tiempo, se reciben varios informes provenientes de diferentes lugares del país, que reportan la aparición de tres artefactos que desafían el aire, el mar y la tierra respectivamente. ¿Es posible que todos estos hechos estén relacionados? Las obras de Julio Verne cautivan a jóvenes y adultos: revelan el poder de la intuición, de la imaginación, el placer de desafiar los horizontes conocidos. Sus héroes son solitarios e incorruptibles, sus armas son la física, la química, la ingeniería. Por ello, Julio Verne es considerado como el precursor de la ciencia ficción y de la moderna novela de aventuras. Fue un estudioso de la ciencia y de la tecnología de su época, lo que –unido a su gran imaginación— le permitió adelantarse a su tiempo, describiendo entre otras cosas los submarinos (el “Nautilus” del capitán Nemo, de su famosa Veinte mil leguas de viaje submarino) o el helicóptero (“un yate que en la punta de sus mástiles tiene hélices que lo sostienen”, en Robur el conquistador). "La ciencia se compone de errores, que, a su vez, son los pasos hacia la verdad." Julio Verne


    VERNE JULIO

    VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA

    ISBN: 9789506202460

    Páginas: 224

    Encuadernación: rústica

    Julio Verne es sinónimo de innovación, de profecía, de futuro, de imaginación arrolladora, y de aventuras maravillosas. En Viaje al centro de la Tierra nos brinda el extraordinario relato de una odisea por el mundo subterráneo. Otto Lidenbrock, un profesor de geología, encuentra un manuscrito codificado en el que Arne Saknussemm, un famoso explorador islandés, declara haber descubierto un pasadizo que, partiendo de uno de los cráteres de un volcán, conduce al centro de la Tierra. Acompañado por su sobrino Axel y por el guía Hans, el profesor Lidenbrock inicia la expedición, descubriendo un sorprendente mundo de rocas luminiscentes y mares interiores, bosques y animales antediluvianos. Las obras de Julio Verne cautivan a jóvenes y adultos: revelan el poder de la intuición, de la imaginación, el placer de desafiar los horizontes conocidos. Sus héroes son solitarios e incorruptibles, sus armas son la física, la química, la ingeniería. Por ello, Julio Verne es considerado como el precursor de la ciencia ficción y de la moderna novela de aventuras. Fue un estudioso de la ciencia y de la tecnología de su época, lo que unido a su gran imaginación le permitió adelantarse a su tiempo, describiendo entre otras cosas los submarinos, o el helicóptero. “La ciencia se compone de errores, que, a su vez, son los pasos hacia la verdad.” Julio Verne

    Jules Verne News: Cartonnages Hetzel : une nouvelle adresse à retenir

    miércoles, 3 de noviembre de 2010

    13 Rue Bruguera

    13 Rue Bruguera-la esfinge de los hielos

    Este es el libro que voy a leer una vez que termine Arthur Gordon Pym(lo estoy comenzado a leer), hay otro que se llama En la locuras de la montaña de Lovecraft,ambos,la esfinge de los hielos y este último es como la segunda parte de Pym.

    lunes, 1 de noviembre de 2010

    - Terror bajo cero: Las aventuras de Arthur Gordon Pym - QuintaDimension.com

    - Terror bajo cero: Las aventuras de Arthur Gordon Pym - QuintaDimension.com

    Similitudes entre el cap Nemo y el cap Hatteras

    Similitudes entre el cap Nemo y el cap Hatteras


    Leyendo este último libro y terminado hace unos meses, y pensando aunque veinte mil leguas lo lei hace muchiiiisimo tiempo, veo cierta similitudes entre ambos personajes

    Ambos son tercos.

    Quieren llegar hasta el fin de mundo

    Ambos en el caso de NEMO hay un motin de prisioneros y el Hatteras de la tripulación ,porque ambos quieren llegar hasta el fin del mundo.

    Los 2 pierden sus naves en el caso de NEMO no estoy muy claro si lo pierde o no y Hatteras, la tripulación quema la nave y huyen de alli

    De cierto modo ambos consiguen lo que quieren.

    La DIFERENCIA seria el resentimiento de NEMO, quizás alli se parezca mas a Robur,las similitudes me parece mayores y creo que tambien tiene prisioneros.