JULES VERNE

JULES VERNE

lunes, 30 de agosto de 2010

JULIO VERNE, ¿INVENTOR O VISIONARIO? (Primera Parte)

JULIO VERNE, ¿INVENTOR O VISIONARIO? (Primera Parte)

por ARIEL PÉREZ

¿Fue Julio Verne el más incomprendido de los visionarios del siglo XIX o uno de los inventores más grandes de la pasada centuria? La pregunta continúa aún sin respuesta y los defensores de ambas teorías siguen aportando continuamente nuevos elementos con el objetivo de demostrar la equivocación del bando contrario. Para los primeros el autor francés fue un visionario a la altura de Nostradamus, un hombre capaz de prever con visión de largo alcance muchos de los adelantos científicos que nos traería el siglo XX, un hombre que, por inspiración divina o, como dicen muchos de ellos, por la información suministrada por seres extraterrestres, fue capaz de adelantarse en el tiempo de una forma asombrosa. Los defensores de la segunda teoría son menos osados y más conservadores y afirman que Verne no hizo más que inventar sus máquinas a partir de la información científica de la época.
En un plano más neutral, desde la tribuna de lo imparcial, les propongo un recorrido a través del cual analizaremos las interioridades de las “visiones” o los “inventos” que comenzaron bien pronto desde su primera novela publicada.

Conquistando los cielos
Se dice que la historia de la aerostación empezó a finales del siglo XVIII, en Francia cuando los hermanos Montgolfier fueron los primeros en construir un globo de papel. Utilizando un gas mucho más ligero que el aire, consiguieron que éste se elevara, en su primera ascensión, hasta los quinientos metros. ¡Habían inventado el globo aerostático! En el año siguiente, en 1783, los hermanos Montgolfier, en una demostración en el Palacio de Versalles, colgaron un cesto del globo y metieron dentro a una oveja, un pato y un gallo y estos fueron, por consiguiente, los primeros pasajeros de la historia del globo. El primer vuelo con personas se realizó ese propio año y en esta ocasión el intrépido fue Pilâtre de Rosiers que ascendió hasta los mil metros de altura, durando el vuelo unos veinticinco minutos, y recorriendo unos diez kilómetros. El globo confeccionado por los hermanos Montgolfier, llevaba una cesta de mimbre en la que se había colocado un horno de leña con el fin de mantener el aire caliente dentro del globo. La historia también recoge que fue en 1785 cuando se llevó a cabo el primer vuelo sobre el Canal inglés, en 1821 el primer viaje de larga duración que duró dieciocho horas, recorriéndose la distancia de quinientas millas entre las ciudades de Londres y Weiburg en Alemania y en 1849 el primer viaje a través de los Alpes recorriendo la distancia entre Marsella y Turín. No se podría completar la historia sin decir además que hacia finales del siglo XVIII se inventaron también los globos de gas y los dirigibles, siendo estos últimos los grandes protagonistas del aire durante el siglo XIX.

Ochenta años después del invento de los hermanos Montgolfier, un compatriota, el escritor y novelista francés Julio Verne publicaba Cinco semanas en globo donde describe un viaje sobre África a través del cual el Doctor Fergusson y sus acompañantes asisten a la confirmación de la existencia de varios lugares descritos por los primeros exploradores del continente africano. Muchos consideran que Verne hizo en esta novela su primera gran predicción, la referente a los viajes en globo. Si bien podemos tomar en consideración que ya con anterioridad los viajes en globo propiamente dichos eran realidad, también se puede significar que en la época en que Verne escribe su viaje sobre África, el hecho de que se pudiese viajar en globo a través de largas distancias era algo más que una hipótesis. Verne simplemente describe un viaje de una duración mucho más larga que la usual, detallando además un novedoso método que permite el ascenso y descenso del globo, además de la posibilidad de dirigirlo. El mismo autor expresa en una entrevista: “Puedo decirle que tanto en el momento en que escribí la novela como ahora, no tengo fe en la posibilidad de dirigir globos, a excepción de que se estuviera en una atmósfera completamente estancada como, por ejemplo, en esta habitación. ¿De qué manera se puede construir un globo que logre enfrentar corrientes de seis, siete u ocho metros por segundo? Es sólo un sueño, aunque creo que si la pregunta alguna vez fuera resuelta esta sería con una máquina que fuera más pesada que el aire, siguiendo el principio del pájaro que puede volar aun cuando es más pesado que el aire.”

Verne recrea la idea de utilizar una máquina más pesada que al aire con el objetivo de dominar el espacio aéreo en Robur el conquistador. El Albatros es descrito de la siguiente manera: “Todo el aparato volante del ingeniero Robur participaba o ejercía ambas funciones. He aquí la descripción exacta, que podía dividirse en tres partes esenciales: la plataforma, las máquinas de suspensión y de propulsión y la maquinaria. La plataforma: era una construcción de treinta metros de longitud por cuatro de anchura, auténtico puente de nave con proa en forma de espolón. En la parte inferior quedaba colocada en forma redonda un casco, sólidamente encajado, que encerraban los aparatos destinados a producir la potencia mecánica, el pañol o depósito para las municiones, los aparatos, los útiles, el almacén general para las provisiones de toda especie, incluyendo los depósitos para agua. (…) Las máquinas de suspensión y de propulsión: encima de la plataforma aparecían verticalmente treinta y siete ejes, de los cuales quince iban en la parte delantera a ambos lados, y los siete restantes, más elevados, se hallaban en el centro. A primera vista, parecía el aparato un buque con treinta y siete mástiles. Sólo que todos aquellos mástiles, en lugar de velas, llevaban cada uno dos hélices horizontales, de un paso y de un diámetro bastante pequeños, sin que esto fuera obstáculo para que se les pudiera imprimir una rotación prodigiosa. Cada uno de aquellos ejes tenía un movimiento independiente del movimiento de los otros, y además, de dos en dos, cada eje giraba en sentido inverso; disposición necesaria para que el aparato no emprendiera un movimiento giratorio. De esta manera las hélices, continuando su elevación sobre la columna de aire vertical, mantenían el equilibrio contra la resistencia horizontal. (…) La maquinaria: no era al vapor de agua u otros líquidos, ni al aire comprimido u otros gases elásticos, ni a mezclas explosivas capaces de producir una acción mecánica, a quienes Robur había pedido la potencia necesaria para sostener y mover su aparato, sino a la electricidad, a este agente que, andando el tiempo, habrá de ser el alma del mundo industrial. Por otra parte, no empleaba ninguna máquina electromotriz para producirlo. Solamente pilas y acumuladores.”

La descripción de esta máquina, de hecho, bastante ingeniosa, puede llevarnos a pensar en algo similar a los modernos helicópteros. Pero, ¿fueron las ideas originales de Verne las que dieron lugar a la descripción de semejante máquina? Recientes descubrimientos apuntan a decir que, mucho antes de escribir su novela, Julio conoció, en 1863, a los ingenieros Gabriel de Landelle y Gustave Ponton d'Amecourt quienes eran miembros del club de aviación fundado en ese mismo año por Nadar. Ponton d'Amecourt había creado con anterioridad maquetas de helicópteros propulsados por vapor y había creado además un modelo de aeronave muy parecida al Albatros de Robur. Algo que sí parece original es la idea del uso de la electricidad como fuerza motora del aparato, algo en lo cual Verne no se limitó sólo al Albatros, puesto que muchas otras de sus máquinas usan la misma fuente de energía.

Si se toma en consideración que el primer intento de vuelo vertical del cual se tiene conocimiento fue realizado por Paul Cornu el 13 de noviembre de 1907 y que la historia reconoce que los primeros modelos de helicópteros fueron diseñados por el ruso Igor Sikorsky en 1908, se debe concluir entonces que Verne se adelantó algunos años a describir algo parecido a lo que luego sería un helicóptero. Por ultimo, es interesante decir que algo nunca imaginado vino a incitar la opinión pública cuando, varios años más tardes, Igor en su autobiografía declaró que su lectura juvenil de Robur el conquistador le inspiró directamente a trabajar en la idea del helicóptero. Había jurado que algún día construiría una máquina como el Albatros.

El ciclo verniano del dominio de los cielos terrestres terminó unos años después, cuando el genial autor francés volvería a excitar la imaginación de millones de lectores en el mundo entero con la descripción de una nueva máquina más ingeniosa y más asombrosa que la descrita en Robur el conquistador. Se trataba del Terror, tal era el nombre que le daba su creador, que no era otro que el mismo Robur que años antes había secuestrado a Uncle Prudent y lo había llevado a recorrer el mundo a bordo del Albatros. Esta nueva máquina tenía la propiedad de comportarse bajo cuatro aspectos diferentes: como barco, avión, submarino y automóvil. Este aparato luego de conquistar el aire, el agua y la tierra es destruido por el fuego, el cuarto elemento, lo que constituye algo en extremo simbólico y muy propio de las historias de Verne. De acuerdo a Pierre Versins en su artículo “El sentimiento del artificio”, Verne pudo haberse inspirado en la novela Los devoradores de fuego de Jacolliot, publicada en 1887, para fabricar el prototipo del Terror.

Las sorpresas de un viaje submarino

Veinte mil leguas de viaje submarino ha sido una de sus novelas más polémicas y a la vez más populares, sobre todo para la industria del cine y la televisión. Si bien no se puede afirmar que Verne se antepone con su imaginación a lo que sería un siglo después el submarino, sí se pueden extraer de esta novela algunas otras anticipaciones interesantes. Según expresó el propio Verne en una entrevista, el submarino - o al menos una idea de lo que era - ya existía en su época, por lo que él solo recreó su uso, dotándolo en la novela de ciertas características finamente descritas que le proporcionaban al lector la idea de encontrarse a bordo del Nautilus navegando hacia lo desconocido.

En efecto, aun cuando se ha dicho, redicho y propagado como un mito que Verne tuvo a su cargo la primera descripción de los modernos submarinos, lo cierto es que no fue así. Hacia finales del siglo XVIII había sido presentado en el Directorio de París por Robert Fulton, un inventor norteamericano, un prototipo de submarino, que casualmente llevaba el mismo nombre que el de la novela de Verne. La prueba de este submarino fue realizada con éxito en Francia entre los años 1800 y 1801, cuando Fulton y tres mecánicos descendieron a una profundidad de 25 pies. Es necesario dejar claro además que la historia del submarino se remonta a muchos años antes de esta presentación cuando en 1620 fue construido el primer submarino que sirvió de base para los futuros, siendo esta invención obra de Cornelis Drebbel, que había diseñado un vehículo sumergible de madera forrado en cuero. Podía llevar a 12 remeros y un total de 20 hombres. ¡Todo un acontecimiento para la época! El aparato podía zambullirse a la profundidad de 20 pies y tener un recorrido de 10 kilómetros.
Pero existen elementos en la novela que sí constituyen ideas de anticipación. El uso de las escafandras en el siglo XIX le posibilitaba al buzo mantenerse bajo las aguas. En los trabajos submarinos el individuo iba provisto de un traje impermeable y con la cabeza protegida por un casco metálico, mientras que recibía el aire para poder respirar a través de unos tubos de goma que lo unían a la fuente de entrada y salida de este fluido en la embarcación. El capitán Nemo invita al profesor Aronnax a un paseo submarino. Al mostrarse sorprendido es entonces cuando Nemo dice: “…En estas condiciones el hombre no goza de libertad de movimientos. Está prendido por un tubo de goma que lo une a la tierra como una verdadera cadena…de ese modo no sería mucha la distancia que podríamos recorrer…”. A la pregunta del profesor Nemo responde con la existencia de un aparato que “…se compone de un fuerte receptáculo de metal, en el cual se almacena el aire a una presión de cincuenta atmósferas. Este recipiente va fijado a la espalda mediante unas correas similares a las que usan los soldados…”. Este sencillo aparato no es otra cosa que el conocido tanque de aire que llevan los buzos, y que le aseguran largas estancias en el mar y libertad de movimientos a través del mundo subacuático. Verne había descrito la escafandra autónoma que hizo su aparición en el siglo XX.
Otro de los elementos a notar radica en el uso que el capitán Nemo le da a la electricidad. No sólo le proporciona iluminación al submarino, sino que además es utilizada como fuerza motriz del aparato, además de tener otros usos. El propio Nemo afirma: “Existe un agente poderoso, dúctil, rápido, sencillo, que se adapta a todas las aplicaciones y que reina como dueño absoluto a bordo de mi máquina. Todo se hace gracias a él. Me ilumina, me proporciona calor, es el espíritu de mis aparatos mecánicos. Ese agente es la electricidad…”. Pero más sorprendente aún resulta el hecho de que instantes después Nemo argumenta que es el propio mar quien le proporciona los medios necesarios para generar la electricidad y explica: “¿Conoce usted la composición del agua de mar? En mil gramos hay noventa y seis centésimas y dos tercios, más o menos, de cloruro de sodio, y después, en menores cantidades, cloruros de magnesio y de potasio, bromuro de magnesio, sulfato de magnesio, sulfato y carbonato de cal. Como usted ve, el cloruro de sodio figura principalmente en esta composición. Ahora bien, este sodio es el que yo extraigo del mar para construir mis elementos…”.

Aparecen las máquinas de guerra y las intenciones bélicas

En el año 1879, Verne publica una de sus novelas más escalofriantes. Se trata de Los quinientos millones de la Begún, donde posiblemente se hace la descripción de una de las más impactantes y controvertidas “predicciones” vernianas. Sus palabras anticipadoras adquirieron carácter de trágica profecía. En esta obra mostró a las generaciones futuras lo que sería en el siglo XX, el ascenso del fascismo y su tristemente célebre caudillo, Adolfo Hitler, el cual guarda una asombrosa similitud con el Herr Schultze de su novela. Este individuo formaba vastos proyectos para destruir a todos los pueblos que rehusasen fusionarse o someterse al pueblo germánico. Herr Schultze estaba decidido a conquistar el mundo. Su única obsesión consistía en difundir la idea de que la raza germánica tenía que absorber a todas las demás, las cuales naturalmente debían desaparecer para dar paso a la vencedora, y eso por una razón sencilla: la raza germánica era superior a las otras. Muchos lectores se burlaron ante la creación de un hombre tan siniestro. A pesar de ello diez años después nacía, en la localidad austriaca de Braunan, Adolfo Hitler.

La discusión fundamental en torno a esta “profecía” radica en un punto. Se conoce que fue Pascal Grousset (que escribía bajo el seudónimo de André Laurie) quien escribió gran parte de esta novela, por tanto cabría preguntarse ¿quién concibió el personaje de Herr Schultze? ¿Fue Verne o Pascal? Los especialistas no han podido dar una respuesta acertada sobre este punto, pues no se tiene referencia de las partes que cada uno de ellos escribió para la novela. En cualquier caso, aunque la “predicción” es asombrosa, los especialistas vernianos han querido guardar silencio en cuanto a proclamar ésta como una de sus posibles anticipaciones.

Otra posible anticipación bien controvertida es la que propone a Julio Verne como el primer ser humano en hablar de la bomba atómica. En Ante la bandera, publicada en 1896 se describe una terrible arma. Un sabio enloquecido por la soberbia pone en manos de un inescrupuloso un potente explosivo: “el fulgurador Roch”. Verne lo describe en los términos siguientes: “…consistía en una especie de aparato autopropulsivo de fabricación muy especial, cargado con un explosivo compuesto de sustancias nuevas… Este aparato al ser dirigido de cierta manera, estallaba no al chocar contra el objeto, o sea el blanco de la puntería, sino a una distancia de cientos de metros y su acción sobre las capas atmosféricas era tan enorme, que toda construcción, ya fuera una fortaleza o un buque de guerra, debía quedar aniquilado dentro de una zona de diez mil metros cuadrados…”.
Los defensores de la “profecía” argumentan que las bombas atómicas norteamericanas lanzadas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en 1945 destruyeron en su totalidad las edificaciones en un área cercana a la cifra proporcionada por Verne en su novela. Por otra parte, los detractores de tal teoría afirman que “el fulgurador Roch” era un explosivo muy poderoso, pero que de manera alguna puede compararse con la bomba atómica y agregan además que fue a partir de la versión de Veinte mil leguas de viaje submarino llevada al cine por los Estudios Disney que se comenzó a creer de forma extendida que era Verne el que había profetizado con muchos años de antelación el uso de la bomba atómica en el siglo XX.
En La casa de vapor, el autor galo describe una inmensa fortaleza rodante, en la cual un grupo de personas viajan a través de la India. La descripción de este gigante de acero nos da una imagen muy semejante a los actuales tanques de guerra que hicieron su aparición en la Primera Guerra Mundial. Comienza Verne su descripción de la siguiente manera: “En el amanecer de aquel día se puso en marcha desde uno de los arrabales de la capital de la India la más extraña que la inteligencia humana haya podido concebir. Era una especie de tren que subía a orillas del río Hugli llevando a la cabeza un enorme elefante de 20 pies de alto por 30 de largo, con la trompa medio enroscada y con la punta al aire… Aquel monstruo tiraba de una especie de tren compuesto de dos inmensos vagones, que eran más bien dos casas o bungalows rodantes, montados sobre cuatro ruedas cada uno, las cuales tenían estrías en las llantas, los cubos y los rayos. El primer coche estaba unido al segundo por medio de un puentecillo articulado…”.
Luego, en los párrafos siguientes se dedica a describir detalladamente el interior del gigante: “El maquinista iba en la torrecilla que había sido hecha a prueba de balas y en la que, en caso de necesidad, podían refugiarse los pasajeros… No había miedo de que patinasen las ruedas, pues no sólo eran estriadas como ya se dijo, sino que, además, el peso estaba perfectamente repartido entre ellas, y, en caso de necesidad, el maquinista tenía a su disposición frenos automáticos. El aparato estaba construido de tal modo que le era fácil subir pendientes hasta de diez y doce centímetros de inclinación por metro… Y aun tenía aquel aparato otra particularidad, y es que podía flotar y atravesar un río, pues el vientre del elefante y la parte inferior de los dos coches formaban barcos de fina chapa de metal…”.

El tanque de guerra propiamente dicho hizo su primera aparición en 1908 cuando un ingeniero inglés apellidado Roberts se presentó en las afueras de Londres conduciendo un vehículo blindado que, en lugar de ruedas, tenía planchas giratorias a modo de orugas. En 1912 al austriaco Gunter Bursyn se le ocurrió dotarlo de un cañón, y así nació el primer tanque de guerra. La idea no fue aceptada por ningún ejército hasta que, tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial (1939-45), la guerra de trincheras impuso la necesidad de desplazarse con un vehículo ligero, todo terreno, poderoso e indestructible a través del frente. En este caso, Verne se adelanta a la invención del tanque.

Para completar sus descripciones de aparatos o invenciones relacionados con la guerra, Julio nos describe en El castillo de los Cárpatos las características de las alambradas electrificadas que se usarían mucho más tarde en la Primera Guerra Mundial. Nick Deck intentaba penetrar en el castillo del barón de Gortz y Verne describe el intento de la siguiente forma: “Nick se adelanto hasta la poterna… Se agarró a una cadena del puente levadizo y subió por ella hasta lo más alto del muro…en aquel momento se oyó un grito…Pero ¡que grito!…Lo había dado Nick Deck. Sus manos agarradas a la cadena, la suelta de pronto y cae al fondo del foso como herido por una mano invisible…”

© Ariel Pérez
Publicado originalmente en Viaje al centro del Verne desconocido
Reproducido con permiso del autor

Articulo muy interesante

ALLAN

miércoles, 25 de agosto de 2010

The maps from the Voyages Extraordinaies

The maps from the Voyages Extraordinaies

Pierre-Jules Hetzel

Pierre-Jules Hetzel


De Wikipedia, la enciclopedia libre







Pierre-Jules Hetzel.Pierre-Jules Hetzel (15 de enero de 1814-17 de marzo de 1886) fue un editor y escritor francés, mejor conocido por publicar los Viajes extraordinarios de Jules Verne. También fue el principal editor de Victor Hugo.

[editar] Biografía

Nacido en Chartres, Hetzel estudió derecho en Estrasburgo y fundó una compañía de edición en 1837. Publicó a autores como Honoré de Balzac, Victor Hugo y Émile Zola. En 1843 fundó la Nouveau magazine des enfants. Fue exiliado durante ocho años cuando Luis Napoleón se proclamo emperador, regresando en 1859 por medio de una amnistía.

En abril de 1863 funda la Magazine de ilustración y recreo, donde se publicarán los Viajes Extraordinarios de Jules Verne.

Esperaba que las cosas cambiaran poco a poco por medio de la educación, razón por la cual no aceptó París en el siglo XX, de Jules Verne.

Murió en Montecarlo el 17 de marzo de 1886. Su hijo es quien le siguió en el negocio de la publicación.



•Les Cartonages Hetzel (en Francés). An authoritative site to identify a Jules Verne book.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Pierre-Jules_Hetzel"

Categorías: Nacidos en 1814
Fallecidos en 1886
Escritores de Francia
Julio Verne





Magazine de ilustración y recreo

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Le Magasin d'éducation et de récréation, que en un inicio se llamó Bibliothèque illustrée des Familles (Biblioteca ilustrada de la familia), fue una revista literaria fundada por Pierre-Jules Hetzel y por Jean Macé en abril de 1863, y cuyo fin principal era enseñar y divertir a toda la familia. Se publicaba quincenalmente y sus principales publicaciones fueron los Viajes extraordinarios de Jules Verne. Ya que se acababan de imprimir en la revista, se hacía una edición en libro, que se hacía casi al final del año (para que se regalara el libro a los niños con motivo de la Navidad). Así se mantenía la intriga y la necesidad de los lectores de seguir comprando la revista.

Había tres ediciones: una edición económica, sin ilustraciones, una edición de bolsillo, con pocas ilustraciones; y una edición en un formato más grande con muchas ilustraciones, que fue la más popular de las tres.



Pues el mismo editor que publicó los libros de victor hugo,emile de zola, es el mismo que editó los de Jules Verne, es interesante ver que la gente compraba la versión mas cara, con mas ilustraciones al final del año se publicaba en libro

Una nueva visita a Jules Verne

Una nueva visita a Jules Verne


por

Robert. H. Sherard

Publicado en el periódico T.P.'s Weekly el día 9 de octubre de 1903.

Traducción española: Ariel Pérez

Esta entrevista es una de las más conocidas. Los especialistas vernianos se refieren a ella constantemente y ha sido reproducida en múltiples ocasiones, tanto en Estados Unidos como en Europa. Apareció el 9 de octubre de 1903 en T. P.’s Weekly. Robert Sherard ya había visitado a Verne en Amiens, por primera vez en 1889 acompañado de Nellie Bly, la mujer que había intentado hacer lo mismo que Phileas Fogg. Luego fue, por segunda vez, en 1893 donde hizo la entrevista aparecida en enero de 1894 en McClure’s Magazine. Fue un rumor que corría el que llevó al periodista inglés a Amiens por tercera ocasión. La entrevista que se reproduce a continuación tiene como objetivo asegurar a los lectores, cerca de un siglo después, el placer de poder disfrutar del testimonio del único periodista que visitó a Verne en tres oportunidades.

Durante el mes pasado ciertos rumores han alarmado al gran número de seguidores, en todo el mundo, de la obra de Jules Verne. Se dice que está casi ciego. Sabemos que para él, vivir es trabajar, aunque sea ya un hombre muy viejo y su situación actual parezca en extremo precaria.



Me regresó el aliento al saber que las cosas no andaban tan mal como temía. Cierto es, que de uno de sus ojos ya no puede ver, pero aún puede ver un poco con el otro.



“Es una catarata en mi ojo derecho” -me dijo esta mañana en la sala de su casa, situada en el número 44 de Bulevar Longueville, de la ciudad de Amiens-, “pero el otro ojo todavía está en buenas condiciones. No quiero arriesgarme en una operación, debido a que aún puedo ver lo suficiente como para hacer un poco de mi trabajo diario, escribir un poco y leer unos instantes. Recuerde que soy un hombre muy viejo, ya estoy por encima de los setenta y seis años. Desde que salió al mundo la noticia de mis problemas con la visión, las simpatías hacia mi persona se han incrementado en muchas partes del mundo. He recibido numerosas cartas de todas partes. Muchos me han enviado maravillosos remedios para las cataratas. Ellos me dicen que no permita que me operen, ya que estos remedios me curarán sin peligro. Son muy amables. He tenido muchas emociones por estos días pero yo sé, por supuesto, que una operación es la única cura.”



Una vida hogareña confortable

No he visto a Jules Verne desde hace casi catorce años. La última ocasión en la que me encontraba a su lado fue cuando le presenté a Nellie Bly y la llevé a su casa, después de que terminara su famosa vuelta alrededor del mundo con el objetivo de romper la marca de los mágicos ochenta días. Aún así, no lo encontré tan envejecido como esperaba. Parecía sentirse cómodo, arropado con su traje negro, y su cara rozagante, por la cual se extendía la barba de cabellos blancos, lucía serena y animada en ocasiones. Su mirada magnifica no mostraba en modo alguno el mal que le amenazaba.



Está viviendo ahora en una casa más pequeña, pero opulenta y costosa y una vida hogareña confortable lo rodea. Cuando conversamos y admite alguna derrota debido a las circunstancias y a la inevitable ley de la Naturaleza se apresura, siempre con su alegría natural, a tratar de hallar alguna compensación.



Años de ventaja sobre sus editores

“Aun cuando puedo trabajar muy poco -realmente muy poco, si lo comparamos con años anteriores- tengo un adelanto de varios años con respecto a la imprenta. Mi libro más reciente de la serie Viajes Extraordinarios debe ser publicado en breve bajo el título Los piratas del Halifax1. Mientras, existen otros trece manuscritos completos de la misma serie que están listos para ser impresos. Como conoce, publico dos volúmenes por año, que aparecen primero en forma seriada en Magasin d’Éducation et de récréation, de la cual soy uno de los fundadores. Estoy trabajando en estos momentos en mi nueva historia que no será impresa hasta 1910.2 Tengo mucha ventaja. Por tanto no interesa mucho el hecho de que trabaje despacio, muy despacio. Me levanto como de costumbre a las seis de la mañana y permanezco trabajando en mi escritorio hasta las once. Por las tardes, como siempre he hecho, me dirijo a la sala de lectura de la Sociedad Industrial y leo tanto como mis ojos me lo permitan.”



Historias sin títulos

“No puedo decirle cuál es el título del libro que estoy escribiendo. No lo conozco aún. Tampoco tengo título para ninguna de las otras trece historias que están esperando su turno. Todo cuanto puedo decirle de mi último trabajo es que es algo sobre un drama en Livonia y que he introducido en ella... bueno, no, no debe escribirlo en su artículo, porque otro escritor pudiera tomar mi idea.”3



Era inevitable entonces, tal y como Verne lo hizo notar, que se hablara sobre Herbert George Wells.



“Sabía que me iba a pedir que hablara del tema” -dijo-. “Me enviaron sus libros y los he leído. Es algo muy curioso, y debo agregar que es muy al estilo inglés. Pero no veo posibilidad alguna de comparación entre su trabajo y el mío. No procedemos de la misma manera. Sus historias no reposan en bases científicas. No, no hay ninguna relación entre su trabajo y el mío. Hago uso de la Física, él inventa. Voy a la Luna en una bala, disparada por un cañón. No hay invención alguna. Él va a Marte en una aeronave de metal que anula la ley de gravitación. Eso está muy bien” -dijo Verne animadamente- “pero, muéstrenme ese metal. Que me lo fabrique.”



La ficción convertida en realidad

También fue inevitable que me refiriera al hecho de que muchas de sus invenciones en ficción, se han convertido en realidad. En este momento de la conversación la amable señora Verne estuvo de acuerdo conmigo.



“Las personas son lo suficientemente amables para decir que es así” -dijo Jules Verne- “Están adulándome, pero no es cierto.”



“No seas modesto, Jules” -le dijo su esposa- “¿Y tus submarinos?”



“No hay relación” -dijo Verne, rechazando la adulación con un gesto.



“Sí la hay” -replicó la señora Verne



“No. Los italianos inventaron el submarino sesenta años antes de que creara a Nemo y su submarino. No hay ninguna conexión entre mi submarino y los que existen ahora. Estos últimos trabajan mecánicamente. Mi héroe, Nemo, es un misántropo, el cual no desea nada que venga de la tierra, toma su fuerza motora y produce la electricidad que necesita, tomando como fuente el mar. Hay bases científicas para eso, porque el mar contiene elementos que producen la energía eléctrica, así como la tierra tiene los suyos. El hecho está en que nadie ha descubierto como utilizar esta fuerza, por tanto no he inventado nada.”



Los nombres en la ficción

Abordamos inmediatamente el asunto de la importancia de los nombres en sus novelas.



“Sí, le concedo cierta importancia”. -dijo- “Cuando encontré el apellido Fogg me sentí complacido y orgulloso.4 Fue un gran éxito. Lo consideré como real hallazgo. Y por tanto Fogg -la palabra fog- quiere decir niebla en inglés. Pero fue especialmente el nombre, Phileas el que le dio tal valor a la creación. Sí, los nombres tienen cierta importancia. Tome como ejemplo cómo Balzac ha bautizado a sus personajes tan maravillosamente.”



Habíamos comenzado a hablar en los ricos salones de la planta baja, dos salones consecutivos, luego el comedor, y afuera, un jardín lleno de flores, todo soleado. La casa estaba formada por opulentos cuartos, con pesados colgantes de terciopelo, grandes relojes y espejos, retratos de cuerpo entero, cristal veneciano y raras baratijas.



Naturalmente llegaba la hora de subir las escaleras y llegar así a las habitaciones de trabajo del escritor.



Las habitaciones de trabajo eran: una para la lectura, que era donde estaba la mayor parte de su biblioteca; la otra para escribir, donde había una pequeña mesa, una pluma y la tinta.



Sin lujo

Todo es muy sencillo aquí. No hay lujo. Se ven mapas en la pared y en la habitación que el escritor usa para redactar sus cuartillas se pueden observar varios cuadros entre los que se incluye uno, en acuarela, con la imagen del St. Michel, el yate en el cual, en los días libres y soleados de su inquieta juventud, Jules Verne navegaba por las aguas del mundo.



Entonces comenzamos a hablar del “reportaje americano” e hice notar que debía haber, al menos, tres metros de él.



Se sonrió e hizo ademán de caminar hacia el estante para medirlo.



“Oh, sí” -dijo-, “he escrito al menos tres metros. Mire además todas estos metros de traducciones en inglés, francés, danés e italiano, en fin en todos los idiomas.”



Ocho grandes estantes estaban llenos de libros con el mismo nombre en la cubierta.



En la penumbra del cuarto encima, ubicado junto a la ventana se encuentra una pequeña mesa de madera blanca, sobre la cual casi todos sus libros han sido escritos. Bajo la ventana, una figura sirve de pisapapeles. Detrás del asiento, colgada en la pared, se encuentra una pipa de fumar.



“Pero no me permiten fumar” -dijo Jules Verne, en el mismo tono con el que George Meredith dijo algo similar en una ocasión, apesadumbrado por la misma causa.



En esta habitación, están mis libros favoritos, aquellos que son los que más uso. “Aquí encontrará toda la obra de Dickens” -dijo Jules Verne, con voz entusiasta-. “Como conoce, soy un apasionado admirador de Dickens. Creo que tenía todas las cualidades -la inteligencia llena de humor de Sterne, del cual también soy un gran lector y admirador-, toda la sensibilidad y los loables sentimientos, y personajes, excelentes personajes. Era un escritor pródigo, al igual que nuestro Balzac que creó un mundo sobre el cual se modeló la sociedad de las generaciones que le siguieron.”



Había venido para compartir, fue quizás con envidia que retornaba a ese mundo moroso y solitario. Allí, más allá de los colgantes de terciopelo estaba la mesa sobre la cual se encontraban dos cubiertos frente a frente, cerca de la ventana, que daba a un jardín soleado y lleno de flores. Y delante de la chimenea esculpida, sobre la cual el ronroneo del samovar, rojo e iridiscente, aportaba su nota de intimidad familiar, había dos sillones que se encontraban frente a frente.











--------------------------------------------------------------------------------



1.Los piratas del Halifax apareció en Magasin d’Éducation et de récréation de enero a diciembre del 1903 y en libro en 1903 con la editorial Hetzel.

2.Se trata del centésimo primer volumen, Voyage d’études, que se convertirá en La asombrosa aventura de la misión Barsac en 1919. Los trece volúmenes terminados son: Un drama en Livonia (1 volumen), La agencia Thompson y Cía (2), Los náufragos del “Jonathan” (2), El secreto de Wilhelm Storitz (1), El volcán de oro (2), El piloto del Danubio (1), El faro del fin del mundo (1), La caza del meteoro (1), La invasión del mar (1) y Dueño del mundo (1).

3.Un drama en Livonia apareció en Magasin d’Éducation et de récréation de enero a junio de 1904, y fue publicado en libro en julio de 1904.

4.Verne, sin dudas, tomó el nombre de Fogg en la novela de Dickens, Adventures of Mr. Pickwick.



--------------------------------------------------------------------------------



JV.Gilead.org.il

Translation Copyright © 2001, 2006 Ariel Pérez

Copyright © Zvi Har'El

$Date: 2007/12/27 09:15:58 $

http://4.bp.blogspot.com/_yS0Arm1cN70/S7WjXWzzOjI/AAAAAAAACq4/imgTFalQFmo/s1600/00.jpg

http://4.bp.blogspot.com/_yS0Arm1cN70/S7WjXWzzOjI/AAAAAAAACq4/imgTFalQFmo/s1600/00.jpg

Un universo de Ciencia Ficción: 1864-VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA - Julio Verne

Un universo de Ciencia Ficción: 1864-VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA - Julio Verne

Un universo de Ciencia Ficción: 1865-1870- DE LA TIERRA A LA LUNA / ALREDEDOR DE LA LUNA - Julio Verne

Un universo de Ciencia Ficción: 1865-1870- DE LA TIERRA A LA LUNA / ALREDEDOR DE LA LUNA - Julio Verne

sábado, 21 de agosto de 2010

Jules Gabriel Verne | Novelas de aventuras

Jules Gabriel Verne Novelas de aventuras

LOS HIJOS DEL CAPITAN GRANT

Los hijos del capitán Grant - Julio Verne

25 nov, 2009

Los hijos del capitán Grant (en el original francés: Les enfants du Capitaine Grant) es una novela del escritor Julio Verne. Publicada en Magasin d’Education et de Récréation de Hetzel del 20 de diciembre de 1865 (volumen 4, número 43) al 5 de diciembre de 1867 (volumen 8, número 90) y como volumen triple el 23 de junio de 1868.

Adelantándose a su tiempo y utilizando el mito del náufrago, Verne expone la visión de los que sufren la desaparición y expone el sentir de dos jóvenes con la ausencia de su padre y la desesperación de no volver a verlo. Su estructura, como Viaje al centro de la Tierra, gira en torno al desciframiento de un documento que dará origen al viaje. Es, por otra parte, la segunda novela de la trilogía compuesta por Veinte mil leguas de viaje submarino y La isla misteriosa.

Título: Los hijos del capitán Grant

Autor: Julio Verne

Lectura de obra en: Proyecto Gutenberg (en francés)

Sinopsis:

A partir del hallazgo de un mensaje fragmentario, se organiza una expedición casi policíaca y una tremenda sucesión de aventuras en los más diversos parajes. El exotismo, la acción, el enigma, y una excelente galería de personajes, entre los que destacan los hijos de Harry Grant (Mary y Robert), el intrépido capitán lord Glenarvan y el singular y devertido geógrafo y aventurero Jacques Paganell, son algunos de los atractivos que pueden explicar que Los hijos del capitán Grant se haya convertido en una de las obras más famosas y leídas de Julio Verne.

CINCO SEMANAS EN GLOBO

Cinco semanas en globo - Julio Verne


08 nov, 2009



Cinco semanas en globo es una novela del escritor francés Julio Verne, que se publicó el 31 de enero de 1863 con el título completo de Cinq semaines en ballon. Voyages de découvertes en Afrique par trois anglais. Rédigé sur les notes du docteur Fergusson, siendo una de las pocas novelas del escritor que no fueron serializadas.



Se trata de la primera novela de Julio Verne y en ella aparecen ya los «ingredientes» de lo que será su futura obra, mezclando hábilmente una intriga plagada de aventuras y sobresaltos de todo tipo y descripciones técnicas, geográficas e históricas. El libro lleva a cabo un buen resumen de las exploraciones del continente africano, que en aquella época no era totalmente conocido por los europeos y al que acudían muchos exploradores en busca de sus secretos.



En poco tiempo tuvo un éxito absoluto. El libro aporta a Julio Verne la tranquilidad económica y un contrato con la editorial de Pierre-Jules Hetzel, que publicará varias decenas de sus obras durante más de cuarenta años.



Historia de publicación



Hasta esa fecha, el joven Julio Verne únicamente había escrito algunas piezas teatrales de mediano éxito; sin embargo, su recién matrimonio y su trabajo en la casa de bolsa no eran suficientes, así que retoma una vieja intención de escribir libros de ciencia. Ya había realizado algunas publicaciones cortas como Martín Paz y, sintiéndose preparado, escribe un relato titulado Voyage en l'air (Viaje por el aire), una historia de aventura científica. No obstante, es rechazada por varias editoriales, y probablemente la historia de este gran autor hasta allí hubiera llegado de no ser de que tiene la suerte de conocer a Pierre-Jules Hetzel. No se conoce de qué forma Verne llegó a la puerta del editor, pues existen varias versiones acerca del encuentro, pero lo cierto es que cierto día de 1862, Verne llegó a su editorial y le presentó el manuscrito de su aventura.



Hetzel había comenzado su carrera comercializando libros piadosos, aunque no despreciaba la literatura y la historia. Apasionado por su época, estaba siempre al corriente de las nuevas ideas y acechaba los nuevos talentos. Poco a poco la casa Hetzel fue fichando lo mejor de la literatura del siglo XIX; es por esto que hacia los años 1850 era el editor clave del siglo, porque publicaba las obras de Víctor Hugo y Michelet, entre otros.



El manuscrito original es regresado por Hetzel. Sin embargo, le da anotaciones importantes que el joven Verne no tarda en correguir terminando por fin Cinco semanas en globo, que se transforma en un éxito inmediato e inesperado para la critica de la época.







Título: Cinco semanas en globo

Autor: Julio Verne

Lectura de obra en: Wikisource







Sinopsis:



El doctor Samuel Fergusson, sabio y explorador inglés, acompañado por su criado Joe y por su amigo Dick Kennedy, decide atravesar el continente africano —que hasta ese momento sólo era conocido de modo fragmentario—, usando un globo hinchado con hidrógeno. Así pues, los tres aeronautas parten de la isla de Zanzíbar en el globo Victoria y recorren durante cinco semanas la salvaje África, viviendo un sinfín de aventuras intentando mantenerse a salvo de los peligros a los que tendrán que hacer frente.

DE LA TIERRA A LA LUNA

De la Tierra a la Luna - Julio Verne


08 nov, 2009



De la Tierra a la Luna (título original: De la Terre à la Lune Trajet direct en 97 heures) es una novela del escritor Julio Verne, publicada en Journal des débats politiques et littéraires del 14 de septiembre al 14 de octubre de 1865, y como un solo volumen el 25 de octubre de 1865. El 16 de septiembre de 1872 fue presentado una edición doble con Alrededor de la Luna (Autour de la Lune), su continuación, que aparecería en 1870 de manera seriada.



La obra, que comienza como una sátira del estereotipo estadounidense de la época, es un intento de describir, por primera vez, con minuciosidad científica los problemas que hay que resolver para lograr enviar un objeto a la Luna.



Un intrépido proyecto aviva los corazones de los miembros del Gun-Club. Se trata de enviar a la luna un proyectil que, auxiliado por el monstruoso cañón Columbiad, hará la función en el siglo XIX de una auténtica nave espacial, para concretar un viejo sueño: atravesar el espacio y descubrir un mundo lunar hasta entonces en penumbras.







Título: De la Tierra a la Luna

Autor: Julio Verne

Lectura de obra en: Wikisource







Sinopsis:



Tras terminar la Guerra de Secesión estadounidense, los miembros del Gun Club, constructores de cañones, se encuentran sin nada que hacer. Impey Barbicane, presidente de la asociación tiene una idea para levantarles el ánimo: propone la fabricación de un cañón gigante para enviar un proyectil a la Luna.

Dos años de vacaciones - Julio Verne | Novelas de aventuras

Dos años de vacaciones - Julio Verne Novelas de aventuras

Veinte mil leguas de viaje submarino - Julio Verne | Novelas de aventuras

Veinte mil leguas de viaje submarino - Julio Verne Novelas de aventuras

jueves, 19 de agosto de 2010

Dos años de vacaciones

Ficha del Libro:



--------------------------------------------------------------------------------



Título: Dos Años De Vacaciones

Autor: Julio Verne

Editorial: Rialp

I.S.B.N.-10: 8432124303

I.S.B.N.-13: 9788432124303

Nº P´gs: 150



--------------------------------------------------------------------------------







--------------------------------------------------------------------------------



Dos Años De Vacaciones

por José Mª Figueira



--------------------------------------------------------------------------------



Recibí aquel regalo de cumpleaños de manos de mi profesora como algo extraño. En aquella época no era muy normal que una profesora te regalara algo. Yo tenía entonces unos nueve años. Me quedé mirando el paquete: era rectangular, no muy grande... por la apariencia me imaginé que era un libro. El papel era bonito.



"Ábrelo" -me dijo-. Así lo hice sin dudar. Ante mi apareció un libro: el titulo “Dos Años De Vacaciones”; el autor un tal Julio Verne; en la portada unos jóvenes parecían náufragos. Miré dentro. Me parecieron muchas letras y pocos dibujos, por no decir casi ninguno.



El libro permaneció en mi estantería sin abrir hasta que cumplí los doce años.



Era verano y estaba aburrido. Sólo se me ocurrió coger aquel libro que tenía guardado hacia tres años y abrirlo; empecé a leerlo, y ya no pude dejarlo. Ante mi aparecían las imágenes que el libro contaba. Allí estaba yo, formando parte de aquello. Durante algunos veranos siempre cogía ese libro y lo volvía a leer; descubrí a Julio Verne, uno de mis autores favoritos. Y años después, gracias a otro autor, mas bien tendría que decir gracias a mi escritor favorito J.J. Benítez, redescubrí a Julio Verne.



Cómo no dejar volar la imaginación, y no formar parte de la tripulación del Sloughi, y de aquel grupo de jóvenes (unos adolescentes casi, y otros aun niños). Quince muchachos, catorce estudiantes y el grumete naufragarían en una isla desierta, y tendrían que hacerse valer durante dos años; aventuras y el espíritu humano siempre presente con sus aciertos y errores. Un pequeño universo con sus pequeños personajes, de diferentes naciones. Un libro donde los niños se hacen adolescentes y estos tienen que hacerse adultos ante la necesidad; todos aportan algo y al final incluso los mas rivales reconocen sus errores y se hacen amigos. ¿No nos estará hablando Julio de la sociedad? Un microcosmos reflejo del mundo, donde al fin y al cabo cuando llegue el momento incluso nuestros mayores enemigos y nosotros mismos nos daremos cuenta de que todos estamos en un mismo barco y somos lo mismo.



¡Ah! Una cosa no le perdono a Julio Verne. No poner ningún personaje español en sus novelas. Aunque a decir verdad a Julio se le perdona eso. Quien sabe si ahora un “nuevo” Julio Verne no lo haría, o quizá ya lo esté haciendo. Quizá solo hay que “saber” buscarlo.

la vuelta al mundo en ochenta dias

Ficha del Libro:



--------------------------------------------------------------------------------



Título: La Vuelta Al Mundo En 80 Días

Autor: Julio Verne

Editorial: Gaviota

I.S.B.N.-10: 843920938X

I.S.B.N.-13: 9788439209386

Nº P´gs: 271



--------------------------------------------------------------------------------







--------------------------------------------------------------------------------



La Vuelta Al Mundo En 80 Días

por Francisco J. Vázquez



--------------------------------------------------------------------------------



Transcurría el año de 1872 cuando, por avatares del destino y de una vida agitada e intensa, aquel hombre pequeño llamado John Picaporte, francés de nacimiento y trotamundos por elección, llamaba a las puertas del número 7 de Saville-Row, en Burlington Gardens, uno de esos barrios exclusivos de Londres, en busca de un puesto vacante de sirviente que había quedado vacío en la casa de Phileas Fogg.



Muchas cosas eran las que lo habían llevado a Picaporte a probar suerte ante aquel individuo que, por su flema británica, era considerados por muchos como el genuino gentleman inglés, un individuo rico, correcto, educado, con costumbres fijas y, a los ojos de muchos, misterioso. Era paradójico que se supiese tan poco de su vida privada y se especulase tanto en cambio tanto sobre semejante personaje. Sin embargo a él no le importaba nada de lo que fuera se comentase. Tan sólo quería poder optar ya a un puesto de trabajo estable, fijo y monótono; algo muy diferente a su vida en el circo y que había hecho que nunca deshiciese una maleta y que su vida transcurriese entre ciudad y ciudad, entre lonas y trapecios... Por eso, cuando aquel caballero inglés lo aceptó a su servicio, Picaporte creyó que su vida de sobresaltos y viajes había dado a su fin.



Pero se equivocaba de lleno... Cuando aquella misma noche Phileas Fogg le dijo que se preparase, que iniciaban un viaje como nunca antes se había realizado, la sorpresa de aquel francés fue inmensa. Iban a hacer una vuelta al mundo en un tiempo sumamente corto: ochenta días. Algo que, se mirase como se mirase, era una locura. Y todo había surgido por una apuesta... Una absurda apuesta en un club de ricos. Sin embargo, aquella apuesta supondría para sus protagonistas una increíble aventura. Una aventura que, a todas luces, sería apasionante y única.



"La Vuelta Al Mundo En Ochenta Días" es una de las novelas más importantes del prolífero escritor francés Julio Verne. Es, posiblemente, una de las más conocidas y de las más admiradas. Englobada dentro del género de aventuras, está cargada de situaciones que mantendrán al lector en vilo y lo harán disfrutar como si formase parte de ese exclusivo viaje que llevará a sus protagonistas a lo largo y ancho del mundo, atravesando continentes, metiéndose de lleno en la vida diaria de los países que visitan, y siendo fiel reflejo de lo que acontecía en una época en la que los sueños eran posibles y el mundo era, paradójicamente, menos salvaje aunque más desconocido.



"La Vuelta Al Mundo En Ochenta Días" es una de esas obras que ha sido vilipendiada en el cine y la televisión, que han simplificado a imágenes uno de esos libros que suponen para el lector un maravilloso esfuerzo imaginativo en pos de situar a los personajes en las situaciones y lugares que Verne narró.



Adentrarse en este volumen supone viajar en tiempo y espíritu a lugares fascinantes, vivir situaciones al límite, sentir la alegría, la fascinación o el pánico ante lo desconocido, ante las nuevas costumbres que no se conocen pero que permanecen en el tiempo... Es, a grosso modo, una aventura dentro de una aventura. Si se tiene la posibilidad de adentrarse en sus páginas enganchará. Es un libro para disfrutar.
Ficha del Libro:



--------------------------------------------------------------------------------



Título: 20.000 Leguas De viaje Submarino

Autor: Julio Verne

Editorial: Gaviota

I.S.B.N.-10: 843920910X

I.S.B.N.-13: 9788439209102

Nº P´gs: 226



--------------------------------------------------------------------------------







--------------------------------------------------------------------------------



20.000 Leguas De viaje Submarino

por Roberto Puzuelo



--------------------------------------------------------------------------------



Huyendo del típico comentario sobre Julio Verne, basado en sus capacidades de reflejar en sus novelas hechos y aparatos adelantados a su tiempo, 20.000 leguas de viaje submarino es una novela de aventuras clásica. El autor, quizá buscando originalidad en sus relatos de viajes, concibió una nave submarina -llamada Nautilus- y un periplo por todos los mares y océanos de nuestro planeta.



Verne usa como narrador a un náufrago, de profesión biólogo y médico, retenido a bordo del submarino. Describe como entre este hombre y el capitán de la nave -Nemo- surge una complicidad, sostenida en el interés por el descubrimiento y conocimiento de los misterios submarinos. Complicidad que se ve rota en el desarrollo de la novela. El capitán Nemo es sólo un inadaptado que huye de la civilización y de la humanidad. El mar le da todos los recursos que necesita y su explotación le produce grandes beneficios. Este hombre, de personalidad contradictoria, llora la muerte de uno de sus hombres, pero no duda en lanzar a toda velocidad al Nautilus contra un barco, asesinando a toda la tripulación. En mi opinión, Verne no explota suficientemente la personalidad del personaje central de la novela, Nemo, quedando corta la descripción de sus motivaciones y filosofía.



El desenlace de la historia es a su vez también bastante pobre, rematando Julio Verne la novela de forma simplona, defraudando al lector que esperaba un final espectacular que aclarara la trama, la procedencia del Nautilus y de su capitán. Una novela extensa, con descripciones largas de paisajes, fauna y flora, con pocos elementos de acción y suspense que no ha logrado captar mi interés. Recomiendo leer una de las versiones abreviadas y adaptadas, de las muchas que circulan por ahí, a no ser que se quiera combatir el insomnio de forma eficaz.

VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA

Ficha del Libro:



--------------------------------------------------------------------------------



Título: Viaje Al Centro De La Tierra

Autor: Julio Verne

Editorial: Gaviota

I.S.B.N.-10: 8439209095

I.S.B.N.-13: 9788439209096

Nº P´gs: 280



--------------------------------------------------------------------------------







--------------------------------------------------------------------------------



Viaje Al Centro De La Tierra

por Francisco J. Vázquez



--------------------------------------------------------------------------------



Cuando el profesor Lidenbrock entró aquel día de finales de mayo presuroso en su casa portando con él el libro antiguo de Snorre Turleson titulado "Heims-Kringla", jamás pensó que ese sería el principio de una maravillosa aventura de la que él y su sobrino formarían parte activa. Un antiguo manuscrito se encontraba oculto en su interior, un manuscrito achacable al mismísimo Arne Saknussemm, famoso alquimista del siglo XVI, y que daba las claves de la situación exacta dónde se encontraba la entrada al centro de la tierra. ¿Sería eso posible, sería real? Sólo había una manera de comprobarlo.... y es embarcándose en la búsqueda de ese lugar.



"Viaje Al Centro De La Tierra" es quizá una de las novelas más conocidas del insigne escritor francés Julio Verne. Considerada como una de las más impresionantes aventuras de todos los tiempos plasmadas en papel, fue considerada una genialidad de sus contemporáneos y, hoy día, es fuente de admiración, asombro y veneración por muchos.



De las obras de Julio Verne se han hecho multitud de películas adaptando sus textos a la pantalla grande y a la pantalla pequeña. Mucho ha sido el empeño de las multinacionales del cine en reflejar mínimamente lo que Verne nos regaló en cada una de las líneas que escribió. Y si bien es cierto que las películas nos dan una idea del contenido, ni por asomo podrán sustituir jamás el aliento que unas buenas horas de lectura nos pueden proporcionar.



Los personajes, los lugares, las situaciones... todo tiene un halo especial de participación entre lector y autor que hacen que los libros de Julio Verne sean un regalo para la vista.



Hay muchos que leen a Verne, hay otros muchos que consideran que éste autor es antiguo y que sus obras posiblemente no les llenaría. No hay nada para comprobarlo como la experimentación, como hizo el profesor Lidenbrock.... y no hay mejor manera de acercarse a Verne que hacerlo a través de la lectura de el maravilloso libro de "Viaje Al Centro De La Tierra".

SOCIETÉ EDGAR ALLAN POE

▼► ?


skip to main
skip to sidebar

Société Edgar Allan Poe

Tout sur son oeuvre : Collection
CD


dimanche 15 août 2010

Edgard Poe et ses oeuvres - Jules Verne



Publié par rpaul à l'adresse 20:45 Libellés : documents

0 commentaires:

Enregistrer un commentaire



Message plus récent Message plus ancien Accueil Inscription à : Publier les commentaires (Atom) Catégories

articles (7)

audios (31)

documents (5)

vidéos (3)

à propos de (1)

Archives

▼ 2010 (18)

▼ août (10)

POE, Allan Edgar – Hop-Frog

Edgar Allan Poe - biography.com

Edgar Allan Poe bien vivant

Audios divers

Collection Edgar Allan Poe

Edgard Poe et ses oeuvres - Jules Verne

POE, Edgar Allan – Le scarabée d'or

POE, Edgar Allan – Le puits et le pendule

POE, Edgar Allan – Révélation magnétique

Edgar Allan Poe, TheTell-Tale Heart

► juillet (1)

POE, Edgar Allan – Le Masque de la mort rouge

► juin (1)

Edgar Allan Poe - La Barrique d'amontillado

► mai (1)

Edgar Allan Poe - audiocite.net

► mars (3)

POE, Edgar Allan - Le Corbeau (Version 2)POE, Edgar Allan - MorellaPOE, Edgar Allan - Ligeia

► février (1)

POE, Edgar Allan - La lettre volée (version 2)

► janvier (1)

Edgar Allan Poe : Une vie coupée court

► 2009 (29)

► décembre (1) POE, Edgar Allan - La Filouterie considérée comme ...

► novembre (2) POE, Edgar Allan - Petite Discussion avec une momi...POE, Edgar Allan - Aventure sans pareille d’un cer...

► octobre (3) 160 ans après sa mort, les obsèques d'Edgar Allan ...De nouvelles funérailles pour Poe, 160 ans après s...Edgar Poe, précurseur de Jules Verne

► septembre (2) POE, Edgar Allan - ÉléonoraPOE, Edgar Allan - Le Système du Docteur Goudron e...

► juillet (3) Dans l'ombre d'Edgar PoePOE, Edgar Allan - OmbrePOE, Edgar Allan - Aventures d’Arthur Gordon Pym

► mai (3) POE, Edgar Allan - Le CorbeauEdgar Poe, sa vie et ses oeuvres - BAUDELAIRE, Cha...Notes nouvelles sur Edgar Poe - BAUDELAIRE, Charle...

► avril (2) Coup de Poe - bicentenaire de sa naissanceEdgar Allan Poe - biographie

► mars (12) Livres - Edgar PoeEdgar Poe ivre devant ses éditeursPOE, Edgar Allan - Double assassinat dans la rue M...POE, Edgar Allan - MetzengersteinPOE, Edgar Allan - Les Souvenirs de M. Auguste Bed...POE, Edgar Allan - La Lettre voléePOE, Edgar Allan - Le Coeur révélateurPOE, Edgar Allan - Manuscrit Trouvé Dans Une Boute...POE, Edgar Allan - La Vérité Sur Le Cas De M. Vald...POE, Edgar Allan - Le Portrait ovalePOE, Edgar Allan - Une descente dans le MaëlstromPOE, Edgar Allan - Le Chat noir

► février (1) À propos de ...



Tous droits réservés © 2009-2010
RenePaul.net

Chargement...

domingo, 15 de agosto de 2010

Revista Profe » Blog Archive » Desde el centro de la tierra a la Luna!!!

Revista Profe » Blog Archive » Desde el centro de la tierra a la Luna!!!

LIBRO: De La Tierra A La Luna de Julio Verne (De La Terre À La Lune) - [Sinopsis, Criticas, Portada, Curiosidades, Gazapos, Errores, Ultimas Noticias, Resumen, Escritor, Titulo, Ficha, Cartel, Poster, Buscar, Informacion, Avances, Adelantos, Autor, Famoso, Ideas, Trama, Como se hizo, Año, Peliculas, Film, Adaptacion, Version, Historia, Final, Reseña, Peli, Cine, Caratula, Comentarios, Argumento, Protagonista, Personajes, Opinion, Foro, Comprar, A la Venta, Bolsillo, Fecha, Lanzamiento, Original, Cuando Sale, Directa, Leer, Recomendado, Genero, Libros, Novelas, Relatos, Cuentos, Terror, Ciencia-ficcion, Thriller, Suspense, Misterio, Criminal, Policiaco, Fantastico, Gore, Gotico, Onirico, Culto, Horror, Miedo, Fantastico, Saga, Juvenil, Corto, Breve, Literario, Enlaces, Completa, Gratis, Electronico, Digital, Revista, Online, Mejores, Link, Entera, Español, Castellano, Spanish, Mexicano, Argentino, Latino, Hispano, Ingles, English, Book, Nuevo, Best-Seller]

LIBRO: De La Tierra A La Luna de Julio Verne (De La Terre À La Lune) - [Sinopsis, Criticas, Portada, Curiosidades, Gazapos, Errores, Ultimas Noticias, Resumen, Escritor, Titulo, Ficha, Cartel, Poster, Buscar, Informacion, Avances, Adelantos, Autor, Famoso, Ideas, Trama, Como se hizo, Año, Peliculas, Film, Adaptacion, Version, Historia, Final, Reseña, Peli, Cine, Caratula, Comentarios, Argumento, Protagonista, Personajes, Opinion, Foro, Comprar, A la Venta, Bolsillo, Fecha, Lanzamiento, Original, Cuando Sale, Directa, Leer, Recomendado, Genero, Libros, Novelas, Relatos, Cuentos, Terror, Ciencia-ficcion, Thriller, Suspense, Misterio, Criminal, Policiaco, Fantastico, Gore, Gotico, Onirico, Culto, Horror, Miedo, Fantastico, Saga, Juvenil, Corto, Breve, Literario, Enlaces, Completa, Gratis, Electronico, Digital, Revista, Online, Mejores, Link, Entera, Español, Castellano, Spanish, Mexicano, Argentino, Latino, Hispano, Ingles, English, Book, Nuevo, Best-Seller]

EL HIJO DEL RELOJERO: El padre de la ciencia ficción

EL HIJO DEL RELOJERO: El padre de la ciencia ficción

SERRANO, el penultimo hijo de krypton: JULIO VERNE

SERRANO, el penultimo hijo de krypton: JULIO VERNE

LA ESTRELLA DE LOS VIENTOS: Los sueños de Julio Verne

LA ESTRELLA DE LOS VIENTOS: Los sueños de Julio Verne

Archivo:Maitre du Monde illustration Georges Roux 1903.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Archivo:Maitre du Monde illustration Georges Roux 1903.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Dueño del mundo - Wikipedia, la enciclopedia libre

Dueño del mundo - Wikipedia, la enciclopedia libre

miércoles, 11 de agosto de 2010

Les Cinq Cents Millions de la Bégum (1878)

Les Cinq Cents Millions de la Bégum (1878)

Como algo excepcional, como acabo de leer el libro y muchas de esas ilustraciones están en mi libro lo envio, es interesante

martes, 10 de agosto de 2010

YouTube - ‪julio verne‬‎

YouTube - ‪julio verne‬‎

Con este material, vamos a hacer una pausa, hasta octubre,por lo tanto al menos que haya algo que no se pueda posponer, no se publicará nada, el numero de visitas es muy bajo y no se justifica, el envio de material, tan seguido, además en el hemisferio norte está de vacaciones,y en el hemisferio del sur es pleno invierno.

Será entonces hasta despues del 4 de octubre

Javier Coria: FABULOUS WORLD OF JULES VERNE - Part 1 - Karel Zeman

Javier Coria: FABULOUS WORLD OF JULES VERNE - Part 1 - Karel Zeman

Público.es - El libro que Julio Verne no publicó por ser demasiado real

Público.es - El libro que Julio Verne no publicó por ser demasiado real

Correo | Extravagario | "Viaje a contrapelo por Inglaterra y Escocia", una rareza de Julio Verne

Correo Extravagario "Viaje a contrapelo por Inglaterra y Escocia", una rareza de Julio Verne

Javier Coria: CUANDO VERNE FONDEÓ EN LA RÍA DE VIGO

Javier Coria: CUANDO VERNE FONDEÓ EN LA RÍA DE VIGO

domingo, 8 de agosto de 2010

JULIO VERNE el más desconocido de los hombres - El increíble viaje de Julio Verne

JULIO VERNE el más desconocido de los hombres - El increíble viaje de Julio Verne

Un universo de Ciencia Ficción: Julio Verne

Un universo de Ciencia Ficción: Julio Verne

Un universo de Ciencia Ficción: 1894-1921: CUENTOS - H.G.Wells

Un universo de Ciencia Ficción: 1894-1921: CUENTOS - H.G.Wells

Un universo de Ciencia Ficción: 1894-1921: CUENTOS - H.G.Wells

Un universo de Ciencia Ficción: 1894-1921: CUENTOS - H.G.Wells

Master of the World (novel) - Wikipedia, the free encyclopedia

Master of the World (novel) - Wikipedia, the free encyclopedia

Inicio Biblioteca Digital Mundial

Inicio Biblioteca Digital Mundial

Autour de la Lune (1868-1869)

Autour de la Lune (1868-1869)

YouTube - La Vuelta al Mundo en 80 Dias

YouTube - La Vuelta al Mundo en 80 Dias-otro extracto

YouTube - La Vuelta al Mundo en 80 Días - Serie animada

YouTube - La Vuelta al Mundo en 80 Días - Serie animada

Viaje al centro de la tierra on Vimeo

Viaje al centro de la tierra on Vimeo

De La Terre A La Lune on Vimeo

De La Terre A La Lune on Vimeo

20.000 Leguas de viaje submarino on Vimeo

20.000 Leguas de viaje submarino on Vimeo

miércoles, 4 de agosto de 2010

EL NAUTILUS

23 de julio de 1958

EL ¨Nautilus¨ primer submarino nuclear norteamericano.sale de Honololu (islas Hawai)para realiazr un viaje de 3500 km a través del Polo Norte hasta el atlantico

La Isla Misteriosa - Julio Verne - Literatura en dooyoo.es

La Isla Misteriosa - Julio Verne - Literatura en dooyoo.es